Cómo decorar galletas con flores bordadas

FotorFlor4

En el mundo de las galletas decoradas, como en casi todo, hay modas. De repente aparece una galleta “nueva” y en pocas semanas todos los galleteros nos lanzamos, como locos desatados, a buscar la información que nos llevará a lograr esa cookie perfecta. Tras esfuerzos ímprobos y mil sufrimientos que nadie nos había adelantado, terminamos nuestras galletas. Un pelín decepcionados, para qué negarlo, porque no nos quedan como las de la foto.

El último grito desde hace unos meses son las galletas decoradas con flores bordadas o embroidery. Por supuesto yo también he caído, y he sufrido lo mío. Pero como veo que he pillado el concepto y ya es sólo cuestión de práctica -que levante la mano el que de verdad sabía conducir cuando le dieron el carnet- me he animado a hacer mi propio tutorial de principiante, hasta que dentro de un tiempo domine la técnica y haga otro en condiciones.

Para lograr estas bonitas flores necesitaremos emplear un icing de consistencia dura, casi casi como sale cuando acabamos la receta, y una boquilla del número 2.

FotorFlor1.2

La técnica básicamente consiste en trazar los bordes de una flor de 4 o 5 pétalos, poniendo en la parte más externa de los mismos una línea extra de glaseado.

A continuación, con un pincel humedecido iremos arrastrando el icing desde el borde hacia el centro de cada pétalo. Es muy importante no usar un pincel demasiado seco -nos dejaría una textura arenosa- ni demasiado mojado -perdería su textura y quedaría muy plana-. Vale la pena ensayar unas cuantas veces en una galleta antes de empezar en serio, así podremos comprobar el efecto del agua en el pincel y elegir qué acabado nos gusta más.

FotorFlor2

Cuando hayamos hecho todos los pétalos repetiremos la operación para asegurarnos la textura que nos guste. Según mi breve -pero intensa- experiencia, el acabado es mejor si hacemos dos pasadas con el pincel a cada flor.

Tras dejar secar al menos 10 minutos, trazamos otra flor más pequeña dentro de la anterior, mejor si el nuevo pétalo coincide sobre el hueco entre dos pétalos grandes. Repetiremos todo el proceso, dejando secar nuevamente. Y para finalizar podemos hacer una pequeña espiral o un botón como centro de la flor.

FotorFlor3

A los 30 minutos el icing aparentemente está seco, pero conviene dejarlo secar por un mínimo de seis horas -y mejor aún toda una noche- para evitar que se deshaga accidentalmente al manipular las galletas.

FotorFlor5

Este tipo de decoración da trabajo, pero en cuanto se le coge el truco queda realmente muy bonito. En mi opinión resulta très chic cuando se emplea tono sobre tono, con la flor en el mismo color de la base.

Y para los que ya dominen a la perfección esta técnica les sugiero un plan: degustar un par de deliciosas cookies floreadas en una visita al Fairchild; uno de esos maravillosos rincones de Miami donde la Naturaleza te recuerda alegremente que nunca, nunca jamás, le llegarás a la suela del zapato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s