All posts tagged: pincel

Ory

Desde hace un par de meses tengo una nueva hermana. Es tranquila y afectuosa, montañera, bastante asustadiza y muy simpática. Se llama Ory, y mi padre la adoptó de la perrera municipal, donde estuvo viviendo más de un año. Como mis hijas se han vuelto locas con Ory, insisto a mi padre en que venga a visitarnos a Varsovia. Él, que es un padre muy responsable, dice que vendrá cuando su perrita no se hiele con las nieves polacas. A lo que yo, que como hija soy bastante plasta, le propongo una solución mejor: una ropita adecuada para los fríos de mi nueva ciudad. Para ilustrar mi idea, le voy a mostrar estas galletas que hice de perritos con diferentes modelos. Que me sirvieron, además, para desatascar el aerógrafo y estrenar mi nuevo deshidratador –vaya maravilla, no sé cómo no lo compré antes-. En primer lugar hay que hacer unas galletas con forma de perrito. De Alemania me traje este cortador con forma de perro salchicha que me encanta; es fácil de encontrar y barato. Luego cubrir por …

Un paseo por Varsovia

Ahora que empieza el frío -el frío de verdad– había decidido no volver a salir de casa y pasar los días horneando, calentita. Estaba dedicada a mis galletas cuando recibí una interesante propuesta: un tour guiado por el casco antiguo de Varsovia. Decidí dejar secando mis galletas y allá que me fui, con mi bufanda y mi paraguas, a ver las bellezas de esta ciudad y aprender un poco. La historia de Polonia está tan llena de invasiones, guerras y levantamientos que acabas empatizando con los habitantes de este país. Los polacos son enormemente corteses pero serios; después de saber que han sido atacados por suecos, checoslovacos, lituanos, prusianos, rusos, ucranianos, turcos y alemanes, y haber sobrevivido a 35 años de gobierno comunista, soy un poco más tolerante con su carácter, tan diferente al español y al latino. La ciudad de Varsovia resultó completamente destruida y la mayor parte de las antigüedades que disfrutamos ahora son reconstrucciones que se hicieron a partir de los años 80. A pesar de todo, la ciudad tiene rincones realmente preciosos que permiten …

Galletas decoradas para bautizo

Tengo mucho cariño a Mila, una niña a la que aún no conozco en persona pero ya se ha llevado dos tandas de galletas en su honor: las del baby shower y ahora las de su bautizo. Su encantadora mamá me pidió que le hiciese unas cruces sencillas y bonitas. Y eso me fascina: una directriz clara y bastante libertad; no se me puede hacer más feliz como galletera. Para empezar, utilicé un cortador sencillo con forma de cruz. Pero no acabé muy contenta con el resultado: no había dos galletas iguales, aparecían curvas donde debía haber rectas… en definitiva, la fase de horneado me pareció un desastre, y aún no sé muy bien qué falló. Estuve toda una tarde pensando que debía comerme las 36 cruces y emprender otro proyecto, pero finalmente decidí armarme de valor, ahorrarme las calorías y salvar mis cruces. Orgullo de doctorcookies. Así que pensé que necesitaba lo siguiente: 1. Un color blanco bonito de base 2. Una decoración luminosa pero no recargada para animar el blanco 3. Un pequeño detalle de color (¡es un bautizo de una niña!) 4. Y …