All posts tagged: flores

2019, año del cerdo

Cuando vives en un país tan internacional como Canadá y sobre todo en una ciudad como Toronto, acabas aprendiendo muchísimo sobre otras culturas. Para ser más precisos, primero se te caen los topicazos y luego aprendes. Un día invité a una amiga china a casa con sus hijas. Me había pasado tres horas buscando un té bueno para ofrecerle y me tocó ir a toda prisa al Ikea a por una tetera,  pero ella me sorprendió diciéndome que en China les encanta el café, y mejor si es expreso y del bueno. Me habló sobre su decisión de buscar una buena educación para sus hijas, de los derechos de la mujer, y de muchas cosas sobre la vida en Shangai de las que yo no tenía ni idea. Me doy cuenta de que soy una paleta y no sé nada sobre China, ni sobre muchísimas otras cosas. Pero como hay tantos chinos en mi barrio, me toca aprender, y qué mejor forma de empezar que con unas galletas dedicadas al año nuevo chino. El año …

Más flores

Echando un vistazo a mi Pinterest veo que, sin proponérmelo demasiado, la decoración que más repito en mis galletas son las flores. No me extraña nada, porque soy una apasionada de las flores y en mi casa nunca faltan. Estas que os presento hoy son las típicas galletas para aprovechar restos. Después de hacer las de otoño y otras que pronto conoceréis, me sobraban muchos restos de icing de varios colores, y para mí eso significa que es el momento perfecto para hacer algo de color negro -si no sabéis por que, no os perdáis el post sobre icing negro-. En este caso le di un toque gris azulado que en las fotos no sé si se aprecia demasiado. El icing oscuro lo hice con una consistencia de relleno 5 segundos. El rosa y el amarillo en una consistencia más firme, 15 segundos. Y el blanco que usé para los detalles lo dejé casi de origen. Además he comenzado a utilizar bolsas sin boquilla, y por el momento debo seguir practicando porque no me está resultando nada fácil. Tienen …

Paleta de color

Desde que comencé a hacer galletas, mi ídola galletera siempre fue SweetSugarbelle; una mujer corriente, madre de familia, que ha creado escuela a nivel mundial con su estilo de decoración de galletas. Sus galletas tienen un toque muy limpio y simple que entra por los ojos por dos razones: a) porque son galletas sencillamente perfectas y b)  porque combina como nadie el color Gracias a ella comencé a valorar la importancia de trabajar con el color. Es decir, en lugar de hacer los colores como salgan, hay que tratar de hacer con el icing paletas de color. De esta forma podremos combinar galletas de distintas formas y diseños creando un conjunto armónico siempre. Conseguir paletas de color bonitas es tan sencillo como escribir paletas de color en la barra de Google o en Pinterest. Sin ir más lejos, el tablero sobre color de Sugarbelle es de lo más inspirador. Pero hay muchas más herramientas estupendas a nuestro alcance, utilizadas diariamente tanto por diseñadores gráficos como por decoradores y fotógrafos. Una muy sencilla son las webs del …

Llega la Navidad

¡Ya la tenemos aquí! No sé qué tiene la Navidad, pero cuando está a punto de llegar, parece que nos damos cuenta de golpe de que ya ha pasado un año entero. Así, de un plumazo. Con el frío que hace ahí fuera me da más gusto que nunca estar bien pegadita al horno, decorando galletas en clave navideña. Y mientras voy dejando caer litros de icing rojo y verde -y oro, mucho oro- sobre las galletas, pienso en los avances galleteros que he hecho este año y en los que aún me faltan por hacer. Como casi siempre, mi lista de cosas por aprender crece a un ritmo mucho mayor que el de las cosas aprendidas. Esto me da mucha alegría; la de momentos buenos que espero seguir pasando dedicada a las galletas. Y mientras doy vueltas a mil ideas, las galletas de Navidad van tomando forma. Unas elegantes puertas decoradas, que parecen invitarnos a entrar. Me encantan los pomos de puerta, unas perlitas doradas que encontró mi hija en el supermercado. Los clásicos copos de nieve. Esta vez …

Valentina entre flores

Valentina es tan preciosa que cuesta creer a sus padres, que van por ahí diciendo que es un bichito. Es que tiene una carita de ángel que no hay quien resista, y cuando se junta con mi hija pequeña son capaces de sacarme lo que se propongan. Vaya, que Valentina dice flores y se las hago con todo el amor del mundo. Con sus mariposas y todo. Para hacer unas galletas como éstas necesitaremos: -Galletas muy ricas con esta receta –Icing de delineado y relleno en tonos blanco, verde y morado –Icing de delineado en color negro -Aerógrafo con pintura de color verde azulado -es opcional, pero le da un plus– –Sprinkles, por ejemplo en forma de perla -Unas mariposas impresas en papel comestible, como estas tan maravillosas de oblea que compré en Postreadicción Comenzaremos horneando nuestras galletas con forma de flores y hojas de diferentes tamaños, y les pondremos palito para luego poder presentarlas a modo de ramo. Por otro lado, prepararemos icing de colores que combinen bien entre ellos. Yo lo tuve fácil, porque me …

Come what may

Dentro de mí hay una romántica empedernida, lo asumo. Aunque durante mis años de edad del pavo me encantaba mostrar lo dura que soy, ahora ya puedo reconocer que no. Me gusta que triunfe el amor hasta en las películas pastelosas, y si puede ser con happy end mejor que mejor. Me entristece que se separen las parejas, y no puedo evitar emocionarme cuando veo esos viejitos que después de una vida juntos acaban muriendo con cinco minutos de diferencia. Algunos amargos lo llamarán dependencia; para mí eso sin duda es amor. Por eso, todas las galletas que me piden por amor ya cuentan con un plus cuando me pongo a hacerlas. Porque me alegra estar presente, aunque sea a través de unas cookies, en los momentos felices de las personas a las que quiero. La vida es dura y a veces la apisonadora pasa inexorable por encima de parejas maravillosas. Así que los 10 años de casados de R. y C. me han dado doble alegría; la de que hayan llegado hasta aquí con ganas de más, …

Galletas decoradas de oso panda

Si existiese la L.O.C.T.M -la Lista Oficial de Cosas Tiernas y Monas- seguramente veríamos en primer lugar a algún precioso bebé. Los bebés inspiran amor y ternura por donde los mires, están tan bien diseñados que no hay quien se pueda resistir. También estoy convencida de que algunas crías animales se llevarían premio en esta lista ficticia: los gatitos, los cachorritos de perro, los oseznos. Los bebés gustan casi en cualquier presentación. Resultar monísimo en la edad adulta ya se va complicando un poco más. En la especie humana hay algunos casos extraordinarios, como Patrick Dempsey o Mark Ruffalo; tipos que inspiran una ternura tal que dan ganas de llevártelos a casa. Pero entre los animales sin lugar a dudas se lleva la palma el oso panda. Con esos ojitos manchados, tan suavito, lamiendo sus hojitas de bambú con esa cara de bueno. Como las galletas de Patrick Dempsey se me resisten por ahora, y además llevaba casi un año queriendo hacer unas de osos panda, me lancé a por los ositos como excusa para poder …

Cómo petrificar flores y hojas sobre una galleta

Creo que todos los decoradores de galletas somos amantes del arte efímero, esas pequeñas joyas que llena de alegría recibir, pero están llamadas a desaparecer en un tiempo más o menos corto. Las galletas decoradas con hojas y flores comestibles responden totalmente a esa categoría; son preciosas pero no duran demasiado una vez abandonan el refrigerador. Por este motivo me puse a investigar un poco sobre distintas posibilidades de hacerlas algo más duraderas, y tras algunos fracasos encontré algo que me ha gustado tanto que la pienso repetir. Porque amigos, la solución es la petrificación. Yo no he inventado nada. Primero empecé a experimentar con merengue y azúcar, y luego encontré en la red que -como siempre- casi todo está inventado y mejor de lo que hago yo. Pero aún así me gustó dar con esta sencilla técnica, que hace un bonito juego de palabras en inglés; petrify y prettify. Algo así como petrificar y embellecer. Lo podemos hacer con cualquier receta de galletas –aquí está la mía– y con cualquier flor comestible u hoja, aunque resultará más fácil si …

Galletas decoradas con flor comestible

No puedo evitar sentir fascinación por el mundo de las flores. No soy una entendida, ni muchísimo menos, pero disfruto enormemente viendo flores bonitas, recibiéndolas como regalo y aprendiendo sobre ellas. Este año incluso tuve la oportunidad de hacer un par de cursos de arreglo floral y he de decir que me quedé con ganas de más. Como casi todo lo que me gusta acabo reinterpretándolo para convertirlo en galleta, hace ya tiempo que estoy con la idea de poner flores y plantas reales en las galletas. El año pasado hice unas sencillamente pegando pétalos con piping gel, y ahora he empezado a investigar un poco más. Flor comestible es aquélla que puede ser consumida con las máximas garantías de seguridad para nuestra salud; esto es, que no sea tóxica por sí misma ni haya sido tratada con químicos perjudiciales. Además hay que ser cautos con los pólenes y la posibilidad de sufrir alergias. Puedes encontrar más información sobre flores comestibles aquí, aquí o aquí. Las flores comestibles no son siempre fáciles de encontrar. Mientras vivía en Miami las …

Flores para mamá

Mi madre, además de una mujer fuera de serie y un verdadero fenómeno de la naturaleza, es una loca de las plantas y las flores. Es capaz de plantar un huerto casi en cualquier parte, sabe los nombres de las flores en latín y ver con ella un jardín botánico es tan apasionante que acaba por ser un suplicio, porque no se deja un cartelito sin leer. Ahora que soy mamá, valoro doblemente todo lo que ella es y hace, y he aprendido a reconocer su enorme mérito. El que le hizo falta para sacar adelante junto a mi padre una familia de 7 hijos, y mantener a la vez una profesión. El hecho de que haya sido un poco sargenta me parece ahora inevitable, ya hasta le veo su encanto. El caso es que de niña no recuerdo a mi madre leyendo un libro o viendo una película entera hasta el final; llegué a pensar que era una mujer sin más hobbies que su familia y su trabajo. Error. Lo que no tenía mi madre era un minuto para sí misma. …