All posts filed under: tutorial

Galletas decoradas de barco pirata

Para hacer unos barcos piratas no demasiado complicados, conviene tener un cortador con forma de barco. Usando icing marrón oscuro trazaremos primero el palo superior de la vela y el contorno del casco, con una boquilla del número #2. Y con el mismo icing rellenaremos el casco del barco. Inmediatamente, sin dar tiempo a que se seque, trazaremos un par de líneas con icing negro -puedes conseguir un icing negro de verdad con ayuda de este tutorial-. Y con un punzón haremos las líneas negras más irregulares. Cuando tengamos seco el icing marrón, ya podemos hacer las velas del barco. Para lograr un tono bonito de blanco puedes seguir estos consejos. Hay que trazar el borde con una boquilla del número #2, rellenar inmediatamente y con ayuda del punzón  arrastrar el icing blanco para atar las velas al palo. Dejaremos secar el blanco de las velas antes de seguir. Bastarán 2-3 horas al aire libre o 40 minutitos de deshidratador. Una vez bien seca la capa de arriba, vamos a envejecer las velas. Para ello iremos aplicando suavemente un poco …

Canción del pirata

Con diez cañones por banda, Viento en popa a toda vela, No corta el mar, sino vuela Un velero bergantín: Bajel pirata que llaman Por su bravura el Temido, En todo mar conocido Del uno al otro confín. La luna en el mar riela, En la lona gime el viento, Y alza en blando movimiento Olas de plata y azul; Y ve el capitán pirata, Cantando alegre en la popa, Asia a un lado, al otro Europa Y allá á su frente Stambul.   «Navega, velero mío, Sin temor, Que ni enemigo navío, Ni tormenta, ni bonanza Tu rumbo a torcer alcanza, Ni a sujetar tu valor.  »Veinte presas Hemos hecho A despecho Del inglés, Y han rendido Sus pendones Cien naciones A mis pies. Que es mi barco mi tesoro, Que es mi Dios la libertad. Mi ley la fuerza y el viento, Mi única patria la mar. (…) «¡Sentenciado estoy a muerte! Yo me río : No me abandone la suerte, Y al mismo que me condena Colgaré de alguna entena, Quizá en …

Cómo elegir el cortador perfecto

Hice estas galletas de búhos para el pasado San Valentín; la verdad es que trabajo bastante y a veces se me quedan algunas en el tintero sin publicar. Pero no quería que estas galletas cayesen en el olvido porque me gustan mucho, y porque me permiten hablar de un tema muy interesante para mí: de los cortadores o cookie cutters. Los cortadores son uno de los mayores vicios de las galleteras. Está claro que cualquier diseño puede hacerse con una galleta redonda, cuadrada o cortada a mano, pero hacer cada cookie con su propia forma y usar para ello un cortador diferente es algo totalmente irresistible. Todas las galleteras somos compradoras un poco compulsivas de cortadores, pero luego nos enamoramos de uno y lo usamos para todo. Esto es lo que me sucedió con estos búhos, el enésimo uso de mi cortador de muñeco Playmobil que ya había utilizado por ejemplo AQUÍ y AQUÍ. La elección de un cortador es un tema totalmente personal: ¿caseros o comprados? ¿plástico o metal? ¿baratos o caros?. Los cortadores metálicos son los más …

Pascua florida

El segundo de mis proyectos de Pascua han sido estos huevitos con flores, sencillos a la par que elegantes, y que se decoran en un momento. La técnica es realmente fácil de hacer, sólo necesitamos lo siguiente: -Galletas con forma de huevo, cubiertas con icing de color blanco y completamente secas -Una plantilla o stencil de flores –cada vez me estoy haciendo más adicta a los stencils, que alguien me pare- -Un lápiz no tóxico –Icing en consistencia intermedia –7 u 8 segundos- en color rosa, verde, amarillo y blanco -Boquillas del número #2 Podremos empezar a trabajar una vez tengamos nuestras galletas de base bien secas. Si no es así, es posible que las estropeemos al trabajar sobre ellas, como me sucedió a mí con estas. Simplemente buscaremos un stencil con el patrón que queremos transferir a nuestra galleta y lo trazaremos suavemente con el lápiz, con cuidado de no apretar demasiado. A continuación, iremos dando color con icing los pétalos y las hojas. Como siempre, la consistencia del icing es la clave. Queremos que nuestro glaseado …

Jurassic cookie

Dicen que los borrachos y los niños dicen siempre la verdad. Yo por eso temo a los niños cuando se trata de opinar sobre unas galletas. Un Spiderman mal hecho o una princesa Disney rarilla podrían engañar a mi abuela, pero desde luego a un niño no. Así que con estas galletas de dinosaurios sufrí verdadero pánico escénico hasta que la mamá me dijo que a mi pequeño cliente le habían gustado mucho. Para mi sobrino M. dibujar un dinosaurio es algo tan natural como para mí respirar o comer. Pero yo, a mis XXX años, nunca había dibujado uno; no sabía ni por dónde empezar. Así que me tocó documentarme un poco. Porque no es igual un niño de 2 años –al que le puede encantar un dinosaurio dulce– que un niño más mayor –a los 7 años, los depredadores son la única opción posible-. Nuestro amiguito cumplía 4; un T. Rex malo pero no demasiado asesino fue mi decisión. Y como en esta vida es ponerse, conseguí al fin dibujar el mío después de mucho buscar por la red …

Tres colores y una galleta

He aquí un pequeño juego galletero que hice el otro día. Tenía que hacer unas galletas muy coloridas para un cumpleaños, así que se me ocurrió experimentar con el fondo o background antes de decorar las galletas con el dibujo de una tarta. Me propuse utilizar tres colores de icing -frambuesa, turquesa y amarillo-, mezclarlos con un poco de vodka y aplicarlos de formas diferentes a ver qué pasaba. Y estos fueron los resultados de mi experimento, con el que pasé una de las mejores mañanas galleteras desde que empecé a dedicarme a esto. 1º Qué pasa con las galletas cuando aplicamos el color dando toques con un pincel mediano. Mezclaremos el icing coloreado con unas gotas de vodka y lo aplicaremos con un pincel no demasiado duro. La técnica consiste en dar toquecitos sobre la glasa con el pincel bien mojado, haciendo un dibujo similar a los pétalos de una flor. Y haremos lo  mismo con los tres colores, dejando secar entre uno y otro para evitar que se nos mezclen. El resultado del experimento nº1 me sorprendió; da la impresión …

Galletas de Han Solo en carbonita

Suelo pasar ratos buceando por la red buscando cositas para mis galletas, y aunque me gusta comprar en tiendas buenas -y si son españolas aún mejor- la verdad es que en eBay o Aliexpress encuentro bastantes artículos made in China, a veces de mala calidad, pero tan baratos que los acabo comprando para probar y experimentar. Esta vez me topé con un molde de silicona de Han Solo atrapado dentro de la carbonita que se vende para hacer cubitos de hielo, pero también puede servir para decorar unas galletas. Así que si eres una de esas personas con un hijo o marido o amigo fan de Star Wars -¡o tal vez tú mismo!-  y no has hecho galletas nunca, esta es la ocasión perfecta para hacer unas nivel principiante, y que tus niños y sus amigos piensen que eres más guay que George Lucas. Para hacer estas galletas necesitarás: -Masa de galletas, fácil de hacer con esta receta. Hay que tener la masa preparada, estirada y bien fría antes de empezar a decorar. -Un molde de silicona; en …

Gingerbread Man

Una de las figuras más típicas de la Navidad es el Hombrecito de Jengibre o Gingerbread Man, personaje nacido de un cuento del siglo XIX. Como el relato es un poco cruel y el simpático hombrecillo acaba siendo devorado por un zorro, decidí hacer con mis galletas un tutorial para darle un final menos triste: un delicioso baño en chocolate caliente con marshmallows. Por supuesto, aquí no hay jengibre  ni chocolate, sino deliciosas galletas de mantequilla y glaseado con royal icing. Para comenzar, utilizaremos un cortador de Gingerbread Man al que daremos un corte limpio por la mitad. También debemos hornear galletas de forma circular con un diámetro adecuado para poner en las tazas que tengamos en casa. Una vez hayamos horneado nuestros muñequitos, los cubriremos por completo con icing en textura de relleno en el color que más nos apetezca. Yo con marfil y marrón conseguí este tono ocre que me encanta. Cuando la capa de icing esté completamente seca -en la foto podéis ver a los muñequitos felices tras salir de mi nuevo deshidratador, pronto os hablaré de él- procederemos a decorar el …

Cómo copiar imágenes a una galleta (II): Kopykake

El Kopykake es, de lejos, uno de los mejores regalos que se puede recibir el día de la madre, o del padre, o por cualquier motivo. Una vez que tenemos resueltos los básicos –unos buenos brillantes en las orejas y un bolso de marca- claro está. Mi pequeñín ha sido un regalazo de esos que sería capaz de ponerme junto a la cama para mirar cada mañana al despertar. Lo de pequeñín es cariñoso. Porque en realidad es un trasto que una vez montado mide 60 cm de alto x 40 cm de ancho y pesa casi 7 kilitos. Cuando uno se da cuenta de sus verdaderas dimensiones decide que tampoco es cuestión de andar montando y desmontando tornillos a diario, y definitivamente si vives en 20 metros cuadrados, el Kopykake no es tu juguete. El Kopykake es un instrumento mecánicamente sencillo, que a través de una bombilla, un espejo y una lente permite proyectar la imagen que queramos sobre cualquier superficie: una mesa, una tarta, y por supuesto sobre galletas. Tiene una capacidad de reducir las imágenes al 75% y aumentar un 300% …

Cómo pegar sprinkles a una galleta

Fijar pequeñas decoraciones o sprinkles a nuestras galletas es bien sencillo. Aunque por supuesto hay muchos modos de hacerlo y cada galletero tiene sus trucos y materiales preferidos. El primer paso es elegir unos sprinkles (también llamados jimmies, nonpareils y de mil formas más) que nos gusten, lo cual es bastante fácil. Podemos comprar un botecito donde vengan ya mezclados o mezclarlos nosotros mismos. Incluso hay artistas de la talla de Sweetapolita que tienen una tienda exclusiva para sprinkles. Los hay de caramelo, chocolate o simplemente de azúcar coloreado. Suelen ser caritos, pero bien empleado un envase puede durar una eternidad. Una vez que pongamos sobre la galleta el pegamento, podemos espolvorear los sprinkles por encima. Esto es adecuado si queremos dar sólo un pequeño toque, como hice, por ejemplo, en algunas de mis galletas de maquillaje. Otra opción es meter la galleta en una piscina de sprinkles, sobre todo si queremos que cubran por completo ciertas áreas de la galleta. Este segundo es en mi opinión más limpio y práctico, y hace más fácil reciclar lo que no hayamos utilizado. Es el método que utilicé con mis galletitas …