All posts filed under: sprinkles

Make a wish

Estas que os presento hoy son las galletas que me encargaron para el cumpleaños de una niña llamada Gabi. Como ya cumplía 10 y a esa edad se acabaron las princesas -esto va muy rápido- su mamá me enseñó fotos de unas galletitas de las que se había enamorado perdidamente por Instagram. Se trataba de un precioso set de Natsweets con el lema make a wish, piensa un deseo. Natsweets es una gran galletera, con un control impresionante de paletas de color; os recomiendo disfrutar un paseo por su Instagram. No me gusta copiar galletas así a las bravas, pero no quería dejar pasar un flechazo como este, así que le prometí unas galletas más o menos iguales. Por supuesto pedí permiso a la autora original, no tanto por hacer las galletas sino por mostrar las fotos. Natasha me respondió encantadora, dándome su autorización. Dividí entonces este encargo en dos partes: la primera un set para la cumpleañera, para desearle mucha felicidad en un día tan importante. Traté de que fuesen parecidas a las originales …

Galletas María

Los que tengáis una hermana menor sabréis que suelen ser muy pesadas. De pequeñas les encanta perseguirte a todas partes, meterse en todos tus asuntos y no te dejan ni respirar. Luego crecen y se hacen más listas que el hambre, se salen con la suya casi siempre y parece que los padres las consientan mil veces más de lo que hicieron contigo. Así son ellas. La mía, además de todas esas cosas, resulta que es una chica bastante maja. Por eso, cuando se pone pesadita con un tema le acabo haciendo caso, que tampoco me cuesta tanto. Y si ella me dice que quiere salir galletizada en mi Instagram y que ponga Maria in progress, pues nada, a esperar la inspiración oportuna. Ya una vez hice una María en unas galletas del día de la madre, y no hay que olvidar que galletas maría hay millones en el mundo, doradas y sin dorar. Pero si mi hermana quiere convertirse en galleta, quién soy yo para decirle que no. La inspiración llegó finalmente uniendo dos conceptos que parecían …

Emma cumple 6

Las galletas que preparé para el sexto cumpleaños de la simpática Emma me vienen muy bien para contaros cómo suelo hacer habitualmente las galletas con niñas o muñequitas. Se trata de galletas nada complicadas y muy resultonas, en las que el único punto fundamental es acertar con la textura del glaseado. Haremos estas galletas en tres pasos: Dibujar con lápiz sobre la galleta lo que queramos, preparar un icing perfecto y dejar secar cada parte para que no se mezclen los colores. Un icing correcto nos hará pasar un excelente rato decorando, pero de lo contrario puede suponer un estrés. Por eso, si mi icing no está perfecto cuando empiezo a decorar, prefiero perder media hora en ponerlo en su punto que pegarme dos días maldiciendo cada vez que se me desgracia una galleta. Lo que hago es aplicar la sabia teoría sobre parquímetros y multas de mi amiga Claudia: por ahorrar un dólar no se pagan 20. Para hacer este tipo de galletas necesitaremos icing de consistencia espesa, para que quede mas gordito y no se nos desparrame; la ideal …

Llega la Navidad

¡Ya la tenemos aquí! No sé qué tiene la Navidad, pero cuando está a punto de llegar, parece que nos damos cuenta de golpe de que ya ha pasado un año entero. Así, de un plumazo. Con el frío que hace ahí fuera me da más gusto que nunca estar bien pegadita al horno, decorando galletas en clave navideña. Y mientras voy dejando caer litros de icing rojo y verde -y oro, mucho oro- sobre las galletas, pienso en los avances galleteros que he hecho este año y en los que aún me faltan por hacer. Como casi siempre, mi lista de cosas por aprender crece a un ritmo mucho mayor que el de las cosas aprendidas. Esto me da mucha alegría; la de momentos buenos que espero seguir pasando dedicada a las galletas. Y mientras doy vueltas a mil ideas, las galletas de Navidad van tomando forma. Unas elegantes puertas decoradas, que parecen invitarnos a entrar. Me encantan los pomos de puerta, unas perlitas doradas que encontró mi hija en el supermercado. Los clásicos copos de nieve. Esta vez …

Cómo hacer un gradiente de color con icing

Los cactus están de moda. De repente el mundo se ha llenado de cactus por todas partes; relojes con forma de cactus, camisetas y bolsos pintados con cactus; a ratos hasta la gente anda un poco cactus. Vaya usted a saber por qué. Como a mí me hacen mucha gracia, decidí apuntarme a la tendencia y hacer galletas cactus. Y de paso probar a decorar con icing en gradiente o degradé. Si queremos hacer unas galletas decoradas con gradiente de color podemos optar por usar el aerógrafo, o bien por el método clásico, mezclando icing en varias tonalidades, como hice yo en estos cactus. Para hacer los colores, puse varios boles con icing blanco y a cada uno le añadí una cantidad creciente de icing coloreado. En este caso concreto de mis cactus, tenía azul, rosa y amarillo sobrantes de otras galletas que acababa de terminar. Al primer bol le puse sólo dos gotas, al siguiente 3, luego 4, al otro 6… para lograr tonos que fuesen desde el blanco hasta el color más intenso. Lograr un acabado bonito de los colores …

Cómo pegar sprinkles a una galleta

Fijar pequeñas decoraciones o sprinkles a nuestras galletas es bien sencillo. Aunque por supuesto hay muchos modos de hacerlo y cada galletero tiene sus trucos y materiales preferidos. El primer paso es elegir unos sprinkles (también llamados jimmies, nonpareils y de mil formas más) que nos gusten, lo cual es bastante fácil. Podemos comprar un botecito donde vengan ya mezclados o mezclarlos nosotros mismos. Incluso hay artistas de la talla de Sweetapolita que tienen una tienda exclusiva para sprinkles. Los hay de caramelo, chocolate o simplemente de azúcar coloreado. Suelen ser caritos, pero bien empleado un envase puede durar una eternidad. Una vez que pongamos sobre la galleta el pegamento, podemos espolvorear los sprinkles por encima. Esto es adecuado si queremos dar sólo un pequeño toque, como hice, por ejemplo, en algunas de mis galletas de maquillaje. Otra opción es meter la galleta en una piscina de sprinkles, sobre todo si queremos que cubran por completo ciertas áreas de la galleta. Este segundo es en mi opinión más limpio y práctico, y hace más fácil reciclar lo que no hayamos utilizado. Es el método que utilicé con mis galletitas …