All posts filed under: Sin categoría

Cambio de aires

Ya habréis notado que últimamente publico pocas galletas. La razón es bien sencilla: hago pocas galletas. Tras varios años dedicada a viajar por el mundo con mi faceta cookies, desde hace unos meses he vuelto a vivir en mi país y a dedicarme a mi carrera original. He vuelto a trabajar como médico y no logro encontrar el momento para ponerme a hornear y decorar. ¡Y lo estoy echando mucho de menos! Como por ahora no tengo tiempo para hacer encargos, intento mantener mi actividad galletera al menos para ir haciendo cositas que me apetezcan. Aunque me pase como con estos pajaritos, que parecía que no iba a terminar nunca: decorarlos me llevó casi una semana. Estrené este maravilloso cortador con la idea de hacer unos pájaros de colores otoñales y bonitos. No me tuve que complicar mucho para conseguirlos porque tengo los preciosos colores de Rainbow Dust: el púrpura y el verde oliva son tan cual salen del bote. El rosa  y el anaranjado sí los trabajé un poco más para que fueran tonos acorde con …

Dolly Dingle

En uno de los más recientes retos de Cookie Connection, nos propusieron hacer unas galletas de estilo vintage. Siempre me juro a mí misma que ya no voy a hacer más galletas para retos, pero la verdad es que me pareció divertida la idea y me animé a hacer unas galletas de Halloween con inspiración vintage –otro día os explicaré por qué estoy publicando las galletas de Halloween en diciembre…-. Siempre cuento que la fiesta de Halloween que he vivido en mis años americanos es una fiesta preciosa en la que los niños disfrutan muchísimo, nada que ver con la explosión gore de España. En Estados Unidos las casas se decoran de manera terrorífica, pero los disfraces no tienen por qué ser de muertos ni fantasmas, sino que las calles se llenan de princesas y superhéroes felices que van pidiendo caramelos. Aunando estas dos ideas, los disfaces bonitos y el vintage, pensé en esas muñequitas antiguas de los recortables, que se ponían un vestido encima para transformarse en indias, en flamencas o en jardineras. Una …

Paleta de color

Desde que comencé a hacer galletas, mi ídola galletera siempre fue SweetSugarbelle; una mujer corriente, madre de familia, que ha creado escuela a nivel mundial con su estilo de decoración de galletas. Sus galletas tienen un toque muy limpio y simple que entra por los ojos por dos razones: a) porque son galletas sencillamente perfectas y b)  porque combina como nadie el color Gracias a ella comencé a valorar la importancia de trabajar con el color. Es decir, en lugar de hacer los colores como salgan, hay que tratar de hacer con el icing paletas de color. De esta forma podremos combinar galletas de distintas formas y diseños creando un conjunto armónico siempre. Conseguir paletas de color bonitas es tan sencillo como escribir paletas de color en la barra de Google o en Pinterest. Sin ir más lejos, el tablero sobre color de Sugarbelle es de lo más inspirador. Pero hay muchas más herramientas estupendas a nuestro alcance, utilizadas diariamente tanto por diseñadores gráficos como por decoradores y fotógrafos. Una muy sencilla son las webs del …

Galletas para primera comunión

Acabo de declarar oficialmente cerrada la temporada de galletas para primera comunión, y os voy a contar algunas de las que he hecho este año por si pueden servir de inspiración para vuestras galletas. He horneado muchas pero de algunas no tengo buenas fotos, así que nos olvidamos de ellas. Las primeras que hice, ya conocidas por los seguidores de doctorcookies.com, son las de mi sobrino Mateo. Un diseño clásico como los recordatorios de toda la vida, con el pan y el vino como motivos principales. Los que quieran saber más, pueden pinchar AQUÍ o sobre la foto para acceder al post completo. Para los niños asistentes a la primera comunión de Mateo quise hacer unas galletas más simpáticas, así que con un cortador rectangular hice estos Carnets de amigo de Jesús con la cara de mi sobrino y la fecha de su comunión. El fondo o background es el mismo que en las otras -aerografiado perla sobre fondo blanco- y las letras las hice con rotulador alimentario negro y azul. Obviamente esos borrones los he hecho …

Cómo hacer icing color carne

Dicen por ahí que internet es la universidad de las galleteras, y en mi caso no puedo negarlo. Cada vez que me surge alguna duda voy a google y hale, ahí está la respuesta, con suerte hay hasta vídeo explicativo. Quizá por eso dedico tiempo a contar mis experiencias en forma de tutorial; porque pienso que a otro galletero puede que le ayude, aunque sean cuestiones sencillas. Y como recuerdo perfectamente cuando busqué cómo hacer el color carne o piel en icing, ahí va mi experiencia en cinco pasos: Primero: hacer icing blanco. Segundo: teñir el blanco con un poco de colorante crema o ivory. Tercero: añadir una cantidad muy pequeña de rosa -ojo con el rosa, es traicionero y a la mínima se nos hace fucsia-. Cuarto: si tenemos un color demasiado fuerte, vale la pena poner 2 ó 3 gotitas de colorante blanco para rebajar la intensidad. Sobre todo teniendo en cuenta que con el paso de las horas todos los colores tienden a oscurecerse. Y quinto: jugar con otros dos colores, amarillo o marrón, …

9 de octubre

Creo que todos los países huyen como pueden de los tópicos, pero no es fácil escapar de ellos. Ni todos los italianos comen spaghetti en camiseta de tirantes, ni todos los mexicanos dicen manitooo, ni todos los españoles bailan flamenco. De hecho, la mayor parte no tenemos ni idea. La España del torero y la flamenca existe, no vamos a negarlo, pero empieza a ser un poco cansino que pese habernos convertido en un país moderno y cosmopolita no logremos quitarnos de encima esa imagen algo rancia. Sobre todo, porque puestos a hablar de tradición española, tenemos una riqueza tan enorme que es una pena simplificar todo a la flamencas y toreros, que por cierto no pasan por sus mejores horas. Como soy valenciana de adopción tardía, he podido conocer algunas de las tradiciones de la Comunidad Valenciana y a pesar de no ser ninguna experta, presumo de haber disfrutado enormemente todas las fiestas que me he cruzado; las Fallas de Valencia las que más. Con sus tópicos también, por supuesto. Me dio muchísimo gusto pintar a mano para …

Ory

Desde hace un par de meses tengo una nueva hermana. Es tranquila y afectuosa, montañera, bastante asustadiza y muy simpática. Se llama Ory, y mi padre la adoptó de la perrera municipal, donde estuvo viviendo más de un año. Como mis hijas se han vuelto locas con Ory, insisto a mi padre en que venga a visitarnos a Varsovia. Él, que es un padre muy responsable, dice que vendrá cuando su perrita no se hiele con las nieves polacas. A lo que yo, que como hija soy bastante plasta, le propongo una solución mejor: una ropita adecuada para los fríos de mi nueva ciudad. Para ilustrar mi idea, le voy a mostrar estas galletas que hice de perritos con diferentes modelos. Que me sirvieron, además, para desatascar el aerógrafo y estrenar mi nuevo deshidratador –vaya maravilla, no sé cómo no lo compré antes-. En primer lugar hay que hacer unas galletas con forma de perrito. De Alemania me traje este cortador con forma de perro salchicha que me encanta; es fácil de encontrar y barato. Luego cubrir por …

Galletas elegantes en cuarenta minutos

Aunque decorar galletas sea todo un placer, en ocasiones necesitamos hacer unas a toda velocidad, pero queremos que nos queden tan bonitas como siempre. Así que os presento uno de esos ejemplos de una galleta hecha en un ratito que puede darnos grandes satisfacciones, porque es preciosa a la vez que sencillísima de lograr. He de reconocer que en realidad el título tiene trampa, porque ninguna galleta debe hacerse sin dejar reposar la masa al menos un par de horas en el refrigerador. Pero si tenemos la masa estirada y refrigerada, os aseguro que en menos de cuarenta minutos podemos tener unas cuantas de estas monadas listas. La primera parte es efecto crackle o craquelado, cuya técnica debo enteramente al fantástico blog de Verónica Castañon, Con azúcar y algodón. En el enlace podéis aprender a hacer este efecto, que es muy sencillo y básicamente consiste en pintar la superficie de la galleta cruda con colorante en polvo diluido en vodka, y hornearla a una temperatura algo menor de la habitual. Como de la experiencia se aprende, para la próxima vez …

Mil y una galletas de Navidad

Los días previos a Navidad han sido de mucho trabajo para mí, y por lo que sé los otros galleteros tampoco han parado. Cualquier momento es bueno para decir algo con galletas decoradas, siempre son un regalo dulce y especial. Pero parece que en Navidad nos animamos más a hacer regalos, y hale, los galleteros a hornear como locos. Tengo la suerte de que la mayor parte de mis amigos confían en mí y me dejan jugar con mis galletas. Y estos días de tanto galleteo navideño he podido disfrutar muchísimo decorando. ¡Aquí os muestro algunas de mis galletas navideñas del 2015! Para empezar, mis Hombrecitos de Jengibre dándose un rico baño en chocolate con marshmallows. Puede verse el tutorial completo pinchando aquí. Estoy enamorada de estas galletas tan simpáticas. Otra opción es hacer los hombrecillos de la forma clásica, aunque en realidad son galletas de mantequilla disfrazadas de gingerbread. También los he hecho como en este caso, adornándolos con pajaritas hechas con estos ideales sprinkles de Wilton; los he visto en mil galletas estos días, parece …

Carla y Marina, princesas del Otoño

Una gran parte de las peticiones que recibimos los galleteros son para cumpleaños y fiestas infantiles, por lo que tenemos una vasta cultura en cuanto a princesas y superhéroes varios. Hace poco me tocó hacer unas cuantas galletas de mis odiados My little Pony -pero quién inventó esos ojitos tan difíciles, por Dios- y todo apunta a que el próximo febrero no me escapo de unas preciosas (…) muñecas Monster High. Harta de sufrir dibujando ojitos Disney, decidí crear mi propia línea de princesas y personajes cumpleañables, a ver si convenzo a algún niño de que son monísimos y una gran opción para sus celebraciones. Aunque mucho me temo que nadie puede competir con la dulzura de la Sirenita ni las telarañas de Spiderman, pero no me voy a rendir fácilmente. Mis princesas de otoño se llaman Carla y Marina, y son así de monas. Hacer estas galletas fue todo un placer, porque los colores me encantan, porque permiten disfrutar decorando con distintas técnicas, y porque tienen unos ojos facilísimos. Para hacer estas muñequitas utilicé uno de los cortadores de niñas …