All posts filed under: Recetas

2019, año del cerdo

Cuando vives en un país tan internacional como Canadá y sobre todo en una ciudad como Toronto, acabas aprendiendo muchísimo sobre otras culturas. Para ser más precisos, primero se te caen los topicazos y luego aprendes. Un día invité a una amiga china a casa con sus hijas. Me había pasado tres horas buscando un té bueno para ofrecerle y me tocó ir a toda prisa al Ikea a por una tetera,  pero ella me sorprendió diciéndome que en China les encanta el café, y mejor si es expreso y del bueno. Me habló sobre su decisión de buscar una buena educación para sus hijas, de los derechos de la mujer, y de muchas cosas sobre la vida en Shangai de las que yo no tenía ni idea. Me doy cuenta de que soy una paleta y no sé nada sobre China, ni sobre muchísimas otras cosas. Pero como hay tantos chinos en mi barrio, me toca aprender, y qué mejor forma de empezar que con unas galletas dedicadas al año nuevo chino. El año …

Galletas de béisbol

Es imposible vivir en una ciudad americana como Toronto y no hacerte aficionado -e incluso fan– de  algún deporte. En el fútbol o soccer, como lo llaman aquí, tenemos el Toronto FC, que aquí es bueno, aunque comparado con los de Europa es un equipo muy normalito. Tampoco el fútbol americano de los Toronto Argonauts está en su mejor momento. En basket la cosa se empieza a poner seria con los Toronto Raptors, que este año va segundo, jugando de maravilla y con el español Ibaka en el equipo. Hay muchísima afición al esquí, al patinaje sobre hielo, y me ha sorprendido el curling, uno de esos deportes que parecen absurdos pero puede llegar a crear verdadera adicción. Sin duda el deporte rey en Canadá es el hockey sobre hielo, que es chulísimo, adrenalina pura. Los de Toronto son los Maple Leafs, un equipazo. Su equivalente en fútbol español sería el Atlético; no gana muchos títulos pero siempre está ahí y levanta pasiones. Cuando paseas por Toronto, hay tantos niños con camisetas de los Maple Leafs como en España niños …

Malamente

Me tiene alucinada una moda que veo proliferar últimamente a mi alrededor, la manía cada vez más frecuente de acusar a la gente de apropiación cultural. Cada día aparecen ofendidos y ofendiditos por los medios y las redes, quejándose furiosamente de que alguien les ha usurpado lo suyo. Pero no bienes materiales, sino conceptos asociados a la cultura de cada uno. Que por qué llevas kimono si no eres japonés, pero qué hace esa niña rica bailando capoeira, cómo se atreve éste a cantar un fado si nació en Estocolmo. Cuestiones absurdas en un mundo cada vez más global. La penúltima acusada de apropiación cultural que hemos tenido en España es una maravillosa cantante llamada Rosalía. Una chica joven, catalana y atrevida, que desde su amor y su conocimiento del flamenco ha hecho una mezcla explosiva con ritmos trap y ha sacado un discazo llamado El mal querer. Algunas personas han mostrado su enfado por el robo que ha hecho Rosalía. Cómo se atreve a meterse con el flamenco, si no es gitana. Si ni …

Desayuno con galletas

Estas galletitas me sirvieron de excusa para comprar los maravillosos cortadores de desayuno de Sweet Sugarbelle: huevos con beicon, café y donut. Les tenía unas ganas tremendas, pero con la cantidad que tengo en casa y el sitio que me ocupan empiezo a necesitar excusas para justificar la inversión. Son unos cortadores de una calidad estupenda, realmente soy fan de Sugarbelle porque es una crack. El cortador de rebanada de pan lo había comprado algún tiempo antes y tampoco lo había estrenado. También me convenció, a pesar de ser barato no es el típico cortador cutre que se deforma. Me gustó mucho hacer este desayuno en estilo kawaii,  aunque ahora esté tan de moda en todos lados me sigue pareciendo monísimo. ¿Sabiais que la palabra japonesa kawaii significa tierno? Aprovechad si tenéis días de descanso para daros un homenaje; un buen desayuno especial para empezar el año. ¡Hay que cuidarse! ¡FELIZ 2019!

Galletas de Navidad 3D

Siempre me gusta hacer una galleta un poquito especial por Navidad, y siguiendo mi propia costumbre de otros años he optado por unas cookies 3D. Aunque soy una fiel abanderada de los Reyes Magos, viviendo en Canadá me ha tocado ceder un poco y hacer a Santa Claus; admito que es un personaje más internacional y reconocible. Os voy a contar de forma breve cómo hacer estas galletas de Navidad en 3D. Para empezar, necesitaremos un set de cortadores de Navidad y también unos básicos circulares. Una vez horneadas las galletas -podéis utilizar mi receta de vainilla o de chocolate– haremos icing en una textura firme, 15-20 segundos. Si necesitáis ayuda para hacer el icing en la consistencia perfecta podéis consultar este tutorial. Haremos la glasa en colores rojo, verde, negro, carne y blanco. Yo también hice amarillo para hacer las decoraciones de color oro, pero se puede usar carne o blanco y pintar con dorado sobre él. Para las galletas de Papá Noel, como siempre que hacemos muñequitos, lo más importante es ir decorando …

Más flores

Echando un vistazo a mi Pinterest veo que, sin proponérmelo demasiado, la decoración que más repito en mis galletas son las flores. No me extraña nada, porque soy una apasionada de las flores y en mi casa nunca faltan. Estas que os presento hoy son las típicas galletas para aprovechar restos. Después de hacer las de otoño y otras que pronto conoceréis, me sobraban muchos restos de icing de varios colores, y para mí eso significa que es el momento perfecto para hacer algo de color negro -si no sabéis por que, no os perdáis el post sobre icing negro-. En este caso le di un toque gris azulado que en las fotos no sé si se aprecia demasiado. El icing oscuro lo hice con una consistencia de relleno 5 segundos. El rosa y el amarillo en una consistencia más firme, 15 segundos. Y el blanco que usé para los detalles lo dejé casi de origen. Además he comenzado a utilizar bolsas sin boquilla, y por el momento debo seguir practicando porque no me está resultando nada fácil. Tienen …

Bebé a bordo

Estas galletas de bebé fueron un encargo muy especial para mí. Un día, a la salida del colegio, mi hija de 8 años vino muy emocionada a decirme que su profesora se iba de baja maternal y todos los niños le querían organizar una fiesta sorpresa. Con una cara muy seria, mi hija me dijo que tenía que hacerle unas buenas galletas. Huy, qué responsabilidad. Decidí hacer las galletas con base en color verde por tres razones: 1. tenía muchas ganas de hacer unas galletas en verde mint 2. no sabíamos si el bebé era niño o niña, y sobre todo 3. no me gusta nada el tema de niña=rosa y niño=azul.  En realidad este concepto de galletas de cigüeña ya lo había hecho antes, pero hace tantos años que tenía ganas de repetirlas pero con más experiencia. Hice el fondo en color mint de dos intensidades distintas, luego las figuras de cigüeñas y bebés con icing 15 segundos para que quedasen con bastante relieve. Y por último hice los detalles con un bolígrafo comestible …

Stranger Things

Desde bien jovencita he sido una gran aficionada al cine, pero poco dada a encender la televisión. Hace bastantes años me enganché a la magnífica serie V, donde unos lagartos carnívoros disfrazados de humanos (guapísimos) trataban de invadir el planeta. Pero desde entonces hasta hoy no he encontrado muchas tentaciones en la tele que me quiten de mis otras aficiones. He intentado engancharme a series, con poco éxito. La primera temporada de Homeland me tuvo pegada al sofá, pero al acabar la segunda lo dejé. He tratado de entender la adoración del mundo por Los Soprano, pero esos mafiosos en chándal no me enamoran por más que decepcione a mi amigo LL. Las series de médicos y hospitales me dan risa, y las de policías me provocan un efecto totalmente soporífero. Juego de Tronos ha logrado que lo siga unas cuantas temporadas, pero el rollo mata / resucita me parece un timo para el espectador. Y La casa de papel tampoco ha calado -me quedo con Inside Man de Spike Lee-. Vamos, que a pesar de mis esfuerzos, …

Canadá

Como la vida no deja de sorprendernos, desde el pasado septiembre estoy viviendo en uno de esos lugares donde jamás pensé que lo haría. Nuestra nueva casa está en Toronto, Canadá. Canadá es exactamente como nos lo cuentan las postales: un país muy bonito y un frío que pela. Además, es uno de los lugares más internacionales que he conocido; cada vez que me subo al autobús me doy cuenta de que soy la única de mi color y con los pasajeros se podría hacer una pantonera completa. Eso me encanta. Aquí da igual si tu inglés es malete, porque todo el mundo es extranjero y la actitud es de hacerte sentir bienvenido. Pero sin duda el punto fuerte de Canadá es su naturaleza. Yo hasta el momento he conocido una fracción muy pequeña -no paramos de viajar, pero es un país enorme- y allá donde vamos nos quedamos anonadados con los paisajes. Hemos tenido la suerte de vivir el otoño en todo su esplendor en nuestra visita al parque natural Algonquin, y ya os …

Cambio de aires

Ya habréis notado que últimamente publico pocas galletas. La razón es bien sencilla: hago pocas galletas. Tras varios años dedicada a viajar por el mundo con mi faceta cookies, desde hace unos meses he vuelto a vivir en mi país y a dedicarme a mi carrera original. He vuelto a trabajar como médico y no logro encontrar el momento para ponerme a hornear y decorar. ¡Y lo estoy echando mucho de menos! Como por ahora no tengo tiempo para hacer encargos, intento mantener mi actividad galletera al menos para ir haciendo cositas que me apetezcan. Aunque me pase como con estos pajaritos, que parecía que no iba a terminar nunca: decorarlos me llevó casi una semana. Estrené este maravilloso cortador con la idea de hacer unos pájaros de colores otoñales y bonitos. No me tuve que complicar mucho para conseguirlos porque tengo los preciosos colores de Rainbow Dust: el púrpura y el verde oliva son tan cual salen del bote. El rosa  y el anaranjado sí los trabajé un poco más para que fueran tonos acorde con …