All posts filed under: niños

Cómo hacer un cake topper de galleta

No sé cómo se llama un cake topper en español, es un concepto tan americano que no sé si tenemos una palabra. Pero os voy a contar paso a paso cómo hacer una galleta decorativa de doble cara para poner encima de la tarta, como esta que hice para mi hija. 1. Comenzaremos haciendo una plantilla en papel con la imagen que deseemos, bien dibujando o imprimiendo alguna que nos guste. Es importante saber el tamaño que va a tener la tarta para hacer la galleta proporcionada y estable. 2. Preparamos la masa con nuestra receta favorita, la estiramos y la dejamos enfriar bien. Este tipo de galleta a la que le vamos a insertar un palito conviene hacerla más bien gruesa para que no se rompa. Cuanto mas grande sea la galleta, más gruesa habrá de ser. Esta tenía unos 8-9 mm. 3. Ponemos el molde sobre la masa y con un chuchillo o cortador bien afilado, iremos cortando la masa con cuidado para que los bordes queden rectos y no biselados. Una vez …

Mi niña arcoíris

Mi hija pequeña es tan maja que este año para su cumpleaños me pidió que todo fuese de colores como el arcoíris. Todo lo que diga de mi pequeña I. es poco, porque con ella se me cae la baba. Es buena, amorosa, simpatiquísima; es un rayito y más lista que el hambre. Por desgracia para mí, también es súper independiente y resolutiva, así que veo que me queda poco de mami mami. Por eso le hice tan a gusto sus galletas, porque me encanta dar mimos a mis niñas y sentir que crecen un poquito más despacio. ¡Que nació ayer y de repente ya tiene seis años! Para sorprenderla un poco, le hice un topper muy especial para poner en la tarta: una galleta de ella misma con su precioso pelito de oveja. Mala idea. No porque no le gustase, que le encantó. Sino porque no la sorprendí ni lo más mínimo: la vio mientras la horneaba y lo tuvo clarísimo. ¿He dicho ya que es un rayito? Mañana colgaré el tutorial del topper …

Stranger Things

Desde bien jovencita he sido una gran aficionada al cine, pero poco dada a encender la televisión. Hace bastantes años me enganché a la magnífica serie V, donde unos lagartos carnívoros disfrazados de humanos (guapísimos) trataban de invadir el planeta. Pero desde entonces hasta hoy no he encontrado muchas tentaciones en la tele que me quiten de mis otras aficiones. He intentado engancharme a series, con poco éxito. La primera temporada de Homeland me tuvo pegada al sofá, pero al acabar la segunda lo dejé. He tratado de entender la adoración del mundo por Los Soprano, pero esos mafiosos en chándal no me enamoran por más que decepcione a mi amigo LL. Las series de médicos y hospitales me dan risa, y las de policías me provocan un efecto totalmente soporífero. Juego de Tronos ha logrado que lo siga unas cuantas temporadas, pero el rollo mata / resucita me parece un timo para el espectador. Y La casa de papel tampoco ha calado -me quedo con Inside Man de Spike Lee-. Vamos, que a pesar de mis esfuerzos, …

Dolly Dingle

En uno de los más recientes retos de Cookie Connection, nos propusieron hacer unas galletas de estilo vintage. Siempre me juro a mí misma que ya no voy a hacer más galletas para retos, pero la verdad es que me pareció divertida la idea y me animé a hacer unas galletas de Halloween con inspiración vintage –otro día os explicaré por qué estoy publicando las galletas de Halloween en diciembre…-. Siempre cuento que la fiesta de Halloween que he vivido en mis años americanos es una fiesta preciosa en la que los niños disfrutan muchísimo, nada que ver con la explosión gore de España. En Estados Unidos las casas se decoran de manera terrorífica, pero los disfraces no tienen por qué ser de muertos ni fantasmas, sino que las calles se llenan de princesas y superhéroes felices que van pidiendo caramelos. Aunando estas dos ideas, los disfaces bonitos y el vintage, pensé en esas muñequitas antiguas de los recortables, que se ponían un vestido encima para transformarse en indias, en flamencas o en jardineras. Una …

Galletas para primera comunión

Acabo de declarar oficialmente cerrada la temporada de galletas para primera comunión, y os voy a contar algunas de las que he hecho este año por si pueden servir de inspiración para vuestras galletas. He horneado muchas pero de algunas no tengo buenas fotos, así que nos olvidamos de ellas. Las primeras que hice, ya conocidas por los seguidores de doctorcookies.com, son las de mi sobrino Mateo. Un diseño clásico como los recordatorios de toda la vida, con el pan y el vino como motivos principales. Los que quieran saber más, pueden pinchar AQUÍ o sobre la foto para acceder al post completo. Para los niños asistentes a la primera comunión de Mateo quise hacer unas galletas más simpáticas, así que con un cortador rectangular hice estos Carnets de amigo de Jesús con la cara de mi sobrino y la fecha de su comunión. El fondo o background es el mismo que en las otras -aerografiado perla sobre fondo blanco- y las letras las hice con rotulador alimentario negro y azul. Obviamente esos borrones los he hecho …

Emma cumple 6

Las galletas que preparé para el sexto cumpleaños de la simpática Emma me vienen muy bien para contaros cómo suelo hacer habitualmente las galletas con niñas o muñequitas. Se trata de galletas nada complicadas y muy resultonas, en las que el único punto fundamental es acertar con la textura del glaseado. Haremos estas galletas en tres pasos: Dibujar con lápiz sobre la galleta lo que queramos, preparar un icing perfecto y dejar secar cada parte para que no se mezclen los colores. Un icing correcto nos hará pasar un excelente rato decorando, pero de lo contrario puede suponer un estrés. Por eso, si mi icing no está perfecto cuando empiezo a decorar, prefiero perder media hora en ponerlo en su punto que pegarme dos días maldiciendo cada vez que se me desgracia una galleta. Lo que hago es aplicar la sabia teoría sobre parquímetros y multas de mi amiga Claudia: por ahorrar un dólar no se pagan 20. Para hacer este tipo de galletas necesitaremos icing de consistencia espesa, para que quede mas gordito y no se nos desparrame; la ideal …

Galletas de chocolate

Mis amigos no galleteros siempre me hacen esta pregunta: ¿la base de tu galleta es la misma en todas las galletas o vas cambiando la receta? Supongo que les debe parecer un poco aburrido no encontrar oreos o chocolate chips bajo la glasa. Mi respuesta siempre solía ser la misma: la base no cambia, es mi receta de galletas de azúcar y mantequilla con el toquecito de lima que tanto me gusta. Definitivamente soy una enamorada de esta receta y me cuesta mucho cambiar. Hasta hoy. Porque al fin he encontrado una receta de galletas de chocolate que me gusta, y estoy segura de que a partir de ahora la voy a repetir muy a menudo. De momento ya la he usado 4 ó 5 veces y no se me ha quejado nadie. Vaya por delante que no se trata de una galleta delicatessen; simplemente he ido probando hasta encontrar una base de galleta de chocolate que se pueda decorar, que guste a los niños, que combine bien con el glaseado encima y -sobre todo- que me guste a mí. Y es esta: …

Peppa Pig

Para el cumpleaños de los guapísimos Lucía y Alberto me pidieron unas galletas de Peppa Pig y la verdad es que me dieron una alegría, porque es un personaje que me parece monísimo; me encanta. Ya había hecho una vez Peppas en mis inicios, pero ahora sé más y lo noté mucho al hacerlas. Así que ya puedo explicar en unos sencillos pasos cómo hacer estas galletitas aptas para cualquier galletero principiante. 1. Preparar la receta de masa y hornear las galletas. Yo utilicé el cortador de Peppa Pig que tenía desde la primera ocasión; es de plástico con dos partes y empleé la de fuera para dar forma a las galletas. 2. Preparar la receta de icing y teñir. Hay que hacer color rosa claro, rosa fuerte, un poco de blanco y negro, y marrón para hacer galletas de barro. Ojo: para el rosa usé el colorante de Wilton, pero como es demasiado eléctrico hice un truquillo que se utiliza para apagar el color: mezclarlo con una pequeñísima cantidad -apenas una puntita- de azul. Con un diminuto toque de azul los colores quedan más apagados y …

Pollitos para Odette

La inspiración galletera, hasta el día de hoy, nunca ha sido un problema para mí. Un paisaje, un azulejo, una combinación de colores… todo puede transformarse en galleta; tengo mi libreta de ideas siempre repleta. Pero es que a veces la inspiración viene servida en bandeja, como sucedió con el segundo cumpleaños de la preciosísima Odette. Y me parece que a estas galletas se les nota lo bien que lo pasé decorando. ¿El punto de partida? La maravillosa papelería que El Señor Otto preparó para la fiesta de Odette, a la que en casa llaman cariñosamente Pollito. A mis manos llegó una etiqueta con imagen de un monísimo pollito, y me puse enseguida a buscar mi inspiración. ¿Qué ves aquí? Yo veo lo siguiente: Seguro que me dejé algo. El caso es que de todos esos elementos tomé buena nota para hacer mi proyecto. Porque siempre –siempre siempre- hago un boceto de las galletas antes de empezar; de lo contrario es desastre asegurado. Como ya tengo un cierto estatus galletero, para lograr los colores perfectos …