All posts filed under: flores

Galletas decoradas con flor comestible

No puedo evitar sentir fascinación por el mundo de las flores. No soy una entendida, ni muchísimo menos, pero disfruto enormemente viendo flores bonitas, recibiéndolas como regalo y aprendiendo sobre ellas. Este año incluso tuve la oportunidad de hacer un par de cursos de arreglo floral y he de decir que me quedé con ganas de más. Como casi todo lo que me gusta acabo reinterpretándolo para convertirlo en galleta, hace ya tiempo que estoy con la idea de poner flores y plantas reales en las galletas. El año pasado hice unas sencillamente pegando pétalos con piping gel, y ahora he empezado a investigar un poco más. Flor comestible es aquélla que puede ser consumida con las máximas garantías de seguridad para nuestra salud; esto es, que no sea tóxica por sí misma ni haya sido tratada con químicos perjudiciales. Además hay que ser cautos con los pólenes y la posibilidad de sufrir alergias. Puedes encontrar más información sobre flores comestibles aquí, aquí o aquí. Las flores comestibles no son siempre fáciles de encontrar. Mientras vivía en Miami las …

Flores para mamá

Mi madre, además de una mujer fuera de serie y un verdadero fenómeno de la naturaleza, es una loca de las plantas y las flores. Es capaz de plantar un huerto casi en cualquier parte, sabe los nombres de las flores en latín y ver con ella un jardín botánico es tan apasionante que acaba por ser un suplicio, porque no se deja un cartelito sin leer. Ahora que soy mamá, valoro doblemente todo lo que ella es y hace, y he aprendido a reconocer su enorme mérito. El que le hizo falta para sacar adelante junto a mi padre una familia de 7 hijos, y mantener a la vez una profesión. El hecho de que haya sido un poco sargenta me parece ahora inevitable, ya hasta le veo su encanto. El caso es que de niña no recuerdo a mi madre leyendo un libro o viendo una película entera hasta el final; llegué a pensar que era una mujer sin más hobbies que su familia y su trabajo. Error. Lo que no tenía mi madre era un minuto para sí misma. …

Pascua florida

El segundo de mis proyectos de Pascua han sido estos huevitos con flores, sencillos a la par que elegantes, y que se decoran en un momento. La técnica es realmente fácil de hacer, sólo necesitamos lo siguiente: -Galletas con forma de huevo, cubiertas con icing de color blanco y completamente secas -Una plantilla o stencil de flores –cada vez me estoy haciendo más adicta a los stencils, que alguien me pare- -Un lápiz no tóxico –Icing en consistencia intermedia –7 u 8 segundos- en color rosa, verde, amarillo y blanco -Boquillas del número #2 Podremos empezar a trabajar una vez tengamos nuestras galletas de base bien secas. Si no es así, es posible que las estropeemos al trabajar sobre ellas, como me sucedió a mí con estas. Simplemente buscaremos un stencil con el patrón que queremos transferir a nuestra galleta y lo trazaremos suavemente con el lápiz, con cuidado de no apretar demasiado. A continuación, iremos dando color con icing los pétalos y las hojas. Como siempre, la consistencia del icing es la clave. Queremos que nuestro glaseado …

Galletas decoradas con cariño

Cuando hablo con mis amigos y conocidos sobre galletas, muchos me preguntan cual es el secreto de las galletas decoradas. Yo les explico que no hay una fórmula mágica, más que apasionarte por lo que haces y cuidar al máximo cada uno de los pasos necesarios para lograr unas cookies bien bonitas. Lo que tengo muy claro es que para decorar galletas hay que ir sobrado de un ingrediente totalmente imprescindible: el cariño. Ya puede ser el cariño a quien voy a regalar unas galletas, a quien me las encarga, al tema que las origina, o incluso el cariño a la propia galleta, que un poco hija mía sí que es. Y cuando es tu preciosa hija pequeña, que cumple tres añitos, la que quiere galletas, el corazón se te acelera y te late de emoción con cada átomo de azúcar glas. ¡Unas galletas para mi maravillosa Irene! Como ella insiste en que ya no es una bebé, sino una mayor y prinsesa sirenita, su mamá le galleteó unas cuantas bonitas sirenas con todo el cariño del mundo. Hacía mucho que no …

Galletas elegantes en cuarenta minutos

Aunque decorar galletas sea todo un placer, en ocasiones necesitamos hacer unas a toda velocidad, pero queremos que nos queden tan bonitas como siempre. Así que os presento uno de esos ejemplos de una galleta hecha en un ratito que puede darnos grandes satisfacciones, porque es preciosa a la vez que sencillísima de lograr. He de reconocer que en realidad el título tiene trampa, porque ninguna galleta debe hacerse sin dejar reposar la masa al menos un par de horas en el refrigerador. Pero si tenemos la masa estirada y refrigerada, os aseguro que en menos de cuarenta minutos podemos tener unas cuantas de estas monadas listas. La primera parte es efecto crackle o craquelado, cuya técnica debo enteramente al fantástico blog de Verónica Castañon, Con azúcar y algodón. En el enlace podéis aprender a hacer este efecto, que es muy sencillo y básicamente consiste en pintar la superficie de la galleta cruda con colorante en polvo diluido en vodka, y hornearla a una temperatura algo menor de la habitual. Como de la experiencia se aprende, para la próxima vez …

Día de Muertos

Una de las mejores cosas que tiene la afición por las galletas decoradas es que te permite conocer a muchísima gente que comparte esta pasión o locura galletera. De mis amigos de las redes sociales, tengo un lugar especial en el corazón para los mexicanos. Ya los tenía en alta estima después del estupendo allí viaje que hice una vez. Pero es que de los más de 122 millones de habitantes que tiene Mexico, creo que unos 80 millones -si no más- deben ser aficionados a la repostería. ¡Están locos por las galletas y los dulces! Así que compartir fotos, trucos y apapachos virtuales con ellos me ha ayudado a conocer un poco más ese maravilloso país que espero volver a visitar pronto. Una de las cosas que no conocía y ahora he aprendido es algo de la cultura mexicana del Día de Muertos, una celebración hermosa que ha sido reconocida nada menos que como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Tiene lugar en los católicos días de Difuntos y Todos los Santos, pero el culto a la muerte …

Experimentos con galletas: galleta con flor natural

Poco a poco, a lo largo de estos meses he ido mostrando en doctorcookies.com varios proyectos de galletas que generalmente han llegado a buen puerto. Pero si me pusiera a contar todas mis galletas fallidas tendría suficiente material como para llenar otro blog completito. Unas porque acaban siendo algo totalmente diferente al proyecto original, otras porque no me convencen, otras porque directamente son feúchas, alguna que se rompe… ¡mi doctorcookies serie B estaría siempre lleno de novedades! Quiero pensar que a todos los galleteros nos pasa igual. Hay una categoría de galletas que normalmente no llega aquí, que es la de experimentación pura. Galletas que sirven para inventar y probar, me divierten muchísimo y, aunque en ocasiones me dejan frustrada y mosqueada, siempre ayudan a aprender. Un día, como había comprado unos cuantos colores nuevos y quería probarlos, decidí experimentar haciendo dos proyectos diferentes con las mismas galletas como base. Hice un icing de consistencia intermedia (icing 8 segundos) y combiné mis colorantes (frambuesa y turquesa de Progel; amarillo oro y morado de Wilton), para lograr unos tonos pastel. Cubrí las galletas de una sola vez y dejé secar por completo. El planteamiento del experimento era …

Una galleta para un reto

Amenaza mi marido con crear un blog titulado Mi mujer es una blogger en el que va a contar de una vez por todas las miserias que conlleva tener una mujer que escribe un blog; creo que piensa que le saldrán varios miles de seguidores. Y no digo yo que no. La vida de una cookie blogger creo que podría resumirse como sigue: inventar y hacer una galleta; diseñar y hacer las fotos; escribir un texto con mínima gracia torera y hale, a publicar. En el blog, en Twitter, Facebook, Pinterest, Instagram. A compartir se ha dicho, que es lo que a las galleteras nos gusta. Tiene razón mi marido, y si no fuera por él no podría hacer nada de esto que tanto me apasiona. Desde hace un par de meses entré a formar parte de grupos o comunidades de galleteros, lo cual ha sido un descubrimiento total para mí. Porque por fin encuentras a esos locos –en su mayoría locas, no vamos a negarlo- en un universo paralelo en el que sois felices …