All posts filed under: Aerógrafo

Galletas María

Los que tengáis una hermana menor sabréis que suelen ser muy pesadas. De pequeñas les encanta perseguirte a todas partes, meterse en todos tus asuntos y no te dejan ni respirar. Luego crecen y se hacen más listas que el hambre, se salen con la suya casi siempre y parece que los padres las consientan mil veces más de lo que hicieron contigo. Así son ellas. La mía, además de todas esas cosas, resulta que es una chica bastante maja. Por eso, cuando se pone pesadita con un tema le acabo haciendo caso, que tampoco me cuesta tanto. Y si ella me dice que quiere salir galletizada en mi Instagram y que ponga Maria in progress, pues nada, a esperar la inspiración oportuna. Ya una vez hice una María en unas galletas del día de la madre, y no hay que olvidar que galletas maría hay millones en el mundo, doradas y sin dorar. Pero si mi hermana quiere convertirse en galleta, quién soy yo para decirle que no. La inspiración llegó finalmente uniendo dos conceptos que parecían …

Valentina entre flores

Valentina es tan preciosa que cuesta creer a sus padres, que van por ahí diciendo que es un bichito. Es que tiene una carita de ángel que no hay quien resista, y cuando se junta con mi hija pequeña son capaces de sacarme lo que se propongan. Vaya, que Valentina dice flores y se las hago con todo el amor del mundo. Con sus mariposas y todo. Para hacer unas galletas como éstas necesitaremos: -Galletas muy ricas con esta receta –Icing de delineado y relleno en tonos blanco, verde y morado –Icing de delineado en color negro -Aerógrafo con pintura de color verde azulado -es opcional, pero le da un plus– –Sprinkles, por ejemplo en forma de perla -Unas mariposas impresas en papel comestible, como estas tan maravillosas de oblea que compré en Postreadicción Comenzaremos horneando nuestras galletas con forma de flores y hojas de diferentes tamaños, y les pondremos palito para luego poder presentarlas a modo de ramo. Por otro lado, prepararemos icing de colores que combinen bien entre ellos. Yo lo tuve fácil, porque me …

Galletas de otoño

Una de las cosas más odiosas de este cambio de estación es sacar del trastero esas pesadas cajotas llenas de ropa y clasificar lo que sigue valiendo y lo que no para el curso que empieza. En la mayor parte de los casos, además hay que andar persiguiendo niños, que no soportan probarse ropa y huyen de las madres a la carrera. Sí, he dicho madres. Porque padres los hay que cocinan, que hacen la compra y hasta que planchan. Pero la limpieza de los cristales y las cajas con ropa de invierno parece que son un privilegio reservado exclusivamente para las mamás; qué vamos a hacerle. Para compensar un poco esta tarea, el paso de estación nos trae algo maravilloso a las galleteras: cambiar absolutamente la paleta de colores y empezar a jugar con la inspiración que la nueva estación nos regala. Dejar atrás los soleados cactus y entrar de lleno en los colores y sabores del otoño. Algunos están tan ansiosos con el cambio que ya están decorando galletas navideñas. No es mi caso; …

Galletas decoradas de oso panda

Si existiese la L.O.C.T.M -la Lista Oficial de Cosas Tiernas y Monas- seguramente veríamos en primer lugar a algún precioso bebé. Los bebés inspiran amor y ternura por donde los mires, están tan bien diseñados que no hay quien se pueda resistir. También estoy convencida de que algunas crías animales se llevarían premio en esta lista ficticia: los gatitos, los cachorritos de perro, los oseznos. Los bebés gustan casi en cualquier presentación. Resultar monísimo en la edad adulta ya se va complicando un poco más. En la especie humana hay algunos casos extraordinarios, como Patrick Dempsey o Mark Ruffalo; tipos que inspiran una ternura tal que dan ganas de llevártelos a casa. Pero entre los animales sin lugar a dudas se lleva la palma el oso panda. Con esos ojitos manchados, tan suavito, lamiendo sus hojitas de bambú con esa cara de bueno. Como las galletas de Patrick Dempsey se me resisten por ahora, y además llevaba casi un año queriendo hacer unas de osos panda, me lancé a por los ositos como excusa para poder …

El perrito Chipie

Casi me sabe mal decirlo, pero yo siempre he sido de gatos. Encuentro que los perros son unos animales estupendos y comprendo que despierten gran amor en sus propietarios, pero a mí el estilo gato –independiente, limpio y estético– definitivamente me va más, qué vamos a hacerle. Sin embargo, como tengo muy buenos amigos loquitos por los perros, al final he acabado cogiendo cariño a varios de ellos; como Ory, Tita y por supuesto mi ahijado Lolo. Una amiga de Varsovia me pidió unas galletas inspiradas en un simpático perrito llamado Chipie, que tenían por objeto animar a su tía en un momento difícil de la vida. Y aunque tengo claro que hablamos de galletas -sólo galletas- supongo que comprenderéis el sentimiento de responsabilidad enorme que me causó este encargo. Yo no creo que las galletas levanten el ánimo porque sí, pero sé que un detalle personalizado hecho con cariño sí puede lograrlo. Así que me esforcé mucho en que Chipie se pareciera y Chipie, y en hacer un conjunto de galletas bien alegre para mi amiga. Horneé galletas en distintas formas y …

Galletas decoradas de ropa pirata

Para hacer estas galletas de ropa pirata necesitamos un cortador con forma de camiseta. Como yo no lo tengo, utilicé el de body de bebé y le corté la parte de abajo de la masa antes de hornear. Una vez horneada la galleta, con un lápiz no tóxico trazaremos el chaleco, con la parte de abajo bien deshilachada como corresponde a un auténtico pirata. A continuación, cubriremos con icing blanco toda la zona de la camiseta. Si tenemos la consistencia adecuada de glasa, intermedia icing 8 segundos, no es necesario hacer el borde y el relleno por separado sino que podremos hacer todo en un solo paso. Dejaremos secar el blanco por completo, como mínimo 2-3 horas. Como vamos a usar el aerógrafo, recomiendo tener paciencia y esperar a que la primera capa esté totalmente seca. Una vez lo esté, prepararemos nuestro stencil de rayitas. Como aún nadie me ha regalado el StencilGenie, suelo fijar la plantilla con 12 imanes que impiden que se mueva durante la fase de aerografiado. Vale la pena invertir el tiempo necesario en …

Ory

Desde hace un par de meses tengo una nueva hermana. Es tranquila y afectuosa, montañera, bastante asustadiza y muy simpática. Se llama Ory, y mi padre la adoptó de la perrera municipal, donde estuvo viviendo más de un año. Como mis hijas se han vuelto locas con Ory, insisto a mi padre en que venga a visitarnos a Varsovia. Él, que es un padre muy responsable, dice que vendrá cuando su perrita no se hiele con las nieves polacas. A lo que yo, que como hija soy bastante plasta, le propongo una solución mejor: una ropita adecuada para los fríos de mi nueva ciudad. Para ilustrar mi idea, le voy a mostrar estas galletas que hice de perritos con diferentes modelos. Que me sirvieron, además, para desatascar el aerógrafo y estrenar mi nuevo deshidratador –vaya maravilla, no sé cómo no lo compré antes-. En primer lugar hay que hacer unas galletas con forma de perrito. De Alemania me traje este cortador con forma de perro salchicha que me encanta; es fácil de encontrar y barato. Luego cubrir por …

Al rico helado de tutti frutti

Los que me conocen bien saben que no sé cocinar y que no me gusta nada, nunca lo he negado. Pero en ocasiones me he sentido criticada por gente como mi hermana M, que para más inri es cocinera -y de las buenas- porque según ellos sólo sé hacer galletas. Así que para callar bocas como la suya,  he decidido demostrar al mundo que también sé hacer helados, y de paso enseñar a otras sufridas galleteras cómo hacerlos, huyendo elegantemente de las críticas, que tanto afectan en nuestro gremio. Para ello, necesitamos comprar un cortador con forma de helado, que es bastante básico y común –además puede ser reciclado para hacer cookies de enanito-. En mi caso, quería hacer unos helados para un grupo grande de niños, así que hice la masa con mucha vainilla y un poquito de ralladura de naranja; el sabor elegido dependerá de los gustos de cada uno. Para conseguir decorar estos deliciosos helados de tutti frutti deberemos hacer lo siguiente: Prepararemos icing de varios colores en consistencia 10 segundos, y comenzaremos …

Galletas decoradas para bautizo

Tengo mucho cariño a Mila, una niña a la que aún no conozco en persona pero ya se ha llevado dos tandas de galletas en su honor: las del baby shower y ahora las de su bautizo. Su encantadora mamá me pidió que le hiciese unas cruces sencillas y bonitas. Y eso me fascina: una directriz clara y bastante libertad; no se me puede hacer más feliz como galletera. Para empezar, utilicé un cortador sencillo con forma de cruz. Pero no acabé muy contenta con el resultado: no había dos galletas iguales, aparecían curvas donde debía haber rectas… en definitiva, la fase de horneado me pareció un desastre, y aún no sé muy bien qué falló. Estuve toda una tarde pensando que debía comerme las 36 cruces y emprender otro proyecto, pero finalmente decidí armarme de valor, ahorrarme las calorías y salvar mis cruces. Orgullo de doctorcookies. Así que pensé que necesitaba lo siguiente: 1. Un color blanco bonito de base 2. Una decoración luminosa pero no recargada para animar el blanco 3. Un pequeño detalle de color (¡es un bautizo de una niña!) 4. Y …

Galletas de primavera fáciles y resultonas

Hablaba un día con mi hermano D, ilustrador de profesión y más majo que las pesetas, y me dijo que con el tiempo había aprendido algo muy útil en su gremio: a hacer dibujos adecuados al precio que van a pagar por ellos. Dibujos de 10 euros, de 100 euros o de 500: dime cuánto vas a pagar por el trabajo y ya me encargo yo del resto. Por desgracia para mí, su talento ilustrador no se repartió de forma equitativa en la familia -de tener esa mano ya sería galletera oficial de la Casa Blanca- pero sí que he ido aprendiendo a desarrollar ideas que en un tiempo muy razonable dan unos resultados de lo más aparente, como estas galletitas que presento hoy. Se pueden hacer en unas pocas horas, son sencillísimas y a pesar de ello despiertan bastante admiración porque quedan realmente muy bonitas, ¿a que sí?. Podría catalogarlas como galletas bienqueda. En primer lugar, haremos la galleta con una forma que no nos dé mucho trabajo y la cubriremos con icing. Para trabajar más rápido, en lugar …