All posts filed under: animal

Bebé a bordo

Estas galletas de bebé fueron un encargo muy especial para mí. Un día, a la salida del colegio, mi hija de 8 años vino muy emocionada a decirme que su profesora se iba de baja maternal y todos los niños le querían organizar una fiesta sorpresa. Con una cara muy seria, mi hija me dijo que tenía que hacerle unas buenas galletas. Huy, qué responsabilidad. Decidí hacer las galletas con base en color verde por tres razones: 1. tenía muchas ganas de hacer unas galletas en verde mint 2. no sabíamos si el bebé era niño o niña, y sobre todo 3. no me gusta nada el tema de niña=rosa y niño=azul.  En realidad este concepto de galletas de cigüeña ya lo había hecho antes, pero hace tantos años que tenía ganas de repetirlas pero con más experiencia. Hice el fondo en color mint de dos intensidades distintas, luego las figuras de cigüeñas y bebés con icing 15 segundos para que quedasen con bastante relieve. Y por último hice los detalles con un bolígrafo comestible …

Canadá

Como la vida no deja de sorprendernos, desde el pasado septiembre estoy viviendo en uno de esos lugares donde jamás pensé que lo haría. Nuestra nueva casa está en Toronto, Canadá. Canadá es exactamente como nos lo cuentan las postales: un país muy bonito y un frío que pela. Además, es uno de los lugares más internacionales que he conocido; cada vez que me subo al autobús me doy cuenta de que soy la única de mi color y con los pasajeros se podría hacer una pantonera completa. Eso me encanta. Aquí da igual si tu inglés es malete, porque todo el mundo es extranjero y la actitud es de hacerte sentir bienvenido. Pero sin duda el punto fuerte de Canadá es su naturaleza. Yo hasta el momento he conocido una fracción muy pequeña -no paramos de viajar, pero es un país enorme- y allá donde vamos nos quedamos anonadados con los paisajes. Hemos tenido la suerte de vivir el otoño en todo su esplendor en nuestra visita al parque natural Algonquin, y ya os …

Re-cambio de aires

Hace casi un año desde la última vez que publiqué en este blog. Un año tan movidito que incluso he cambiado de país. Me he vuelto a poner la bata de médico, y con la misma gracia torera me la he vuelto a quitar. He cruzado el Atlántico sola por primera vez -si no contamos a los pilotos y a los otros 280 pasajeros- y he aprendido algo de ecografía músculoesquelética.  He empezado a practicar remo y me he desenganchado mucho de las redes; tengo un Facebook de lo más abandonado. Pero en ningún momento he dejado de hacer galletas. He hecho menos, y desde luego he inventado menos. Pero mi vicio por decorar cookies se mantiene y sigue dándome enormes alegrías, aunque no las haya publicado como antes. Así que he llegado a un trato conmigo misma. No voy a dejar que doctorcookies.com muera aún. Voy a cambiar un poco su esencia, publicando las fotos de galletas que hago, pero sin tanta cháchara como de costumbre y con menos paso a paso. Intentaré mantener el blog como …

Cambio de aires

Ya habréis notado que últimamente publico pocas galletas. La razón es bien sencilla: hago pocas galletas. Tras varios años dedicada a viajar por el mundo con mi faceta cookies, desde hace unos meses he vuelto a vivir en mi país y a dedicarme a mi carrera original. He vuelto a trabajar como médico y no logro encontrar el momento para ponerme a hornear y decorar. ¡Y lo estoy echando mucho de menos! Como por ahora no tengo tiempo para hacer encargos, intento mantener mi actividad galletera al menos para ir haciendo cositas que me apetezcan. Aunque me pase como con estos pajaritos, que parecía que no iba a terminar nunca: decorarlos me llevó casi una semana. Estrené este maravilloso cortador con la idea de hacer unos pájaros de colores otoñales y bonitos. No me tuve que complicar mucho para conseguirlos porque tengo los preciosos colores de Rainbow Dust: el púrpura y el verde oliva son tan cual salen del bote. El rosa  y el anaranjado sí los trabajé un poco más para que fueran tonos acorde con …

Pincel y esponja

Mi querida hermana L. es un cielo y no hace más que regalarme cortadores chulos. A ella y mi cuñado debo el cortador de la Merkel y alguno más que veréis próximamente. Y también estos monísimos de árboles y cerditos, que me sirvieron para hacer un experimento sobre texturas en galleta. Hice la clásica receta de galletas de vainilla y lima y preparé mis colores con los colorantes Color Right de Wilton, que cada día me gustan más. Para los árboles me había propuesto usar el icing con pincel -en lugar de con manga y boquilla, cosa que no había probado- y me parece una idea interesante cuando vamos a decorar poca superficie con un color y nos da pereza rellenar una manga o bote. Puse tres tonos diferentes de verde en tres boles, y simplemente fui pintando sobre la galleta con pincel, sin mezclar los colores. Podéis ver el vídeo AQUÍ. Cuando se secó hice el marrón del tronco de la misma forma. Luego le pegué unos sprinkles que había comprado a petición de …

Galletas decoradas de unicornios

Para mí, uno de los Grandes Misterios de la Humanidad son las modas. ¿Por qué de repente una cosa se pone de moda, y no otra? ¿Por qué parece que no vamos a poder sobrevivir sin algo… hasta que desaparece sin dejar rastro? ¿Por qué algunas modas se olvidan, y otras quedan ocultas durante décadas hasta que alguien las rescata? ¿Pero por qué unas sí y las otras no? Y sobre todo: ¿por qué han vuelto los jeans de lavado láser y corte de los 90, si sentaban fatal entonces y sientan fatal ahora? Llevo casi 20 años ocultando que llevé camisetas de smiley y acid house y ahora mi hija de 7 años me dice que son lo más. Que alguien me lo explique. También en el mundo de la repostería creativa caemos en modas, así que he podido constatar que existen cuatro cosas que a día de hoy son tendencia total, el último grito galletil. A saber: los cactus las piñas los flamencos y los unicornios Hace tiempo hice unos cactus en gradiente de color que tuvieron mucho éxito. Ahora le toca el turno a …

Cómo hacer galletas con print animal

Las galletas con animal print son muy apreciadas porque quedan muy bonitas y pueden usarse para los más diversos proyectos. Yo ya las había hecho hace siglos, pero las repetí con mucho gusto para el cumpleaños de mi hija pequeña, ambientado en la película de dibujos animados de Tarzán. Le hice galletas de leopardo, tigre, cebra y jirafa. ¿Qué por qué Tarzán? ¡Preguntádselo a ella! Es la única niña que conozco tan loca por esa película. Para hacer estas galletas  de print animal hace falta preparar icing de consistencia 10 segundos -la mía para ser más exactos rondaba los 8 segundos- en los siguientes colores: -Leopardo: Amarillo, beige y negro -Tigre: Naranja y negro -Cebra: Blanco y negro -Jirafa: Amarillo y beige Para hacer estas galletas mi experiencia dice que es mejor trazar un borde a la galleta primero y dejarlo secar un poco, ya que al utilizar la técnica wet on wet ponemos icing bastante líquido sobre la galleta y es fácil que se nos desborde si no tenemos mucha mano. Primero rellenaremos el fondo con una boquilla del número #3 ó #4. Para las líneas del estampado usaremos una boquilla …

Buenos propósitos (colaboración con Daniel d’Ors)

Ya tenemos de sobra estrenado el año nuevo, y con él las expectativas de que el mundo sea un poco mejor. Parece que el comienzo de año es la época idónea para hacer nuevos propósitos, que iremos abandonando poco a poco, hasta que volvamos definitivamente a las andadas sin demasiado cargo de conciencia. Ahora que ya estamos casi en marzo vemos la realidad cara a cara, y la mayor parte de nuestros propósitos se fueron al garete hace un par de semanas por lo menos. Yo nunca he sido una persona muy de new year resolutions; por lo general los giros de mi vida han acontecido cuando tocaba, y no con el inicio del año. Pero este quiero que sea diferente y tengo un reto para 2017: dibujar y pintar sobre galletas. Saber hacer perspectivas, sombras, luces. Difícil pero no imposible. Mientras no sepa hacerlo -estaría bien que de forma repentina naciera en mí el talento pintor, pero lo veo improbable- habré de seguir buscando un curso donde aprender. Todo un reto viviendo en Polonia; por ahora voy a …

Unas galletas polares

Con la ola de frío que estamos disfrutando en Europa, que hasta en mi querida Valencia ha nevado, creo que estas galletas polares van como anillo al dedo para contaros lo feliz que soy con una de mis últimas adquisiciones: la magnífica paleta de colores en polvo Petal Crafts. Consiste en un estuche con 24 colores comestibles que se pueden usar a modo de acuarela -mezclando con un poco de líquido- o como matizadores aplicándolos en seco sobre el icing. Como tenía tantas ganas de usarlos y además me enamoré de los pingüinos del documental El viaje del emperador, pensé que era la ocasión perfecta para estrenar unos fantásticos cortadores que me habían regalado -qué haría yo sin Marta, mi galletera polaca favorita-. Así que me propuse hacer un set de galletas de temática ecologista cuyo nexo fuera mi nueva paleta de colores, y os voy a contar cómo hacerlas. Ante todo, necesitaremos hornear galletas con nuestra receta y cortarlas con forma de pingüino, oso polar y un círculo que dividiremos en dos para hacer los iglús. Necesitaremos preparar icing en …

El viaje del emperador

El otro día vi El viaje del emperador (La marche de l’empereur, 2005), un maravilloso documental sobre la apasionante migración que realizan cada año los pingüinos emperadores, cruzando gran parte de la Antártida. La aventura de estos hermosos animales es tan heroica, tan épica, que me emocioné. Los pingüinos recorren cientos de kilómetros y sobreviven fuera de su hábitat durante meses gracias a una impresionante organización familiar y a una admirable capacidad de trabajo en equipo. Hasta cierto punto sentí envidia de lo civilizados que pueden llegar a ser algunos animales, por desgracia a veces parecen mucho más humanos que nosotros. Buscando fotos de pingüinos encontré también preciosas imágenes de los osos polares, maravillosos. Un animal enorme, con una cara de bueno que hace olvidar la fiereza de la que es capaz cuando la necesita. Las imágenes de osos polares con sus crías son incomparables. Así que después de pasar unas cuantas horas contemplando tanta belleza del mundo animal, sólo puedo decir una cosa: cargarnos esta maravilla no tiene perdón de Dios. Porque nos la estamos cargando, de eso no hay duda. De acuerdo, existen …