All posts filed under: animal print

Cómo hacer galletas con print animal

Las galletas con animal print son muy apreciadas porque quedan muy bonitas y pueden usarse para los más diversos proyectos. Yo ya las había hecho hace siglos, pero las repetí con mucho gusto para el cumpleaños de mi hija pequeña, ambientado en la película de dibujos animados de Tarzán. Le hice galletas de leopardo, tigre, cebra y jirafa. ¿Qué por qué Tarzán? ¡Preguntádselo a ella! Es la única niña que conozco tan loca por esa película. Para hacer estas galletas  de print animal hace falta preparar icing de consistencia 10 segundos -la mía para ser más exactos rondaba los 8 segundos- en los siguientes colores: -Leopardo: Amarillo, beige y negro -Tigre: Naranja y negro -Cebra: Blanco y negro -Jirafa: Amarillo y beige Para hacer estas galletas mi experiencia dice que es mejor trazar un borde a la galleta primero y dejarlo secar un poco, ya que al utilizar la técnica wet on wet ponemos icing bastante líquido sobre la galleta y es fácil que se nos desborde si no tenemos mucha mano. Primero rellenaremos el fondo con una boquilla del número #3 ó #4. Para las líneas del estampado usaremos una boquilla …

Cómo pegar sprinkles a una galleta

Fijar pequeñas decoraciones o sprinkles a nuestras galletas es bien sencillo. Aunque por supuesto hay muchos modos de hacerlo y cada galletero tiene sus trucos y materiales preferidos. El primer paso es elegir unos sprinkles (también llamados jimmies, nonpareils y de mil formas más) que nos gusten, lo cual es bastante fácil. Podemos comprar un botecito donde vengan ya mezclados o mezclarlos nosotros mismos. Incluso hay artistas de la talla de Sweetapolita que tienen una tienda exclusiva para sprinkles. Los hay de caramelo, chocolate o simplemente de azúcar coloreado. Suelen ser caritos, pero bien empleado un envase puede durar una eternidad. Una vez que pongamos sobre la galleta el pegamento, podemos espolvorear los sprinkles por encima. Esto es adecuado si queremos dar sólo un pequeño toque, como hice, por ejemplo, en algunas de mis galletas de maquillaje. Otra opción es meter la galleta en una piscina de sprinkles, sobre todo si queremos que cubran por completo ciertas áreas de la galleta. Este segundo es en mi opinión más limpio y práctico, y hace más fácil reciclar lo que no hayamos utilizado. Es el método que utilicé con mis galletitas …

Galletas decoradas de Snoopy

No sé por qué, cuando yo era jovencita se decía que Snoopy era pijo. Cualquiera que tuviese algo de Snoopy era inmediatamente identificado como pijo, y estigmatizado hasta el final de sus días por ello. Por tener una mochila o unos calcetines de Snoopy. Snoopy no es pijo. Lo que es, es un dibujo monísimo, un personaje simpático e inocente. Y, desde hace unas semanas, Snoopy es también el protagonista de unas riquísimas galletas de mantequilla y naranja que regalé con todo amor a Stephanie, la mejor amiga de mi hija pequeña. Para hacer las galletas de Snoopy empleé un cortador cuadrado troquelado y un colorante nuevo que ya ha subido a mi top ten personal, el estupendo Progel tono turquesa (al comprarlo online vale la pena buscar bien, porque hay diferencias importantes de precio). Una sola gotita tiñó mi icing de este color tan ideal. Lo primero que tuve que hacer fue trasladar al perrito Snoopy a la galleta, y lo hice con varios métodos: el tradicional de calcado y usando mi Kopykake. Lo hice …

Piluqui y Cuquita

Nunca hasta hoy había hecho una galleta antipática. Siempre procuro hacerlas apetecibles, monas, agradables, graciosas y a veces hasta con un poco de mala idea. Pero no sé por qué, nunca se me había ocurrido hacer una galleta antipática. Hasta que me puse a hornear a Piluqui y Cuquita. Piluqui y Cuquita no son malas mujeres. Pero son de un tipo de pija que no soporto. De esa que se pone todo de marca, pero sólo de marca que se vea. Que quiere ser la más elegante y más moderna a la vez, que tiene una opinión formada sobre todas las cosas, que desprecia lo diferente. Y lo peor, que cada vez que puede suelta la frase más tonta que hay: “Porque yo soy una señora”. Pues fíjese usted, que nunca he visto a una señora de verdad que necesite repetir continuamente esa frase. Piluqui y Cuquita se creen las más listas, nunca hacen cola en ningún sitio. Como son tan modernas no tienen problema con los morenitos, los mariquitusos ni los panchitos. Aunque les …