Últimas Entradas

Galletas decoradas de unicornios

Para mí, uno de los Grandes Misterios de la Humanidad son las modas. ¿Por qué de repente una cosa se pone de moda, y no otra? ¿Por qué parece que no vamos a poder sobrevivir sin algo… hasta que desaparece sin dejar rastro? ¿Por qué algunas modas se olvidan, y otras quedan ocultas durante décadas hasta que alguien las rescata? ¿Pero por qué unas sí y las otras no? Y sobre todo: ¿por qué han vuelto los jeans de lavado láser y corte de los 90, si sentaban fatal entonces y sientan fatal ahora? Llevo casi 20 años ocultando que llevé camisetas de smileyacid house y ahora mi hija de 7 años me dice que son lo más. Que alguien me lo explique.

doctorcookies unicorn cookies (21).JPG

También en el mundo de la repostería creativa caemos en modas, así que he podido constatar que existen cuatro cosas que a día de hoy son tendencia total, el último grito galletil. A saber:

  • los cactus
  • las piñas
  • los flamencos
  • y los unicornios

Hace tiempo hice unos cactus en gradiente de color que tuvieron mucho éxito. Ahora le toca el turno a los unicornios, esos animalitos imaginarios que según parece viajan por los arcoiris diciendo “¡wiiiiiiiiiiii!“. No soy particularmente fan de estos animales algo cursis, pero cuando me pongo en modo unicornio voy a por todas: unicornios decorados con mil flores, y por supuesto oro.

doctorcookies unicorn cookies (10)

Para hacer estas galletas decoradas de unicornio necesitaremos:

-Un cortador de unicornio: el mío lo compré en The cookie countess, y me parece bastante bueno.

doctorcookies unicorn cookies (1).JPG

-Icing de delineado y de relleno en color blanco, mejor si reforzamos el blanco para que quede blanquísimo.

-Icing de muchos colores: rosa fuerte, rosa suave, morado, amarillo, azul, verdes… en consistencia firme o icing 10 segundos.

doctorcookies unicorn cookies (8).JPG

-Spray en color perla, como el de Wilton o cualquier otra marca.

-Color oro, que puede ser en polvo o -el mío en este caso- listo para usar de Rainbow Dust.

Primero tendremos que hacer el borde y el relleno de la cabeza del unicornio, y dejar secar por completo.

doctorcookies unicorn cookies (5).JPG

Luego rociaremos la galleta con el spray o aerógrafo de brillo perla y dejaremos secar durante unos 10-15 minutos.

A continuación iremos haciendo pequeñas flores para ir cubriendo totalmente la cabellera de nuestros unicornios, esperando entre una y otra para que no se nos junten los colores. Podéis ver el proceso a cámara rápida pinchando sobre la foto o AQUÍ.

doctorcookies unicorn cookies (7).JPG

Por último haremos el hocico y ojos con el mismo icing, y pintaremos el cuerno con color oro.

doctorcookies unicorn cookies (11)

Yo acompañé estos unicornios con otras galletas porque quería usar mi nuevo cortador de pluma –el de nube lo tengo hace siglos- y de paso probar cómo quedaban distintos efectos sobre las galletas.

doctorcookies unicorn cookies (12)

Para terminar, se puede dar un pequeñísimo toque de spray perla sobre el conjunto de las galletas, para que también las flores brillen un poquito.

doctorcookies unicorn cookies (14)

doctorcookies unicorn cookies (16)

¡Listos! Unicornios y mucho color para felicitar a mi amiga Carolina. ¡Wiiiiiiiiiiii!

doctorcookies unicorn cookies (19)

Happy Easter

¿Qué es lo que pasa cuando llega la Pascua y sientes que eres Pollock por un día?

doctorcookies easter cookies (2).JPG

Pues que pasas un ratito estupendo decorando galletas.

doctorcookies easter cookies (10).JPG

Y luego un tiempo bastante más largo limpiando la cocina (pincha sobre la imagen para ver por qué).

doctorcookies easter cookies (1).JPG

¿Sabías que los conejitos de Pascua nacen directamente de los huevos de Pascua?

doctorcookies easter cookies (9)

doctorcookies easter cookies (8).JPG

Y están siempre felices de que los niños se los coman.

doctorcookies easter cookies (6).JPG

Espero que hayáis pasado todos unas muy felices Pascuas. ¡Mucho ánimo con la vuelta!

 

 

 

 

Colores de Pascua

Me encanta decorar galletas de Pascua. Quizá porque tras el duro invierno estoy loca porque llegue la primavera, y sus colores me levantan el ánimo. En los lugares fríos como Polonia la primavera va llegando a cámara lenta, los días se van alargando y parece que todo el mundo está más simpático y hasta más guapo.

Como me gusta tanto decorar huevitos de Pascua, cada año intento hacer unos cuantos modelos diferentes, y este es el primero de la temporada. Unas galletas para las que he combinado dos técnicas: el coloreado de la masa y decoración algo más elaborada con icing en el mismo tono.

galletas decoradas pascua masa coloreada (4)

Para colorear la masa simplemente añadí un poco de colorante y lo mezclé muy bien.

galletas decoradas pascua masa coloreada (1)

A las de color rosa les añadí además una puntita minúscula de azul para bajar el tono un poco.

galletas decoradas pascua masa coloreada (2)

Masa bien estirada, unas cuantas horas de refrigerador, cortar y al horno.

galletas decoradas pascua masa coloreada (3)

No las dejé dorar demasiado para que no se me estropease el color, que como veis queda bonito. Me parece una buena idea teñir la masa para tener unas galletas decoradas sin añadir más azúcar, y como pronto podréis ver, esta idea es la que utilicé para hacer mis primeras galletas aptas para diabéticos.

Pero como se suele decir en España, la cabra tira al monte, así que en esta ocasión continué decorando las galletas con más azúcar. Para ello hice icing de consistencia firme en el mismo tono de la base de las galletas; rosa, morado y amarillo.

galletas decoradas pascua masa coloreada (6)

Con un punzón tracé una línea vertical que me sirviera como referencia, y a partir de ahí empecé a decorar con líneas, puntos, gotas, flores y todo lo que se me ocurrió. Empleé boquillas muy finas, de las PME #0, y con cuidado de que no se me mezclasen las líneas fui  cubriendo cada galleta casi por completo. He colgado en mi Instagram algún video del making of, y podéis verlo pinchando aquí.

galletas decoradas pascua masa coloreada (10)

Este tipo de decoración muy profusa que tanto éxito tiene en Cookie Connection –en el top ten cada día hay 9 de puntillas y flores, algunas increíblemente perfectas- me parece que no tiene mucha más gracia que tener buen pulso y paciencia. Pero para hacer de vez en cuando la encuentro entretenidísima y de lo más relajante. Si os queréis animar a hacerla por primera vez, os recomiendo echar un ojo a mi post al respecto, o al original de la maestra SweetSugarbelle.

galletas decoradas pascua masa coloreada (5)

Así que, aunque aún nos queden unos cuantos días para Pascua, espero que podáis descansar un poco de las rutinas del día a día y la primavera se empiece a notar para todos. Que falta nos hace.

galletas decoradas pascua masa coloreada (8)

Galletas sin gluten

Según mi marido, nunca el tiempo es perdido cuando nos dedicamos a la I+D, investigación y desarrollo. Así que de vez en cuando, algún sábado dejo a las niñas jugando en pijama y abro mi laboratorio de research & development, a ver si encuentro algo interesante para mis galletas. De momento, de mis experimentos sale un 10% más o menos. No es un resultado brillante, pero me gusta considerarlo un primer paso.

En esta ocasión me propuse lograr unas buenas galletas sin gluten. Para ponerme manos a la obra primero tuve que estudiar, comenzando por el principio: saber qué es el gluten y si realmente lo necesito para hacer galletas.

doctorcookies receta galletas sin gluten (1).JPG

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentran en las harinas de trigo y otros cereales, y es responsable de la elasticidad de la masa, lo que permite que obtenga volumen, así como una consistencia esponjosa. El gluten tiene escaso valor nutricional y no es en absoluto necesario para el organismo, aunque resulte de bastante utilidad en el campo de la panadería y la repostería.

En los últimos años hemos conocido bien los efectos adversos que el gluten tiene en algunas personas, tanto a nivel digestivo -la famosa celiaquía– como en la piel u otros órganos, por lo que hacer galletas sin gluten se había convertido en una prioridad para mi. Porque el único tratamiento adecuado para esta intolerancia es eliminar el gluten de la dieta de forma radical, total y absoluta.

doctorcookies receta galletas sin gluten (3).JPG

Para hacer unas galletas sin gluten, hay dos puntos clave que debemos tener en cuenta:

1. Debemos buscar una harina 100% sin gluten, de verdad. Es decir, que lo indique expresamente en el envase y podamos comprobarlo en la lectura de los ingredientes con una seguridad del 100%. De las múltiples harinas disponibles en el mercado, yo opté por una de maíz (tipo maizena), porque me parece la más similar a la normal.

doctorcookies receta galletas sin gluten (2).JPG

y 2. El gran enemigo de las dietas sin gluten es la contaminación cruzada, es decir, que el gluten entre en contacto de algún modo con nuestras galletas y nos arruine todo. Teniendo en cuenta la volatilidad de las harinas, se hace tremendamente difícil controlar este proceso. Basta con que una mínima cantidad de gluten entre en contacto con nuestras galletas para que puedan suponer un problema a una persona con celiaquía. Por lo tanto, todas las superficies e instrumentos que utilizamos deben estar absolutamente limpios y libres de gluten.

doctorcookies receta galletas sin gluten (4).JPG

Se puede contaminar si cualquiera de los ingredientes ha sido procesado en una planta donde también procesan productos del trigo.

Se puede contaminar si utilizamos azúcar que almacenamos junto a la harina normal.

Se puede contaminar si el cortador no está perfectamente limpio.

Se puede contaminar dentro del horno o mientras refrigeramos la masa.

Se puede contaminar si nos sacudimos las manos en un delantal con el que estuvimos haciendo otras galletas.

Se puede contaminar si guardamos las galletas junto con otras con gluten.

Dicho esto, os cuento mis conclusiones:

CONCLUSIÓN 1:

Es posible hacer una buena masa de galletas sin gluten utilizando mi receta normal, simplemente sustituyendo la harina de trigo por harina de maíz sin gluten. Las cantidades de harina son las mismas. No obstante, al ser el maíz un alimento dulce por sí mismo, en mi opinión la galleta resulta excesivamente dulzona, por lo que recomiendo corregir un poco la cantidad de azúcar que añadimos a la receta. La masa se maneja con facilidad y al hornearla no pierde su forma. La galleta resultante tiene un color amarillo chillón -color maíz, para ser más exactos-.

doctorcookies receta galletas sin gluten (5)

La gran diferencia es que se trata de una galleta muy frágil, al morderla se demorona y nos deja una textura un poco arenosa. Pero de sabor están ricas y son perfectamente aptas para decorar.

doctorcookies receta galletas sin gluten (6)

CONCLUSIÓN 2:

Hay que revisar cualquier ingrediente, colorante o saborizante que añadamos a nuestras galletas. En principio, el merengue en polvo está libre de gluten, por lo que es posible hacer icing con normalidad para decorar nuestras galletas. Pero he encontrado algunas incongruencias en otras cosas. Por ejemplo, Wilton afirma que sus colorantes son seguros, pero al leer los ingredientes me encuentro esto: algunos envases son procesados en plantas donde se procesan también derivados del trigo.

doctorcookies receta galletas sin gluten (13).jpg

Así que ¡OJO!. Hay que revisar cada ingrediente y permanecer alerta ante una posible contaminación cruzada. Por supuesto no debemos utilizar icing que haya estado en contacto con galletas normales previamente. Y una cosa más: la mayor parte de los preparados de icing ya mezclados contienen gluten, no nos sirven.

doctorcookies receta galletas sin gluten (14).jpg

CONCLUSIÓN 3

(tremenda pero necesaria):

Tras haber hecho mis galletas sin gluten lavando cada instrumento con pulcritud quirúrgica, me quedo a pesar de todo con el resquemor de una posible contaminación que se me haya escapado sin darme cuenta. En mi cocina hay tanta harina y se elaboran tantas galletas que el gluten puede aparecer en cualquier rincón. Por lo tanto, ante la mínima duda, he decidido que NO voy a hacer galletas sin gluten en mi espacio con gluten habitual. Podré hacer galletas sin gluten en casa de mis amigos gluten free, con sus instrumentos y su horno. O en un obrador separado libre de gluten. Pero si no puedo estar segura al 100% de que no hay contaminación, no voy a hacer galletas sin gluten: no se puede jugar con la salud de nadie.

doctorcookies receta galletas sin gluten (15).jpg

Así que aquí tenéis los ingredientes para hacer GALLETAS SIN GLUTEN (salen 24 galletas medianas):

-330 g (3 cups) de harina de maíz SIN GLUTEN

-225 g (1 cup) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

-85 g (3/4 cup) de azúcar glas

-1 huevo grande a temperatura ambiente

-7,5 ml (1  1/2 teaspoons) de extracto puro de vainilla

-La ralladura de un cítrico (mi favorito es la lima)

-Opcionalmente, 2,5 ml (1/2 teaspoon) de extracto de otro sabor: limón, almendra…

-1 pellizco de sal

La receta se elabora como de costumbre.

 

Y yo os pido que añadáis dos ingredientes más:

-Higiene extrema para evitar la contaminación cruzada

-Gran sentido de la responsabilidad hacia la salud de lo que nos rodean

doctorcookies receta galletas sin gluten (16).jpg

Cumpliendo estas premisas podremos ofrecer galletas bien ricas también a las personas con celiaquía. Ese podría ser nuestro lema: ¡Galletas para todos!

 

Puedes leer más sobre celiaquía en estos enlaces (¡gracias, Cris, por enseñármelos!):

en la web de la NIH

-en la web de la FACE, federación de asociaciones de celíacos de España

-y mucho más sobre harinas sin gluten, pinchando aquí.

 

 

 

Super Pop

Aprovechándome de vuestra buena voluntad, podría contar que nací en los 90 y quedarme tan fresca. Pero estaría mintiendo descaradamente; soy bastante más antigua y los ochenta los viví en todo su apogeo. Está bien, digamos que era muy muy joven, pero soy de las que llevó tupé, hombreras permanentes y pantalones con gomita por debajo del pie. No te sonrías, pájara, sé que no fui la única.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (23).JPG

Aunque siento mi espíritu joven, de vez en cuando la vida se encarga de recordarme que soy de un siglo pasado. Jugaba en la calle en columpios oxidados, ayudaba a mi madre a enviar los télex, mi televisión era en blanco y negro; por supuesto ese teléfono con cable en espiral lo compartía con los otros 8 miembros de mi familia.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (6).JPG

Y para escuchar música vivía pegada a la radio, esperando que pusieran nuestra canción favorita para grabarla en un cassette, rezando para que el locutor no nos la fastidiase demasiado. Así que mostrando un simple cassette podemos saber la edad de una persona, saber si se perdió la fantástica música de los ochenta o por el contrario, se trata de un viejales como nosotros.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (4).JPG

A mis hijas les tuve que explicar qué es un cassette, pero no a mi querido blogger musical Sr. Helvética, al que regalé estas galletas hechas con tanto cariño. Porque estas son algunas de sus cintas, sus debilidades y obsesiones allá por 1986/87. Faltan muchas –Queen, imperdonable- pero a estas de aquí les dio vueltas y más vueltas hasta que todos nos aprendimos las letras, aunque fuese en inglés inventado.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (10)

La idea de hacer galletas cassette ochenteras me la dio Inmaladulce, una amiga de Facebook que hace un red velvet con una pinta espectacular. Me propuse hacerlas sencillas pero quería que quedasen bien, así que me esforcé al máximo con la masa para obtener galletas bien rectangulares. Como a pesar de todo salieron bastante imperfectas, tuve que aplicarles el truco que descubrí hace poco para lograr galletas de bordes muy rectos: puedes verlo buceando en mi instagram o directamente pinchando aquí.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (26).JPG

Busqué por internet imágenes de varias cassettes e hice una planificación de los modelos que iba a galletizar. Con ayuda de una reglita y un lápiz fui trazando las líneas principales sobre cada una de las galletas, esta en realidad fue la parte más laboriosa de estas cookies.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (15).JPG

Preparé icing en colores blanco, beige, gris, marrón y negro, y comencé a decorar poco a poco, dejando secar cada parte bien para que no se mezclasen.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (16).JPG

Las zonas de color decidí hacerlas con rotuladores, aunque perfectamente podría haber ulizado icing en más colores, pero en esta ocasión me apetecía variar.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (19).JPG

Y lo más importante: hice una buena selección musical. C.C. Catch, Modern Talking, Bananarama, Mecano… sin olvidar ese fantástico recopilatorio llamado No apta para románticos, que comenzaba con el Yolanda de Pablo Milanés.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (21).JPG

Lamentablemente,  Max Mix 3 sufrió un percance y se le salió la cinta…

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (8)

¡Menos mal que también era comestible! La hice con papel de oblea coloreado siguiendo estos sencillos pasos:

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (1)

Como todos los de mi quinta saben, las cintas se podían arreglar metiendo un bolígrafo para volver a enrollarla, así que afortunadamente todo quedó en un susto y pudimos seguir escuchando esos temazos remezclados que tanto nos gustaban.

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (27).JPG

Siempre digo que me lo paso bien decorando galletas, pero en este caso directamente me lo pasé en grande. Creo que quedaron bastante apañadas y que al Sr. Helvética le gustaron. Las galletas y la poca vergüenza de hacerme estas fotos con tupé y un polo rosa mangado a mi marido.

No dejéis de visitar el blog musical thesongswelove, quién sabe si dentro de 30 años no estaremos haciendo galletas de esas canciones que ahora escuchamos en modo bucle. ¡Feliz cumpleaños, Sr. Helvética! ¡Por muchos años más de música!

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (11).JPG

doctorcookies galletas decoradas cassette pop k7 cookies (2)

 

Lots of socks!

Como cada 21 de marzo, mañana celebramos el Día Mundial del síndrome de Down, fecha que siempre tengo marcada en mi calendario. Como he descubierto recientemente que existe el día mundial de la felicidad, el día donut o incluso el de los calcetines perdidos, me comencé a preguntar de dónde salen y qué sentido tienen los días mundiales de. Y os voy a contar aquí el resultado de mis investigaciones.

doctorcookies dia  mundial sindrome down (8).JPG

Conclusión 1: hay días mundiales elegidos por la vecina del quinto, y Días Mundiales instaurados por las Naciones Unidas. Este es el caso del síndrome de Down, la trisomía 21, que celebramos cada 21/3 desde que la ONU lo eligió.

Conclusión 2: los días mundiales son útiles porque las páginas de internet dedicadas a ellos reciben cientos de miles de visitas, aumentando igualmente la difusión a nivel de redes sociales, y por lo tanto sirven para concienciar de una forma mucho más amplia.

Y conclusión 3: una de las prioridades de las asociaciones del síndrome de Down es dar visibilidad a estas personas, para conseguir así un cambio de conciencia en la sociedad que favorezca la plena inclusión de estas personas en el ámbito escolar, laboral y social.

doctorcookies dia mundial sindrome down (5)

Se organizan cada año muchísimas campañas, muchas de ellas realmente bonitas, para colaborar con esta causa. Una de mis favoritas es la ya clásica LOTS OF SOCKS, que ha inspirado mis galletas de este año y os voy a presentar ahora mismo.

doctorcookies dia mundial sindrome down (7)

Consiste en animar a la gente a ponerse calcetines llamativos, coloreados, desparejados o locos en el Día Mundial del síndrome de Down. ¿Por qué calcetines? Porque se parecen un poquito a los cromosomas. ¿Y por qué calcetines locos? ¡¡Para que te pregunten por ellos!!

doctorcookies dia  mundial sindrome down (9).JPG

Porque… ¿Sabías que sólo en Estados Unidos hay más de 400.000 personas con este síndrome?

¿Sabías que con la estimulación adecuada las personas con SD pueden llegar a desarrollarse profesionalmente e integrarse de forma completa en la sociedad?

¿Sabías que en Reino Unido hay una pareja con SD que lleva más de 22 años de casados, y se pelean exactamente igual que los demás?

¿Sabías que tras el diagnóstico del síndrome de Down durante el embarazo, el 90% de los casos termina en aborto?

¿Sabías que las personas con síndrome de Down no tienen derecho al voto en España, a pesar de la insistencia de la ONU para que modifique la ley electoral de forma urgente?

doctorcookies dia  mundial sindrome down (14).JPG

doctorcookies dia  mundial sindrome down (6).JPG

Vale la pena hablar del síndrome de Down, informarse, debatir, y dejar de ignorar a una parte importante de nuestra sociedad. Así que te animo a sacar mañana tus calcetines más locos –colores, rayas, lunares, desparejados, ¡tres calcetines!- y decir que los llevas sencillamente porque hay personas con síndrome de Down que merecen la conversación.

doctorcookies dia  mundial sindrome down (12).JPG

A mí me va a costar que me pregunten, porque siempre llevo calcetines absurdos, pero ya me las ingeniaré para hablar todo lo posible de este tema que tanto me gusta.

Os dejo con una sonrisa y con una página irresistible: el increíble caso de Wil, el niño volador.  Su papá le hace unas fotos simpatiquísimas… ¡es que no se puede ser más salado!

doctorcookies dia  mundial sindrome down (4).JPG

doctorcookies dia mundial sindrome down (13)

Si te interesa el tema, no te pierdas…

La web de Down España, donde puedes informarte y colaborar todo lo que quieras pinchando AQUÍ

La página de ayuda  Mi hijo con síndrome de Down, pinchando AQUÍ 

Las asociaciones iberoamericanas de síndrome de Down reunidas en la federación FIADOWN, pinchando AQUÍ

La asociación Down Syndrome International, pinchando AQUÍ

La película La Historia de Jan –ya disponible en DVD- pinchando AQUÍ

Los fantásticos calendarios de Wilcanfly, pinchando AQUÍ o el blog de su padre Thatdadblog pinchando AQUÍ

Cómo hacer galletas con print animal

Las galletas con animal print son muy apreciadas porque quedan muy bonitas y pueden usarse para los más diversos proyectos. Yo ya las había hecho hace siglos, pero las repetí con mucho gusto para el cumpleaños de mi hija pequeña, ambientado en la película de dibujos animados de Tarzán. Le hice galletas de leopardo, tigre, cebra y jirafa. ¿Qué por qué Tarzán? ¡Preguntádselo a ella! Es la única niña que conozco tan loca por esa película.

doctorcookies animal print cookies (5)

Para hacer estas galletas  de print animal hace falta preparar icing de consistencia 10 segundos -la mía para ser más exactos rondaba los 8 segundos- en los siguientes colores:

-Leopardo: Amarillo, beige y negro

-Tigre: Naranja y negro

-Cebra: Blanco y negro

-Jirafa: Amarillo y beige

doctorcookies animal print cookies (6)

Para hacer estas galletas mi experiencia dice que es mejor trazar un borde a la galleta primero y dejarlo secar un poco, ya que al utilizar la técnica wet on wet ponemos icing bastante líquido sobre la galleta y es fácil que se nos desborde si no tenemos mucha mano.

Primero rellenaremos el fondo con una boquilla del número #3 ó #4.

Para las líneas del estampado usaremos una boquilla número #1, pero si no tenemos buen pulso puede hacerse también con #2.

Y necesitaremos un palillo, punzón o scribe tool. Yo sin duda me quedo con el de la marca PME, que es buenísimo.

Para saber cómo se hace cada uno de los estampados, os presento estos vídeos que he ido colgando en mi instagram.

doctorcookies animal print cookies (8)

-Para ver cómo se hace el estampado de leopardo.

-Para ver cómo se hace el estampado de tigre.

-Para ver cómo se hace el estampado de cebra.

-Para ver cómo se hace el estampado de jirafa.

Ya veis que no es nada difícil, todo depende de tener la consistencia adecuada de icing y practicar un poquito.

doctorcookies animal print cookies (3)

También puse unas galletas en tono oro viejo, porque me encanta la combinación de oro con animal print, es muy Jane. Y ya que estamos, os enseño la preciosa tarta que me hizo mi amiga Anna Dulcevida para el cumpleaños selvático de mi hija:

doctorcookies animal print cookies (4)

Anna hace unas tartas preciosas y sobre todo riquísimas; tiene la misma manía que yo al fondant así que sus tartas están cubiertas de crema de mascarpone y son espectaculares. ¡Arriba el sabor!

Espero que el tutorial os haya resultado útil. Yo ya estoy planeando mis próximas galletas con print animal. ¡Roaaaaarrrr!

doctorcookies animal print cookies (1)

doctorcookies animal print cookies (10)

Galletas María

Los que tengáis una hermana menor sabréis que suelen ser muy pesadas. De pequeñas les encanta perseguirte a todas partes, meterse en todos tus asuntos y no te dejan ni respirar. Luego crecen y se hacen más listas que el hambre, se salen con la suya casi siempre y parece que los padres las consientan mil veces más de lo que hicieron contigo. Así son ellas.

doctorcookies galletas maria  (4).JPG

La mía, además de todas esas cosas, resulta que es una chica bastante maja. Por eso, cuando se pone pesadita con un tema le acabo haciendo caso, que tampoco me cuesta tanto. Y si ella me dice que quiere salir galletizada en mi Instagram y que ponga Maria in progress, pues nada, a esperar la inspiración oportuna. Ya una vez hice una María en unas galletas del día de la madre, y no hay que olvidar que galletas maría hay millones en el mundo, doradas y sin dorar. Pero si mi hermana quiere convertirse en galleta, quién soy yo para decirle que no.

doctorcookies-galletas-maria-9

La inspiración llegó finalmente uniendo dos conceptos que parecían destinados a encontrarse. El primero, el descontrolado pelo de mi hermana, que es para verlo. Una mata de pelo espectacular, con unos rizos impresionantes que se empeñan en crecer hacia arriba en lugar de dejarse vencer por la gravedad como el resto del mundo.

Lo segundo, una idea que me encantó cuando la vi: el cortador de galletas Hairdo. Es muy simple, sirve para hornear muñequitas de enorme pelo que luego con nuestros mordiscos iremos peinando a nuestro gusto. ¿A que es mono?

Pensé que mi sobrina iba a disfrutar mucho haciendo peinados a su madre, y me puse a ello. El cortador que empleé yo es uno normal, redondeado con borde festoneado. Ahí dibujé la cara de mi hermana en pequeñito, para dejar que todo lo demás fuera pelo. Lo cubrí con icing negro y lo dejé secar.

doctorcookies-galletas-maria-5

Luego usé algunos de mis stencils y un toque de aerógrafo -¿habéis visto lo bien que queda el negro sobre negro?- para hacerle distintos fondos a mi hermana, incluido el de pájaros, porque todos tenemos la cabeza llena de pájaros en algún momento.

Unas cuantas expresiones faciales –algunas de ellas no son nada de mi hermana, pero hay un par que son ella totalmente- y FUNDAMENTAL unos buenos pendientes para cada ocasión. Me he permitido la licencia de poner los dos pendientes iguales en cada galleta, pero mi hermana no ha conjuntado ni un par de pendientes ni de calcetines desde que yo la conozco. Podéis ver el proceso completo pinchando sobre la foto:

doctorcookies-galletas-maria-6

Y una vez terminadas, os puedo presentar a mi hermana María en su versión galleta. A mis hijas les encantó la idea de cambiarle el look a mordiscos, y en menos de un minuto la habían dejado con melenita, luego a lo garcon, y por fin calva. Pincha sobre la foto y verás cómo:

doctorcookies galletas maria.png

Las otras se las he enviado a mi sobrina, para que haga lo que considere oportuno con la cabellera de su madre. Yo de momento he cumplido con mi fantástica hermana pequeña, y espero que haya disfrutado estas galletas inspiradas en su pelazo y su alegría de vivir.

doctorcookies-galletas-maria-8

Hermana a la que, por cierto, a veces también pido yo caprichitos, como el que dentro de unas semanas veréis en un post muy especial. ¡Hasta entonces!

 

 

La La Land

Desde siempre, que yo recuerde, he sido una amante del cine. En mi casa apenas veíamos televisión, de hecho durante muchos años ni siquiera tuvimos una. Cuando todos nuestros amigos ya tenían aparato de vídeo, nosotros aún seguíamos en blanco y negro, viendo tele sólo los fines de semana. Al cine, en cambio, me llevaron desde bien pequeñita, y durante mi juventud no había sesión continua ni cineclub que se me escapara.

doctorcookies galletas la la land cookies  (1).JPG

Cuando conseguimos por fin a un aparato de televisión decente y un vídeo yo ya tenía ventipico años. A esa edad vi Casablanca, y a partir de ahí me pude resarcir y ver todo el cine clásico que había soñado. Pensándolo ahora con la distancia de los años, creo que no fue tan mala cosa; pude ver películas impresionantes cuando estaba sobradamente preparada para disfrutarlas.

doctorcookies galletas la la land cookies  (3).JPG

Aunque el cine de mi infancia es el ochentero -soy hija de E.T, Los Goonies e Indiana Jones– tengo una debilidad especial por el cine clásico. Disfruto cada minuto rodado por Howard Hawks, Alfred Hitchcock o Billy Wilder, y cuando vemos en casa Singin’ in the rain con mis hijas no puedo quietarme la sonrisa durante toda la película.

doctorcookies galletas la la land cookies  (4).JPG

Por eso, porque me encanta que el cine me entretenga, la producción sea bonita y los personajes me atrapen; por eso mismo me declaro fan de La La Land. Porque es una película bonita, una historia sencilla que habla de temas atemporales –qué difícil es alcanzar los sueños sin dejar nada valioso en el camino-, una película dirigida por un chico joven que no ha reparado en gastos para hacernos soñar.

doctorcookies galletas la la land cookies  (15).JPG

Si me preguntasen ahora mismo qué película me hubiese gustado protagonizar, diría sin duda que Memorias de África, por aquello de que Robert Redford me lave la cabeza durante un safari. Pero no me molestaría nada pasar unos cuantos meses de mi vida en La La Land. Paseando bajo el sol con un chico así –Ryan Gosling me rindió-, bailando entre las estrellas, viendo como flotan esos vestidos maravillosos al ritmo de mis pasos.

doctorcookies galletas la la land cookies  (10).JPG

Fui a ver La La Land con un grupo de amigas, y sólo a una le gustó tanto como a mí. A otra le horrorizó, algunas la encontraron mona aunque demasiado almibarada, y otra amiga aún no sabe qué opinar. Pero todas todas, 100%, salimos del cine enamoradas del maravilloso vestuario que Mary Zophres hizo para la película. Ese vestido amarillo ha entrado directo en mi lista de razones para convertirse en actriz. No sé si Emma Stone se lo habrá quedado, si yo fuera ella en mi armario los tendría todos a buen recaudo.

doctorcookies galletas la la land cookies  (6).JPG

Fui también a ver La La Land con mi marido. Disfrutamos juntos la historia de amor, el romántico paseo por la ciudad de Los Ángeles -que nosotros hicimos en su momento- y la explosión de vitalidad que la película desprende.

Al acabar, mi marido se giró en su butaca y me dio un besazo de esos que no se olvidan; un beso de película. Qué más se puede pedir por unos cuantos euros.

doctorcookies galletas la la land cookies  (9).JPG

Que vivan las fábricas de sueños. Que viva el cine.

 

 

Buenos propósitos (colaboración con Daniel d’Ors)

Ya tenemos de sobra estrenado el año nuevo, y con él las expectativas de que el mundo sea un poco mejor. Parece que el comienzo de año es la época idónea para hacer nuevos propósitos, que iremos abandonando poco a poco, hasta que volvamos definitivamente a las andadas sin demasiado cargo de conciencia. Ahora que ya estamos casi en marzo vemos la realidad cara a cara, y la mayor parte de nuestros propósitos se fueron al garete hace un par de semanas por lo menos.

doctorcookies galletas decoradas daniel d'ors (9).JPG

Yo nunca he sido una persona muy de new year resolutions; por lo general los giros de mi vida han acontecido cuando tocaba, y no con el inicio del año. Pero este quiero que sea diferente y tengo un reto para 2017: dibujar y pintar sobre galletas. Saber hacer perspectivas, sombras, luces. Difícil pero no imposible.

doctorcookies galletas decoradas daniel d'ors (7).JPG

Mientras no sepa hacerlo -estaría bien que de forma repentina naciera en mí el talento pintor, pero lo veo improbable- habré de seguir buscando un curso donde aprender. Todo un reto viviendo en Polonia; por ahora voy a tener que conformarme con disfrutar la magnífica obra de otros galleteros, artistas, pintores e ilustradores.

doctorcookies-galletas-decoradas-daniel-dors-6

Aunque bien pensado también es la excusa perfecta para que uno de mis ilustradores favoritos acceda a decorar unas galletas con su enorme talento e inigualable estilo. Me refiero al excelente Daniel d’Ors, diseñador gráfico, creativo y sobre todo ilustrador.

danieldors

Podemos llamar colaboración a este proyecto porque yo puse las galletas, el icing y presté un bolígrafo alimentario de mi propiedad. Pero no es necesario decir que fue Daniel el que hizo todo el trabajo artístico (puedes clicar sobre las imágenes para ver cómo fue el proceso).

doctorcookies galletas decoradas daniel d'ors (1).JPG

He de reconocer que cuando me dijo de hacer unas galletas de bichos me dejó algo perpleja. Pero ha sido un placer verlo trabajar sobre unas sencillas galletas glaseadas en color blanco, haciendo aparecer insectos de la nada. El resultado final es impactante, creedme si os digo que en vivo estas galletas son un espectáculo. Tanto es así que no han sido devoradas por nadie, sino que han pasado a formar parte de mi colección particular.

doctorcookies galletas decoradas daniel d'ors (8).JPG

Aprenda o no a pintar sobre galletas en este 2017, hay algo que no creo que logre jamás, que es el talento para pintar y dibujar. Eso, sencillamente, se tiene o no se tiene. Daniel lo tiene, yo no. Pero no pienso darme por vencida, cualquier oficio se puede aprender y espero de aquí a un año ser capaz de hacer al menos una galleta bien pintada.

doctorcookies-galletas-decoradas-daniel-dors-12

doctorcookies-galletas-decoradas-daniel-dors-14

Hasta entonces, no dejaré de seguir a artistas como Daniel d’Ors  -soy adicta a su instagram hasta que estrene su nueva web- para no perderme ni una sola de sus maravillosas ilustraciones. Aunque, nadie es perfecto, su arte no se pueda comer.

Cómo hacer icing color carne

Dicen por ahí que internet es la universidad de las galleteras, y en mi caso no puedo negarlo. Cada vez que me surge alguna duda voy a google y hale, ahí está la respuesta, con suerte hay hasta vídeo explicativo. Quizá por eso dedico tiempo a contar mis experiencias en forma de tutorial; porque pienso que a otro galletero puede que le ayude, aunque sean cuestiones sencillas. Y como recuerdo perfectamente cuando busqué cómo hacer el color carne o piel en icing, ahí va mi experiencia en cinco pasos:

Primero: hacer icing blanco.

doctorcookies icing color carne (1).JPG

Segundo: teñir el blanco con un poco de colorante crema o ivory.

doctorcookies-icing-color-carne-2

doctorcookies-icing-color-carne-3

doctorcookies-icing-color-carne-4

Tercero: añadir una cantidad muy pequeña de rosa -ojo con el rosa, es traicionero y a la mínima se nos hace fucsia-.

doctorcookies-icing-color-carne-5

doctorcookies-icing-color-carne-6

doctorcookies-icing-color-carne-7

Cuarto: si tenemos un color demasiado fuerte, vale la pena poner 2 ó 3 gotitas de colorante blanco para rebajar la intensidad. Sobre todo teniendo en cuenta que con el paso de las horas todos los colores tienden a oscurecerse.

doctorcookies-icing-color-carne-8

doctorcookies-icing-color-carne-9

Y quinto: jugar con otros dos colores, amarillo o marrón, para lograr los tonos de piel que deseemos. Porque no hay dos personas iguales y está bonito acercarnos a todos con nuestras galletas.

doctorcookies-icing-color-carne-10

Voilá, a hacer personitas en galleta.

doctorcookies icing color carne (11).JPG