Últimas Entradas

Paleta de color

Desde que comencé a hacer galletas, mi ídola galletera siempre fue SweetSugarbelle; una mujer corriente, madre de familia, que ha creado escuela a nivel mundial con su estilo de decoración de galletas. Sus galletas tienen un toque muy limpio y simple que entra por los ojos por dos razones:

a) porque son galletas sencillamente perfectas y

b)  porque combina como nadie el color

doctorcookies paleta de color (15)

Gracias a ella comencé a valorar la importancia de trabajar con el color. Es decir, en lugar de hacer los colores como salgan, hay que tratar de hacer con el icing paletas de color. De esta forma podremos combinar galletas de distintas formas y diseños creando un conjunto armónico siempre.

doctorcookies paleta de color (9)

Conseguir paletas de color bonitas es tan sencillo como escribir paletas de color en la barra de Google o en Pinterest. Sin ir más lejos, el tablero sobre color de Sugarbelle es de lo más inspirador.

doctorcookies paleta de color (2)

Pero hay muchas más herramientas estupendas a nuestro alcance, utilizadas diariamente tanto por diseñadores gráficos como por decoradores y fotógrafos.

Una muy sencilla son las webs del tipo de Design Seedsfor all who love color-, donde a través de colores simples podemos obtener ideas de paletas de color, o bien buscar inspiración para cada estación del año. Simplemente tendremos que pinchar sobre el color que nos apetezca y ver todo lo que nos ofrecen.

doctorcookies paleta de color (13).JPG

También existen herramientas que nos ayudan a obtener una paleta de color a partir de una imagen. Mis dos favoritas para esto son Pictaculous o Imgr. Introducimos la imagen en la web y esta nos genera su paleta correspondiente; así de fácil.

doctorcookies paleta de color (17)

Por ejemplo, hice estas coloridas galletas inspirándome en la paleta de colores que quiero para decorar el cuarto de mis hijas. No es fácil dar en la diana de cada tono; debemos conocer bien nuestros colorantes y recordar que el icing se oscurece de forma natural con el paso de las horas. Seguro que habéis vivido el caso del verde mint que al levantarse por la mañana se había convertido en turquesa… así que la única receta mágica es practicar, practicar y practicar.

Y dicho esto, me voy a buscar una bonita paleta de colores de otoño para ver qué se me ocurre esta semana. ¡Hasta la próxima!

doctorcookies paleta de color (10).JPG

NOTA: Después de escribir este post, leí el excelente post sobre el tema de Dolce Sentire y me di cuenta de que coincidimos en casi todo. Así que os recomiendo leer su post sobre el tema, que es anterior al mío y está super bien explicado. ¡Y por supuesto, el de SweetSugarbelle!

doctorcookies paleta de color (13)

 

Pincel y esponja

Mi querida hermana L. es un cielo y no hace más que regalarme cortadores chulos. A ella y mi cuñado debo el cortador de la Merkel y alguno más que veréis próximamente. Y también estos monísimos de árboles y cerditos, que me sirvieron para hacer un experimento sobre texturas en galleta.

doctorcookies cerdito feliz (8).JPG

Hice la clásica receta de galletas de vainilla y lima y preparé mis colores con los colorantes Color Right de Wilton, que cada día me gustan más.
Para los árboles me había propuesto usar el icing con pincel -en lugar de con manga y boquilla, cosa que no había probado- y me parece una idea interesante cuando vamos a decorar poca superficie con un color y nos da pereza rellenar una manga o bote.

doctorcookies cerdito feliz (1)

Puse tres tonos diferentes de verde en tres boles, y simplemente fui pintando sobre la galleta con pincel, sin mezclar los colores. Podéis ver el vídeo AQUÍ.

doctorcookies cerdito feliz (3).JPG

Cuando se secó hice el marrón del tronco de la misma forma. Luego le pegué unos sprinkles que había comprado a petición de mi hija pequeña -a la que le encantaría que corazones rosas de azúcar nacieran de los árboles-.

doctorcookies cerdito feliz (5).JPG

Para los cerditos utilicé icing rosa y una esponja de manualidades, a ver cómo quedaba. Puse el icing y lo dejé secar unos minutos, y luego le fui dando toques con las esponjita para que quedase rugoso. Y nuevamente, este es el resultado:

doctorcookies cerdito feliz (16).JPG
Rugosos están, pero para ser sinceros me parece que el efecto es más una pared de gotelé que un cerdito. Pinté las caritas con rotulador alimentario y al cabo de unos minutos estaba seco.

doctorcookies cerdito feliz (17).JPG

Llevé estos cerditos a la fiesta de cumpleaños de mi edificio -ha cumplido 94 años, una rareza en la atormentada Polonia-. Los niños se abalanzaron como locos sobre los arbolitos y en pocos minutos sólo quedaba uno.

doctorcookies cerdito feliz (9)

Mi vida no cambiará después de este mini experimento. Pero gracias a estas galletas, los vecinos del edificio no olvidarán fácilmente este aniversario. El año en que todos los niños de la foto tenían los dientes de color verde.

doctorcookies cerdito feliz (12)

 

 

 

 

 

Make a wish

Estas que os presento hoy son las galletas que me encargaron para el cumpleaños de una niña llamada Gabi. Como ya cumplía 10 y a esa edad se acabaron las princesas -esto va muy rápido- su mamá me enseñó fotos de unas galletitas de las que se había enamorado perdidamente por Instagram. Se trataba de un precioso set de Natsweets con el lema make a wish, piensa un deseo. Natsweets es una gran galletera, con un control impresionante de paletas de color; os recomiendo disfrutar un paseo por su Instagram.

doctorcookies galletas make a wish (2).JPG

No me gusta copiar galletas así a las bravas, pero no quería dejar pasar un flechazo como este, así que le prometí unas galletas más o menos iguales.

doctorcookies galletas make a wish (5)
Por supuesto pedí permiso a la autora original, no tanto por hacer las galletas sino por mostrar las fotos. Natasha me respondió encantadora, dándome su autorización.

doctorcookies galletas make a wish (7)

Dividí entonces este encargo en dos partes: la primera un set para la cumpleañera, para desearle mucha felicidad en un día tan importante. Traté de que fuesen parecidas a las originales aunque combinando de forma diferente los diseños. Definitivamente me gusta más hacer galletas con mis propias ideas, pero quedaron bonitas, ¿verdad?

doctorcookies galletas make a wish (4).JPG

La segunda parte fueron galletas que iba a repartir a sus invitados, unas tartas en los mismos tonos. Estas sí que son más mías.

doctorcookies galletas make a wish (10).JPG

Hice estas galletas ovaladas de borde festoneado -cortadores estupendos y baratos- y las cubrí con icing blanco, rosa pálido y grafito. Ya sabéis cómo conseguir un color blanco bonito y también un negro o gris. Para conseguir un rosa suave, el truco consiste en poner muy muy poca cantidad de colorante rosa y añadir siempre una puntita minúscula de azul, así rebajaremos la intensidad y no quedará fucsia.

doctorcookies galletas make a wish (9).JPG

Una vez seco, hice las gotas de oro con un cepillito y colorante líquido Rainbow Dust.

Luego hice con icing blanco las tartas, cada piso por separado para ir añadiéndole sprinkles.

Y por último, un toque de oro para la base de las tartas.

doctorcookies galletas make a wish (13).JPG

Cada vez que cumplo años y me dicen que piense un deseo, me entra una especie de pánico escénico y no sé ni qué quiero desear. ¡Se me ocurren demasiadas cosas!

Con los años me he ido haciendo más conservadora, ya no se me ocurre pedir nada material, ni siquiera dar vueltas al mundo. Me suelo conformar con salud y alegría para mis hijas.

¡Así que tú pide, Gabi! Que con 10 años tienes la edad perfecta para soñar.

doctorcookies galletas make a wish (14).JPG
doctorcookies galletas make a wish (17).JPG

doctorcookies galletas make a wish (11).JPG

Ideas de verano

Tengo la suerte de estar disfrutando unos maravillosos días de sol y playa en España. La verdad es que hace mucho calor, pero desde que vivo en Polonia ya no me quejo de eso y trato de absorber cada rayo de luz, por lo que pueda venir.

Llevaba ya un par de meses obsesionada con rodearme de galletas cálidas y veraniegas; al final han surtido su efecto y estoy disfrutando un verano de verdad. Así que el pequeño descanso me viene muy bien para hacer un recopilatorio de galletas veraniegas, por si a alguien le sirven como idea.

Las primeras las conocéis, son las de hojas Monstera deliciosa, unas galletas de inspiración tropical muy apropiadas para estos calores.

doctorcookies monstera deliciosa (6)

También son refrescantes las frutas veraniegas que hice para CookieConnection, para las que utilicé sólo colores cálidos porque era la base del reto.

doctorcookies warm summer cookies

Y luego llegó el fin de curso, por lo que decidí hacer galletas como detalle para los profesores y compañeros de clase de mis hijas. Ellas querían que hiciese unos fidget spinners, pero como no tenía mucho tiempo ni el cortador decidí dejarlos para otra ocasión -¿habéis visto qué simpáticas las galletas de spinner de Haniela?-.

Finalmente hice coloridas y veraniegas gafas de sol para los amiguitos, y creo que les encantaron. ¡Al menos duraron muy poco antes de ser devoradas!

doctorcookies galletas gafas de sol.JPG

Se trataba de unas galletas muy sencillas, en colores alegres y poco más. Pero las embolsé con una cartulina de colores detrás, y quedaron bastante bien. En mi instagram colgué el making of  de estas gafas de sol.

Y también, como cada año, hice unas galletas bien bonitas para los profesores de mis hijas. No suelo hacer regalos durante el curso para no parecer la típica madre pelota, pero me encanta darles las gracias a fin de curso. ¡Cada vez que pienso los kilos de paciencia que dedican a nuestros hijos!

doctorcookies happy summer (10).JPG

En esta ocasión horneé muuuuuchas galletas de tamaño mini que cubrí de icing blanco, y por encima fui haciendo pequeños dibujos de inspiración veraniega.

doctorcookies happy summer (6).JPG

Gafas de sol, bañadores, bikinis, chanclas, cocktails o mis favoritas, las medusas.

doctorcookies happy summer (2).JPG

Estas son las típicas galletas que de una en una quedan bien, pero cuando hay muchas se hacen fotogénicas de repente. Para hacerlas solo se necesita un poquitín de pulso y un icing en consistencia 15 segundos.

doctorcookies happy summer (4).JPG

Y lo último, una bonita presentación. Un bote de cristal al que ponemos en el fondo azúcar moreno, y luego vamos añadiendo una selección de galletas veraniegas. Lo último, las etiquetas hechas por mi hija en las que se puede leer happy summer y thank you. Me encanta cuando hago estos mini proyectos, con galletas y su presentación un poquito especial. ¿A que queda monísimo?

doctorcookies happy summer (11).JPG

Para terminar la temporada, llegó el cumpleaños de nuestro amiguito Tomás. Su madre me pidió una decoración surfera para la tarta, así que hice unos toppers con forma de tabla de surf y body board.

Cortamos a mano las tablas -lo digo en plural porque lo hizo mi hermana, que estaba de visita y la puse a trabajar- y las decoré con stencils y aerógrafo. Con el aerógrafo se decora muy rápido, pero sobre todo el brillo del color es totalmente imbatible; qué feliz soy con mi aerógrafo nuevo.

doctorcookies surf board (2)

Pensando en Tomás hice también unas galletas playeras y veraniegas con unas gafas brasileras incorporadas, en homenaje a su fantástica mamá, gran brasilera y mejor amiga.

doctorcookies set verano (1).JPG

Un tiburón, un cóctel sin alcohol, un helado…

doctorcookies set verano (2).JPG

Ahora me estoy tomando unas semanas de vacaciones, que también hacen falta. Espero que vosotros también podáis descansar mucho, y lleguemos al otoño con energías renovadas para miles de galletas más.

doctorcookies set verano

 

Mis galletas sin azúcar, o la historia de un fracaso

Mi famoso lema galletas para todos sigue cosechando fracasos. Después de las galletas sin gluten -que en sí no estaban mal pero no me atreveré a hornear- quise investigar un poco más para hacer unas galletas sin azúcar, aptas para diabéticos.

doctorcookies galletas sin azucar (15).JPG

Las galletas elaboradas con recetas normales son una fuente importante de azúcares. Primero por el azúcar en sí mismo, que utilizamos tanto en la masa como en el icing. Pero también por el índice glucémico de la harina. Para entendernos: cualquier carbohidrato provoca un aumento de la glucosa o azúcar en sangre, y la harina convencional produce una subida bastante alta de estos niveles. Por ello, mi objetivo fue reducir el contenido de azúcar de las galletas en este experimento.

doctorcookies galletas sin azucar (1)

En el mercado existen varios productos que pueden sustituir al azúcar. De todos ellos, vi que el más recomendado por interferir menos con el sabor de la galleta es el xilitol o azúcar de abedul. A por él que me fui para probarlo en mis galletas aptas para diabéticos.

La primera sorpresa que me encontré es que el xilitol se vende en prácticamente cualquier parte. Es un azúcar granulado grueso y duro, así que si no disponemos de las herramientas adecuadas para pulverizarlo no vamos a tener mucho éxito con él.

doctorcookies galletas sin azucar (4).JPG

A la hora de preparar la masa, no suelo utilizar azúcar granulado porque me gusta más la textura con el azúcar glas. Al xilitol le sucede lo mismo; que la masa queda llena de cristalitos.

doctorcookies galletas sin azucar (2)

La masa se puede manejar sin problemas y forma de la galleta no se resiente, pero no queda tan lisa y al mordisco me gusta menos.

doctorcookies galletas sin azucar (17).JPG

Se me ocurrió que una forma de reducir el contenido de azúcar podía ser dejar la galleta sin decorar con icing, sino teñir la masa para darle color. Y aquí encontré la segunda sorpresa:

doctorcookies galletas sin azucar (21)

Efectivamente: ¡el colorante para icing contiene azúcar! Realmente es una cantidad muy muy pequeña y no en todos los colores, pero… ¡que levante la mano el que sabía que los colorantes pueden llevan azúcar!

doctorcookies galletas sin azucar (9).JPG

La masa se tiñe muy bien y los colorantes no la afectan en su textura ni sabor.

doctorcookies galletas sin azucar (11).JPG

Hasta aquí, las galletas me parecieron decentes. Aunque el xilitol no sabe igual que el azúcar porque da una extraña sensación de frescor en la boca -como de menta- el conjunto me pareció tolerable.

doctorcookies galletas sin azucar (12)

Entonces llegó la tercera sorpresa, la menos divertida de todas: descubrir que, con este azúcar, hacer icing se convierte en misión imposible. Es demasiado granulado, y a pesar de mis esfuerzos por pulverizarlo, este fue el aspecto de la glasa que salió:

doctorcookies galletas sin azucar (6).JPG

¡Granulado! Muy lejos de la suavidad esperada, salió un icing lleno de cristales, totalmente poroso, nada resistente; imposible si lo que buscamos es el acabado brillante de costumbre.

doctorcookies galletas sin azucar (7).JPG

Pero lo peor aún estaba por llegar: el sabor. El icing hecho con xilitol sabe a cigarrillo mentolado -sí, los probé en mi juventud- o a pasta dentífrica, a chicle barato. Y por si fuera poco, el icing hecho con xilitol nunca acaba de secar.

doctorcookies galletas sin azucar (19).JPG

Parece que está a punto de secarse, pero no lo va a hacer jamás, por más que lo miremos y remiremos, con deshidratador o sin él. Conclusión: que no. Que eso no es icing, y que no recomiendo a nadie decorar galletas con esa glasa de xilitol.

doctorcookies galletas sin azucar (20).JPG

Así que la próxima vez que quiera decorar unas galletas aptas para diabéticos, voy a probar otro sustituto del azúcar diferente, porque este no me ha convencido demasiado. ¿Tenéis alguna idea para darme?

Como tengo más moral que el alcoyano, no pienso rendirme hasta que dé con unas galletas sin azúcar que a mí me gusten. ¡Toca seguir investigando!

doctorcookies galletas sin azucar (14)

 

¡Bienvenido, verano!

Me parece muy bonita la Navidad con todas esas lucecitas y la gente abrazándose; qué romántica la primavera con los insectos y pajarillos volando de dos en dos; y siempre fantástica la combinación de ocres en los árboles de otoño. Pero si de verdad queréis verme feliz, a mí dadme verano. Adoro el verano.

Noto que el sol me carga las pilas, me apetece más salir y hacer cosas, disfruto vistiéndome de colores alegres y mis pies son felices como nunca, descalcitos o en sandalias. Cómo será lo mío con el verano, que hasta me he animado a participar en uno de los retos de Cookie Connection.

doctorcookies warm summer cookies (3)

En esta ocasión el reto se titula Warm and Cool, y consiste en hacer un set de galletas sólo en colores cálidos o sólo en colores fríos, con temática verano para los que vivimos en el hemisferio norte – sí, Polonia está bastante al  norte- e invierno para los que habitan en la mitad sur. Como me encanta jugar con el color en mis galletas, decidí dejar de lado temporalmente mis reticencias con Cookie Connection y me puse manos a la obra.

Mi objetivo era lograr una imagen veraniega y refrescante usando sólo colores cálidos. Por eso no tuve que dedicarle mucho rato a la temática: las frutas encajaban a la perfección, porque comer un trozo de sandía es como pegarle un mordisco al verano. Y aunque los cítricos sean fruta de invierno, son tan ricos y refrescantes que van perfectos.

doctorcookies warm summer cookies (8).JPG

Para elaborar el icing tuve siempre delante la tabla con los colores cálidos y fríos. Hice incluso la receta de galletas de chocolate porque el marrón oscuro es cálido, lo confieso. No me pareció difícil conseguir los colores excepto en los verdes; me costaron un poquito más porque matices casi inapreciables de amarillo o azul pueden cambiar completamente la calidez de los tonos.

doctorcookies warm summer cookies (4).JPG

Me encanta el verano y me encantan las frutas de verano. Ahora mismo en Polonia hay unas frambuesas y unas cerezas increíbles, de primavera. Pero en cuanto llegue de vacaciones a España pienso lanzarme como loca a la riquísima fruta de mi país, que no es por presumir, pero es de lo mejorcito del planeta. Eso y su solecito, vitamina pura.

¡A llenarnos de vitamina V de verano!

doctorcookies warm summer cookies (2)

Quiero dar las gracias a todos mis amigos de Facebook, que con sus comentarios me ayudaron a elegir el mejor modelo de sandía y naranja para este set. ¡Quedé abrumada con tanta respuesta, sois los mejores!

Y quiero dedicar estas galletas con mucho cariño a la fantástica Su Seara, una artista del azúcar que me regaló este cortador de helados porque sí, porque es majísima. ¡¡Gracias mil!!

Galletas para primera comunión

Acabo de declarar oficialmente cerrada la temporada de galletas para primera comunión, y os voy a contar algunas de las que he hecho este año por si pueden servir de inspiración para vuestras galletas. He horneado muchas pero de algunas no tengo buenas fotos, así que nos olvidamos de ellas.

doctorcookies galletas primera comunion (1)

Las primeras que hice, ya conocidas por los seguidores de doctorcookies.com, son las de mi sobrino Mateo. Un diseño clásico como los recordatorios de toda la vida, con el pan y el vino como motivos principales. Los que quieran saber más, pueden pinchar AQUÍ o sobre la foto para acceder al post completo.

doctorcookies galletas primera comunion (2)

Para los niños asistentes a la primera comunión de Mateo quise hacer unas galletas más simpáticas, así que con un cortador rectangular hice estos Carnets de amigo de Jesús con la cara de mi sobrino y la fecha de su comunión. El fondo o background es el mismo que en las otras -aerografiado perla sobre fondo blanco- y las letras las hice con rotulador alimentario negro y azul.

doctorcookies galletas primera comunion (17)

Obviamente esos borrones los he hecho posteriormente sobre la foto, para no dar detalles personales. Por lo que me contaron, estos recordatorios duraron menos de un minuto.

doctorcookies galletas primera comunion (18)

Pero la moda entre los papás es, sin duda, la galleta personalizada con la carita de sus niños, y esto principalmente es a lo que me he dedicado estas últimas semanas; a personalizar galletas.

———-     ———-     ———-

Las primeras fueron las de el guapísimo Hugo. Su madre tenía muy claro lo que quería. Ella misma diseñó los recordatorios online y me pidió que hiciese la carita de su hijo en galleta siguiendo el modelo de la tarjeta.

carita hugo.png

Como veis se trata de un diseño sencillo y muy bonito, así que no me costó mucho pasarlo a la galleta.

doctorcookies galletas primera comunion (12).JPG

Imprimí la ilustración en el tamaño que me interesaba, la recorté y la usé para trazar las líneas de la cara y el pelo.

doctorcookies galletas primera comunion (15).JPG

Luego cubrí con icing, y una vez seca hice la parte más laboriosa, posicionar correctamente los rasgos faciales en la galleta. Podéis ver cómo lo hice pinchando en la foto, aunque con la velocidad de este timelapse hay que estar muy atentos.

doctorcookies galletas primera comunion (14)

El resultado es una galleta sencilla, muy limpita, que queda muy bien. Como la mamá de Hugo es tan apañada, ella misma hizo unas etiquetas personalizadas con cinta adhesiva y escritas a mano, que quedaron estupendas cerrando las bolsitas.

doctorcookies galletas primera comunion (16)

Me encanta cuando las mamás son tan creativas, seguro que Hugo quedó encantado con el detallazo. Aunque para los que no son tan artistas, siempre se puede recurrir a profesionales como El señor Otto para que nos hagan todo precioso.

———-     ———-     ———-

Otro encarguito que me hicieron fue un set de galletas para regalar a Amelka, una niña que también hacía su primera comunión. Me encanta hacer cajitas de 6-8 galletas variadas.

doctorcookies galletas primera comunion (5).JPG

Para hacer la muñequita de Amelka cubrí toda la galleta con icing blanco, y luego le di con spray perla y un stencil. Creo que en la foto no se aprecia demasiado. Luego, sobre esa capa de icing hice la niña con icing de consistencia más espesa.

Hice casi todo el set en color blanco y empecé a dudar de si debía dejarlo así o añadirle un toque dorado con la pintura lista para usar de Rainbow Dust.

doctorcookies galletas primera comunion (6).JPG

Finalmente lo pinté y me alegré mucho de haberlo hecho, porque creo que el blanco solo resultaba un poco soso y el oro quedó estupendo.

———-     ———-     ———-

Por último, recibí el encargo de unas galletas para otra niña, la monísima Elena. Su madre me envió una foto del vestido para ver si podía hacerle unas muñequitas personalizadas con el mismo modelo. ¡Pues claro que sí!

doctorcookies galletas primera comunion (8).JPG

En esta ocasión hice más o menos lo mismo que con las Amelkas, usando uno de mis cortadores favoritos. Esta vez, para poner algo menos de azúcar a la galleta no hice el fondo y luego la niña encima, sino que delineé la silueta y decoré las dos partes por separado; el fondo y la muñequita.

doctorcookies galletas primera comunion (3)

Puse reflejos perla en el fondo -de puntitos, de rayas, con zigzags… me encanta usar todos mis stencils– y luego hice las muñequitas con icing blanco y de color carne.

doctorcookies galletas primera comunion (7).JPG

Le puse una flor de fondant para el fajín, un poco de dorado y colorcito en las mejillas; esos pequeños detalles que marcan la diferencia cuando decoramos galletas.

doctorcookies galletas primera comunion (11).JPG

¡Y esto ha sido todo! Ahora ya me toca empezar con galletas más veraniegas, que no falta nada para el ansiado verano y si hago caso a mis amigas tendré que meter unas 700 galletas en mi maleta para España.

 

Deliciosa Monstera deliciosa

Hace unas semanas fui a Miami a visitar a los buenísimos amigos que dejamos después de cuatro años viviendo allí. Al traspasar la puerta de salida del avión y entrar al aeropuerto, percibí inmediatamente una bocanada de un olor tan inconfundible que sólo podría ser descrito como el olor del aeropuerto de Miami cuando llegas después de mucho tiempo. Algo así como un golpe de vapor dulzón con intenso aroma a moqueta humedecida.

Lo fundamental del caso es que, en ese exacto momento en que el pegajoso olor llegó a mi pituitaria, encendió de algún modo áreas dormidas en el cerebro y me produjo una curiosa sensación: me sentí en casa. Este es para mí el olor de me siento en casa.

doctorcookies monstera deliciosa (3).JPG

Mi casa huele mejor, no tengo moquetas y soy bastante aficionada a la limpieza. Pero de alguna forma, mis felices años en Miami vuelven súbitamente con ese olor, y la emoción que me produce me hace saltar la lagrimilla cada vez que vuelvo. Seguro que sabéis de lo que hablo; esos olores que te transportan en un segundo a los rincones más recónditos de nuestra existencia. Me pasa en el aeropuerto de Miami, y me lleva 21 años pasando en el de Santiago de Compostela.

Pues la misma sensación me sucede cuando veo las maravillosas hojas de mi planta favorita, la Monstera deliciosa o costilla de Adán. Me fascinaba de mucho antes de vivir en Miami, pero ahora la tengo tan asociada al calorazo húmedo de Florida que cuando la veo me da un ataque caribeño y me pongo de buen humor.

doctorcookies monstera deliciosa (2)

Así que, era de esperar, la Monstera tenía que llegar a mis galletas. De forma muy sencilla: con un fondo blanco para que las hojas se vean bien. Lo único que hice fue dibujar la hoja a lápiz sobre la galleta, para lo cual tuve que practicar unas cuantas veces sobre papel. Este fue mi método:

doctorcookies monstera deliciosa (1)doctorcookies monstera deliciosa (2)

Luego rellené el dibujo con icing en dos tonos de verde, de la forma que podéis ver en este timelapse:

doctorcookies monstera deliciosa (7).JPG

Sé que un detalle anaranjado o dorado podría haber aportado mucho al equilibrio estético de la galleta; tal vez algo en morado o frambuesa. Pero son mis hojas, mis recuerdos, y no necesitan ningún adorno más. Me gustan las hojas de la Monstera y ya.

Así es el ser humano. Tan complejo, tan difícil, tan contradictorio. Que de repente llega un olor a moqueta mojada y nos alegra la existencia.

doctorcookies monstera deliciosa (5).JPG

Para los que os hayáis enamorado del maravilloso papel de flamencos, he de decir que… ¡yo también! Es de Paper Concept, posiblemente mi tienda favorita en Varsovia. ¡¡Un auténtico vicio!!

Primera comunión de Mateo

Todas las galletas que hago me hacen latir el corazón, pero cuando las decoro para niños reconozco que la emoción me puede, pensando en sus caritas al ver el resultado. Así que podéis imaginar la ilusión enorme con que he hecho las galletas para mi sobrino Mateo, en un día tan importante como el de su primera comunión. Sobre todo porque no pude asistir, y enviar mis galletas me hizo sentir un poco más cerca de ese chico tan mayor y guapo que tengo por sobrino.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (34).JPG

Para Mateo preparé dos diseños diferentes de galletas, y os voy a mostrar y explicar cómo hice las primeras, para sus invitados adultos. Sus padres querían unas galletas 100% comunión, así que opté por los motivos clásicos de los recordatorios de toda la vida: el pan y el vino.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (29).JPG

Para empezar, empleé un cortador redondo festoneado -estos cortadores me encantan-. Con ayuda de un cortador redondo algo más pequeño, tracé con un lápiz un círculo perfectamente centrado, y cubrí el fondo de la galleta. OJO AL TRUCO: necesitamos una superficie perfecta para poder aerografiarla después, y el secreto para esto es tener el icing de la calidad y consistencia perfectas.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (1).jpg

Tras un día entero secándose, pasé a la segunda fase: decorar el fondo o background. Para ello utilicé lo siguiente:

-Mi fantástico aerógrafo

-Colorante para aerógrafo con brillo color perla -la marca ni sé cual es, el primero que encontré-

-Vodka blanco para diluir con el colorante y que el color fluya correctamente

-Un cuentagotas made in China que compré por recomendación de Sugarbelle y nunca agradeceré lo suficiente

-El stencil es el Sunburst de The Cookie Countess, y el maravilloso marco rosa es mi amado Stencil Genie de LC Sweets -ahora se puede encontrar otro similar y muy completo en España, lo vende Lydia de Mis recetas más dulces-.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (3).jpg

Fui añadiendo la misma cantidad de gotas de color que de vodka, mezclando bien y aerografiando con mucho cuidado. OJO AL TRUCO: hay que lavar y secar el stencil cada vez, como máximo cada dos galletas, lo cual es muy latoso pero es la única forma de garantizar un aerografiado de calidad con unos bordes limpios.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (4)

La tercera fase fue trazar la figura central de la galleta, el cáliz. Para ello hice mi propia plantilla dibujando el modelo en un papelito, lo recorté y lo usé para trazar mis guías con ayuda de un lápiz no tóxico.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (5).jpg

Y a partir de ahí ya comencé a decorar con el icing:

doctorcookies galletas decoradas primera comunion 0.jpg

-El cáliz con icing color carne de consistencia espesa  –icing 20 segundos- para que tenga volumen

-Luego las uvas con icing morado espeso -20 segundos- y las hojas en color verde

-El trigo, con icing amarillento espeso -20 segundos- y la forma con icing blanco

-Y finalmente los bordecitos de blanco con la consistencia madre -es el mismo que utilicé para hacer los círculos del background de las galletas-.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (33)

Así que el punto fundamental es, como siempre, acertar con la consistencia del icing para que el fondo quede perfectamente regular y consigamos un el volumen que deseamos.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (31)

Creo que a Mateo le gustaron bastante, aunque no sé si al final las probó en un día tan lleno de emociones para él.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (28)

Desde aquí mando un beso enorme a mi precioso y mayorcísimo sobrino, más majo que las pesetas y más dulce que las galletas.

doctorcookies galletas decoradas primera comunion (32).JPG

 

Galletas decoradas de unicornios

Para mí, uno de los Grandes Misterios de la Humanidad son las modas. ¿Por qué de repente una cosa se pone de moda, y no otra? ¿Por qué parece que no vamos a poder sobrevivir sin algo… hasta que desaparece sin dejar rastro? ¿Por qué algunas modas se olvidan, y otras quedan ocultas durante décadas hasta que alguien las rescata? ¿Pero por qué unas sí y las otras no? Y sobre todo: ¿por qué han vuelto los jeans de lavado láser y corte de los 90, si sentaban fatal entonces y sientan fatal ahora? Llevo casi 20 años ocultando que llevé camisetas de smileyacid house y ahora mi hija de 7 años me dice que son lo más. Que alguien me lo explique.

doctorcookies unicorn cookies (21).JPG

También en el mundo de la repostería creativa caemos en modas, así que he podido constatar que existen cuatro cosas que a día de hoy son tendencia total, el último grito galletil. A saber:

  • los cactus
  • las piñas
  • los flamencos
  • y los unicornios

Hace tiempo hice unos cactus en gradiente de color que tuvieron mucho éxito. Ahora le toca el turno a los unicornios, esos animalitos imaginarios que según parece viajan por los arcoiris diciendo “¡wiiiiiiiiiiii!“. No soy particularmente fan de estos animales algo cursis, pero cuando me pongo en modo unicornio voy a por todas: unicornios decorados con mil flores, y por supuesto oro.

doctorcookies unicorn cookies (10)

Para hacer estas galletas decoradas de unicornio necesitaremos:

-Un cortador de unicornio: el mío lo compré en The cookie countess, y me parece bastante bueno.

doctorcookies unicorn cookies (1).JPG

-Icing de delineado y de relleno en color blanco, mejor si reforzamos el blanco para que quede blanquísimo.

-Icing de muchos colores: rosa fuerte, rosa suave, morado, amarillo, azul, verdes… en consistencia firme o icing 10 segundos.

doctorcookies unicorn cookies (8).JPG

-Spray en color perla, como el de Wilton o cualquier otra marca.

-Color oro, que puede ser en polvo o -el mío en este caso- listo para usar de Rainbow Dust.

Primero tendremos que hacer el borde y el relleno de la cabeza del unicornio, y dejar secar por completo.

doctorcookies unicorn cookies (5).JPG

Luego rociaremos la galleta con el spray o aerógrafo de brillo perla y dejaremos secar durante unos 10-15 minutos.

A continuación iremos haciendo pequeñas flores para ir cubriendo totalmente la cabellera de nuestros unicornios, esperando entre una y otra para que no se nos junten los colores. Podéis ver el proceso a cámara rápida pinchando sobre la foto o AQUÍ.

doctorcookies unicorn cookies (7).JPG

Por último haremos el hocico y ojos con el mismo icing, y pintaremos el cuerno con color oro.

doctorcookies unicorn cookies (11)

Yo acompañé estos unicornios con otras galletas porque quería usar mi nuevo cortador de pluma –el de nube lo tengo hace siglos- y de paso probar cómo quedaban distintos efectos sobre las galletas.

doctorcookies unicorn cookies (12)

Para terminar, se puede dar un pequeñísimo toque de spray perla sobre el conjunto de las galletas, para que también las flores brillen un poquito.

doctorcookies unicorn cookies (14)

doctorcookies unicorn cookies (16)

¡Listos! Unicornios y mucho color para felicitar a mi amiga Carolina. ¡Wiiiiiiiiiiii!

doctorcookies unicorn cookies (19)

Happy Easter

¿Qué es lo que pasa cuando llega la Pascua y sientes que eres Pollock por un día?

doctorcookies easter cookies (2).JPG

Pues que pasas un ratito estupendo decorando galletas.

doctorcookies easter cookies (10).JPG

Y luego un tiempo bastante más largo limpiando la cocina (pincha sobre la imagen para ver por qué).

doctorcookies easter cookies (1).JPG

¿Sabías que los conejitos de Pascua nacen directamente de los huevos de Pascua?

doctorcookies easter cookies (9)

doctorcookies easter cookies (8).JPG

Y están siempre felices de que los niños se los coman.

doctorcookies easter cookies (6).JPG

Espero que hayáis pasado todos unas muy felices Pascuas. ¡Mucho ánimo con la vuelta!

 

 

 

 

Colores de Pascua

Me encanta decorar galletas de Pascua. Quizá porque tras el duro invierno estoy loca porque llegue la primavera, y sus colores me levantan el ánimo. En los lugares fríos como Polonia la primavera va llegando a cámara lenta, los días se van alargando y parece que todo el mundo está más simpático y hasta más guapo.

Como me gusta tanto decorar huevitos de Pascua, cada año intento hacer unos cuantos modelos diferentes, y este es el primero de la temporada. Unas galletas para las que he combinado dos técnicas: el coloreado de la masa y decoración algo más elaborada con icing en el mismo tono.

galletas decoradas pascua masa coloreada (4)

Para colorear la masa simplemente añadí un poco de colorante y lo mezclé muy bien.

galletas decoradas pascua masa coloreada (1)

A las de color rosa les añadí además una puntita minúscula de azul para bajar el tono un poco.

galletas decoradas pascua masa coloreada (2)

Masa bien estirada, unas cuantas horas de refrigerador, cortar y al horno.

galletas decoradas pascua masa coloreada (3)

No las dejé dorar demasiado para que no se me estropease el color, que como veis queda bonito. Me parece una buena idea teñir la masa para tener unas galletas decoradas sin añadir más azúcar, y como pronto podréis ver, esta idea es la que utilicé para hacer mis primeras galletas aptas para diabéticos.

Pero como se suele decir en España, la cabra tira al monte, así que en esta ocasión continué decorando las galletas con más azúcar. Para ello hice icing de consistencia firme en el mismo tono de la base de las galletas; rosa, morado y amarillo.

galletas decoradas pascua masa coloreada (6)

Con un punzón tracé una línea vertical que me sirviera como referencia, y a partir de ahí empecé a decorar con líneas, puntos, gotas, flores y todo lo que se me ocurrió. Empleé boquillas muy finas, de las PME #0, y con cuidado de que no se me mezclasen las líneas fui  cubriendo cada galleta casi por completo. He colgado en mi Instagram algún video del making of, y podéis verlo pinchando aquí.

galletas decoradas pascua masa coloreada (10)

Este tipo de decoración muy profusa que tanto éxito tiene en Cookie Connection –en el top ten cada día hay 9 de puntillas y flores, algunas increíblemente perfectas- me parece que no tiene mucha más gracia que tener buen pulso y paciencia. Pero para hacer de vez en cuando la encuentro entretenidísima y de lo más relajante. Si os queréis animar a hacerla por primera vez, os recomiendo echar un ojo a mi post al respecto, o al original de la maestra SweetSugarbelle.

galletas decoradas pascua masa coloreada (5)

Así que, aunque aún nos queden unos cuantos días para Pascua, espero que podáis descansar un poco de las rutinas del día a día y la primavera se empiece a notar para todos. Que falta nos hace.

galletas decoradas pascua masa coloreada (8)

Galletas sin gluten

Según mi marido, nunca el tiempo es perdido cuando nos dedicamos a la I+D, investigación y desarrollo. Así que de vez en cuando, algún sábado dejo a las niñas jugando en pijama y abro mi laboratorio de research & development, a ver si encuentro algo interesante para mis galletas. De momento, de mis experimentos sale un 10% más o menos. No es un resultado brillante, pero me gusta considerarlo un primer paso.

En esta ocasión me propuse lograr unas buenas galletas sin gluten. Para ponerme manos a la obra primero tuve que estudiar, comenzando por el principio: saber qué es el gluten y si realmente lo necesito para hacer galletas.

doctorcookies receta galletas sin gluten (1).JPG

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentran en las harinas de trigo y otros cereales, y es responsable de la elasticidad de la masa, lo que permite que obtenga volumen, así como una consistencia esponjosa. El gluten tiene escaso valor nutricional y no es en absoluto necesario para el organismo, aunque resulte de bastante utilidad en el campo de la panadería y la repostería.

En los últimos años hemos conocido bien los efectos adversos que el gluten tiene en algunas personas, tanto a nivel digestivo -la famosa celiaquía– como en la piel u otros órganos, por lo que hacer galletas sin gluten se había convertido en una prioridad para mi. Porque el único tratamiento adecuado para esta intolerancia es eliminar el gluten de la dieta de forma radical, total y absoluta.

doctorcookies receta galletas sin gluten (3).JPG

Para hacer unas galletas sin gluten, hay dos puntos clave que debemos tener en cuenta:

1. Debemos buscar una harina 100% sin gluten, de verdad. Es decir, que lo indique expresamente en el envase y podamos comprobarlo en la lectura de los ingredientes con una seguridad del 100%. De las múltiples harinas disponibles en el mercado, yo opté por una de maíz (tipo maizena), porque me parece la más similar a la normal.

doctorcookies receta galletas sin gluten (2).JPG

y 2. El gran enemigo de las dietas sin gluten es la contaminación cruzada, es decir, que el gluten entre en contacto de algún modo con nuestras galletas y nos arruine todo. Teniendo en cuenta la volatilidad de las harinas, se hace tremendamente difícil controlar este proceso. Basta con que una mínima cantidad de gluten entre en contacto con nuestras galletas para que puedan suponer un problema a una persona con celiaquía. Por lo tanto, todas las superficies e instrumentos que utilizamos deben estar absolutamente limpios y libres de gluten.

doctorcookies receta galletas sin gluten (4).JPG

Se puede contaminar si cualquiera de los ingredientes ha sido procesado en una planta donde también procesan productos del trigo.

Se puede contaminar si utilizamos azúcar que almacenamos junto a la harina normal.

Se puede contaminar si el cortador no está perfectamente limpio.

Se puede contaminar dentro del horno o mientras refrigeramos la masa.

Se puede contaminar si nos sacudimos las manos en un delantal con el que estuvimos haciendo otras galletas.

Se puede contaminar si guardamos las galletas junto con otras con gluten.

Dicho esto, os cuento mis conclusiones:

CONCLUSIÓN 1:

Es posible hacer una buena masa de galletas sin gluten utilizando mi receta normal, simplemente sustituyendo la harina de trigo por harina de maíz sin gluten. Las cantidades de harina son las mismas. No obstante, al ser el maíz un alimento dulce por sí mismo, en mi opinión la galleta resulta excesivamente dulzona, por lo que recomiendo corregir un poco la cantidad de azúcar que añadimos a la receta. La masa se maneja con facilidad y al hornearla no pierde su forma. La galleta resultante tiene un color amarillo chillón -color maíz, para ser más exactos-.

doctorcookies receta galletas sin gluten (5)

La gran diferencia es que se trata de una galleta muy frágil, al morderla se demorona y nos deja una textura un poco arenosa. Pero de sabor están ricas y son perfectamente aptas para decorar.

doctorcookies receta galletas sin gluten (6)

CONCLUSIÓN 2:

Hay que revisar cualquier ingrediente, colorante o saborizante que añadamos a nuestras galletas. En principio, el merengue en polvo está libre de gluten, por lo que es posible hacer icing con normalidad para decorar nuestras galletas. Pero he encontrado algunas incongruencias en otras cosas. Por ejemplo, Wilton afirma que sus colorantes son seguros, pero al leer los ingredientes me encuentro esto: algunos envases son procesados en plantas donde se procesan también derivados del trigo.

doctorcookies receta galletas sin gluten (13).jpg

Así que ¡OJO!. Hay que revisar cada ingrediente y permanecer alerta ante una posible contaminación cruzada. Por supuesto no debemos utilizar icing que haya estado en contacto con galletas normales previamente. Y una cosa más: la mayor parte de los preparados de icing ya mezclados contienen gluten, no nos sirven.

doctorcookies receta galletas sin gluten (14).jpg

CONCLUSIÓN 3

(tremenda pero necesaria):

Tras haber hecho mis galletas sin gluten lavando cada instrumento con pulcritud quirúrgica, me quedo a pesar de todo con el resquemor de una posible contaminación que se me haya escapado sin darme cuenta. En mi cocina hay tanta harina y se elaboran tantas galletas que el gluten puede aparecer en cualquier rincón. Por lo tanto, ante la mínima duda, he decidido que NO voy a hacer galletas sin gluten en mi espacio con gluten habitual. Podré hacer galletas sin gluten en casa de mis amigos gluten free, con sus instrumentos y su horno. O en un obrador separado libre de gluten. Pero si no puedo estar segura al 100% de que no hay contaminación, no voy a hacer galletas sin gluten: no se puede jugar con la salud de nadie.

doctorcookies receta galletas sin gluten (15).jpg

Así que aquí tenéis los ingredientes para hacer GALLETAS SIN GLUTEN (salen 24 galletas medianas):

-330 g (3 cups) de harina de maíz SIN GLUTEN

-225 g (1 cup) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

-85 g (3/4 cup) de azúcar glas

-1 huevo grande a temperatura ambiente

-7,5 ml (1  1/2 teaspoons) de extracto puro de vainilla

-La ralladura de un cítrico (mi favorito es la lima)

-Opcionalmente, 2,5 ml (1/2 teaspoon) de extracto de otro sabor: limón, almendra…

-1 pellizco de sal

La receta se elabora como de costumbre.

 

Y yo os pido que añadáis dos ingredientes más:

-Higiene extrema para evitar la contaminación cruzada

-Gran sentido de la responsabilidad hacia la salud de lo que nos rodean

doctorcookies receta galletas sin gluten (16).jpg

Cumpliendo estas premisas podremos ofrecer galletas bien ricas también a las personas con celiaquía. Ese podría ser nuestro lema: ¡Galletas para todos!

 

Puedes leer más sobre celiaquía en estos enlaces (¡gracias, Cris, por enseñármelos!):

en la web de la NIH

-en la web de la FACE, federación de asociaciones de celíacos de España

-y mucho más sobre harinas sin gluten, pinchando aquí.

 

 

 

Galletas María

Los que tengáis una hermana menor sabréis que suelen ser muy pesadas. De pequeñas les encanta perseguirte a todas partes, meterse en todos tus asuntos y no te dejan ni respirar. Luego crecen y se hacen más listas que el hambre, se salen con la suya casi siempre y parece que los padres las consientan mil veces más de lo que hicieron contigo. Así son ellas.

doctorcookies galletas maria  (4).JPG

La mía, además de todas esas cosas, resulta que es una chica bastante maja. Por eso, cuando se pone pesadita con un tema le acabo haciendo caso, que tampoco me cuesta tanto. Y si ella me dice que quiere salir galletizada en mi Instagram y que ponga Maria in progress, pues nada, a esperar la inspiración oportuna. Ya una vez hice una María en unas galletas del día de la madre, y no hay que olvidar que galletas maría hay millones en el mundo, doradas y sin dorar. Pero si mi hermana quiere convertirse en galleta, quién soy yo para decirle que no.

doctorcookies-galletas-maria-9

La inspiración llegó finalmente uniendo dos conceptos que parecían destinados a encontrarse. El primero, el descontrolado pelo de mi hermana, que es para verlo. Una mata de pelo espectacular, con unos rizos impresionantes que se empeñan en crecer hacia arriba en lugar de dejarse vencer por la gravedad como el resto del mundo.

Lo segundo, una idea que me encantó cuando la vi: el cortador de galletas Hairdo. Es muy simple, sirve para hornear muñequitas de enorme pelo que luego con nuestros mordiscos iremos peinando a nuestro gusto. ¿A que es mono?

Pensé que mi sobrina iba a disfrutar mucho haciendo peinados a su madre, y me puse a ello. El cortador que empleé yo es uno normal, redondeado con borde festoneado. Ahí dibujé la cara de mi hermana en pequeñito, para dejar que todo lo demás fuera pelo. Lo cubrí con icing negro y lo dejé secar.

doctorcookies-galletas-maria-5

Luego usé algunos de mis stencils y un toque de aerógrafo -¿habéis visto lo bien que queda el negro sobre negro?- para hacerle distintos fondos a mi hermana, incluido el de pájaros, porque todos tenemos la cabeza llena de pájaros en algún momento.

Unas cuantas expresiones faciales –algunas de ellas no son nada de mi hermana, pero hay un par que son ella totalmente- y FUNDAMENTAL unos buenos pendientes para cada ocasión. Me he permitido la licencia de poner los dos pendientes iguales en cada galleta, pero mi hermana no ha conjuntado ni un par de pendientes ni de calcetines desde que yo la conozco. Podéis ver el proceso completo pinchando sobre la foto:

doctorcookies-galletas-maria-6

Y una vez terminadas, os puedo presentar a mi hermana María en su versión galleta. A mis hijas les encantó la idea de cambiarle el look a mordiscos, y en menos de un minuto la habían dejado con melenita, luego a lo garcon, y por fin calva. Pincha sobre la foto y verás cómo:

doctorcookies galletas maria.png

Las otras se las he enviado a mi sobrina, para que haga lo que considere oportuno con la cabellera de su madre. Yo de momento he cumplido con mi fantástica hermana pequeña, y espero que haya disfrutado estas galletas inspiradas en su pelazo y su alegría de vivir.

doctorcookies-galletas-maria-8

Hermana a la que, por cierto, a veces también pido yo caprichitos, como el que dentro de unas semanas veréis en un post muy especial. ¡Hasta entonces!

 

 

Cómo hacer icing color carne

Dicen por ahí que internet es la universidad de las galleteras, y en mi caso no puedo negarlo. Cada vez que me surge alguna duda voy a google y hale, ahí está la respuesta, con suerte hay hasta vídeo explicativo. Quizá por eso dedico tiempo a contar mis experiencias en forma de tutorial; porque pienso que a otro galletero puede que le ayude, aunque sean cuestiones sencillas. Y como recuerdo perfectamente cuando busqué cómo hacer el color carne o piel en icing, ahí va mi experiencia en cinco pasos:

Primero: hacer icing blanco.

doctorcookies icing color carne (1).JPG

Segundo: teñir el blanco con un poco de colorante crema o ivory.

doctorcookies-icing-color-carne-2

doctorcookies-icing-color-carne-3

doctorcookies-icing-color-carne-4

Tercero: añadir una cantidad muy pequeña de rosa -ojo con el rosa, es traicionero y a la mínima se nos hace fucsia-.

doctorcookies-icing-color-carne-5

doctorcookies-icing-color-carne-6

doctorcookies-icing-color-carne-7

Cuarto: si tenemos un color demasiado fuerte, vale la pena poner 2 ó 3 gotitas de colorante blanco para rebajar la intensidad. Sobre todo teniendo en cuenta que con el paso de las horas todos los colores tienden a oscurecerse.

doctorcookies-icing-color-carne-8

doctorcookies-icing-color-carne-9

Y quinto: jugar con otros dos colores, amarillo o marrón, para lograr los tonos de piel que deseemos. Porque no hay dos personas iguales y está bonito acercarnos a todos con nuestras galletas.

doctorcookies-icing-color-carne-10

Voilá, a hacer personitas en galleta.

doctorcookies icing color carne (11).JPG