Últimas Entradas

Galletas suecas

Ingredientes (salen unas 15 galletas de 5 cm de diámetro):

 100  gramos (1 barrita) de mantequilla a temperatura ambiente

30 gramos (1/4 de taza) de azúcar glas

30 gramos (1/4 de taza) de harina de maíz (Maizena o corn starch)

100 gramos (3/4 taza) de harina de trigo

doctorcookies receta galletas suecas (1)

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 175ºC o 350ºF.

En un bol poner la mantequilla y el azúcar. Tamizar y añadir las harinas. Si la mantequilla es sin sal poner un pellizquito al gusto.

doctorcookies receta galletas suecas (19)

Mezclar bien la masa con las manos, no es necesario utilizar batidora. Evitar el tiempo excesivo de amasado.

doctorcookies receta galletas suecas (2)

Una vez integrados todos los ingredientes, hacer bolitas de masa de unos 2 cm y ponerlas en la bandeja de hornear sobre papel de horno.

doctorcookies receta galletas suecas (4)

Aplastar suavemente con la mano para darles la forma.

doctorcookies receta galletas suecas (9)

Hornear durante unos 15 minutos sin dejar que las galletas lleguen a dorarse.

doctorcookies receta galletas suecas (10)

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla durante unos minutos.

doctorcookies receta galletas suecas (16).JPG

Degustar al natural o decorar al gusto.

doctorcookies receta galletas suecas (15)

 

Algunas notas sobre la receta:

-Se puede añadir a la masa algún extracto como vainilla, limón, almendra, coco…

-La masa puede estirarse y enfriarse para cortar con cookie cutters como cualquier otra receta de galletas para decorar. Si se hacen para decorar con icing es recomendable utilizar el horno en modo sin aire para evitar que pierdan su forma.

-La receta originalmente es para una thumbprint cookie; una galleta a la que se le hace un hueco en el centro presionando con el dedo, para rellenar de chocolate, mermelada, crema, etc.

-Esta galleta no contiene huevo.

-La receta original no es mía, procede del libro Swedish cakes and cookies y la transcribo aquí con autorización expresa de la editorial.

 Thank you Skyhorse Publishing for the permission to post this recipe on my blog. 

doctorcookies receta galletas suecas (11)

 

 

Galletas suecas decoradas para Easter

Brujuleando por Instagram, el otro día me detuve en el trabajo de Ifeelcook, una chica a la que sigo y siempre hace cosas interesantes. La foto de ese día me llamó muchísimo la atención: unas galletas lisas, blanquitas y mullidas que parecían decir CÓMEME.

Ifeelcook explicaba en su post que había sacado la receta de un libro sueco; enseguida probé a hacerlas con mis hijas, y desde ese mismo instante quedé enamorada de estas deliciosas galletas suecas.

doctorcookies galletas suecas Easter (1)

Por lo visto, el libro de donde procede la receta es un clásico de la repostería desde que se publicó en 1945. Se llama Swedish Cakes and Cookies, lo estuve hojeando por internet y ya soy una de los 3 millones de personas que lo han comprado.

swedishcakesandcookies

Esta galletita es facilísima de hacer, barata y muy bonita, lo cual no nos debe extrañar cuando hablamos del país de Ikea. Es tipo thumbprint cookie, es decir, una galleta a las que se hace un hueco con el dedo para poner en el centro mermelada, chocolate, lemon curd o cualquier otra crema. Por lo que he podido ver, se suele añadir a la masa extracto de vainilla, almendra o cualquier otro sabor, pero sin extractos os aseguro que está riquísima. Y ojo: la receta no lleva huevo.

doctorcookies galletas suecas Easter (2)

En mi caso no hice el agujerito para rellenar sino que las dejé redondeadas para sumergirlas en candy melts. ¿Los conocéis? Los candy melts son un invento de Wilton, unas grageas de chocolate de colores que se usan para cubrir pasteles, cakepops, etc. En este caso usé candy melts amarillos con sabor a vainilla; el sabor es como a chocolate blanco y es muy fácil de usar.

doctorcookies galletas suecas Easter (3)

Los candy melts se derriten rápidamente en el microondas y están listos para poner sobre la galleta. Es bastante más sencillo de manejar que el chocolate auténtico.

doctorcookies galletas suecas Easter (4)

A continuación, con la cobertura aún caliente, podemos espolvorear por encima sprinkles o palitos de chocolate. En este ocasión utilicé otro producto de Wilton, el mix de conejitos de Easter o Pascua. ¡Los vi en la tienda y me parecieron irresistibles!

doctorcookies galletas suecas Easter (5)

Por último, meteremos las galletas en el frigorífico durante unos minutos para que la cobertura solidifique, y galletas listas. Si las hacemos con candy melts, aguantarán bien en su caja a temperatura ambiente siempre que no haga demasiado calor.

doctorcookies galletas suecas Easter (6)

Como veis, es muy sencillo decorar galletas así. ¡Perfectas para hacer con niños!

doctorcookies galletas suecas Easter (7)

Mi receta clásica de galletas está muy rica, pero para mi gusto no es una cookie que combine particularmente bien con el chocolate. Por eso, a partir de ahora me apunto esta receta como favorita para hacer con chocolates o mermeladas. Me ha encantado.

doctorcookies galletas suecas Easter (9).JPG

En un par de días la pondré en el blog para que la probéis y seguro que me dais la razón. Gracias Ifeelcook por la excelente recomendación.

doctorcookies galletas suecas Easter (11)

 

 

 

 

 

Pascua en tonos pastel

La primavera me pilla siempre con unas ganas enormes de cambiar de paleta de colores, y ahora que vivo en Canadá -donde aún me quedan un par de meses de invierno, según predijo la marmota local– es peor aún. Estoy deseando olvidarme del frío y la nieve.

doctorcookies pastel easter (2)

doctorcookies pastel easter (8)

Estas galletas de Pascua son la suma de todos mis amores: minigalletas, tonos primaverales, mint, mármol y oro. ¡Es que lo tienen todo! Son parecidas a las del año anterior, y las del otro, y las del de más allá. Se ve que en marzo me entra la pastelosis, no lo puedo evitar. 

doctorcookies pastel easter (10)

Combiné varias técnicas y unos cortadores que me encantan. Aunque no se aprecia mucho en las fotos, son galletas bastante mini, de unos 4 cm. Ésas son las que más me gustan, dos bocaditos 😉 .

doctorcookies pastel easter (11)

doctorcookies pastel easter (1)

doctorcookies pastel easter (9)

Para hacer los huevos de pascua de colores, dejé secar bien las galletas con el icing, y luego con un cepillito salpiqué con pintura comestible dorada.

doctorcookies pastel easter (5)

Para los huevos de pascua de mármol, hice el efecto marbled que ya he usado en otras ocasiones. Dentro de pocos días colgaré el vídeo en mi aletargado canal de Youtube, pero el original es de la artistaza Nutmeg and Honeybee.

doctorcookies pastel easter (15)

A ver si empiezan a subir las temperaturas de una vez. Mientras tanto, me quedo en casita al lado del horno.

doctorcookies pastel easter (6)

¡Felices Pascuas a todos!

doctorcookies pastel easter (12)

 

Flores de fieltro

En Pinterest tengo varios tableros donde cuelgo mis galletas, y sólo uno con galletas ajenas que lleva por título Envidia (sana). Si fuese totalmente honesta, tendría que hacer un nuevo tablero llamado Envidia (pura y rabiosa) donde pondría todas esas ideas galleteras que me gustaría que fuesen mías, pero lamentablemente no lo son. En algunos casos, he de reconocerlo, sufro de envidia de la mala.

doctorcookies efecto fieltro (4).JPG

Afortunadamente, muchas galleteras son generosas y comparten sus ideas, y esto me ayuda a gestionar la envidia. Una de ellas es Manu Pezzopane, que en su sección de CookieConnection publicó unas galletas con efecto fieltro que me estuvieron provocando palpitaciones hasta que hice las mías.

doctorcookies efecto fieltro (9)

Para todos aquellos que quieran hacer galletas con efecto fieltro, os recomiendo acudir al tutorial original de Manu, como hice yo para decorar estas flores.

Sólo voy a hacer tres comentarios sobre mi experiencia, por si sirven a alguien:

Primero: cuando dice que hay que ser paciente masajeando la bolsa para colorear el azúcar glas, yo diría que hay que ser MUY paciente. El azúcar tarda en colorearse mucho más de lo que uno imagina, pero al final sale. Yo ya estaba a punto de rendirme cuando de repente empezó a funcionar.

doctorcookies efecto fieltro (5)

Segundo: lo realmente difícil de esta técnica es encontrar el punto justo de azúcar sobre el icing para que parezca fieltro. Si ponemos demasiado, parece tela de toalla. Si ponemos demasiado poco, parece piedra pómez. ¡Sólo en el punto exacto parece fieltro!

doctorcookies efecto fieltro (1).jpg

Y tercero: estas galletas no pueden viajar. El azúcar glas coloreado se adhiere al icing pero no del todo, así que si las envolvemos o embolsamos, seguirán soltando azúcar de color. Y llegarán a su destino con efecto piedra pómez. Al menos esta fue mi experiencia. Si alguien tiene alguna sugerencia al respecto será bienvenida.

doctorcookies efecto fieltro (10)

Agradezco nuevamente a Manu su excelente tutorial. Disfruté mucho haciendo estas galletas y amé el resultado. ¿Os gustan?

doctorcookies efecto fieltro (6)

También su tutorial de la caja de fresas me está tentando… ¡si es que no se puede ser tan envidiosa!

doctorcookies efecto fieltro (7)

 

Cómo hacer un cake topper de galleta

No sé cómo se llama un cake topper en español, es un concepto tan americano que no sé si tenemos una palabra. Pero os voy a contar paso a paso cómo hacer una galleta decorativa de doble cara para poner encima de la tarta, como esta que hice para mi hija.

Rainbow cake topper (5)

Rainbow cake topper (6)

1. Comenzaremos haciendo una plantilla en papel con la imagen que deseemos, bien dibujando o imprimiendo alguna que nos guste. Es importante saber el tamaño que va a tener la tarta para hacer la galleta proporcionada y estable.

2. Preparamos la masa con nuestra receta favorita, la estiramos y la dejamos enfriar bien. Este tipo de galleta a la que le vamos a insertar un palito conviene hacerla más bien gruesa para que no se rompa. Cuanto mas grande sea la galleta, más gruesa habrá de ser. Esta tenía unos 8-9 mm.

Rainbow cake topper (1)

3. Ponemos el molde sobre la masa y con un chuchillo o cortador bien afilado, iremos cortando la masa con cuidado para que los bordes queden rectos y no biselados. Una vez cortada es cuando yo pongo el el palito a la galleta, siguiendo las instrucciones de este tutorial. Dependiendo del tamaño de la galleta es posible que necesitemos poner dos palitos en lugar de uno, para hacerla más estable sobre la tarta. Volvemos a enfriar la masa otro poco antes de hornear.

4. Horneamos como de costumbre. Nada más sacar la galleta del horno, le quitamos el palito con suavidad. Dejaremos que la galleta repose durante la noche antes de comenzar la decoración.

El paso siguiente será trazar unas guías para la decoración de nuestra galleta, para lo que volveremos a usar nuestra plantilla de papel. Si lo hacemos con lápiz es importante que sea de uso alimentario y/o NO TÓXICO.

Rainbow cake topper (2)

5. Comenzamos a decorar con nuestro icing una de las caras de la galleta, yo recomendaría que la menos protagonista, ya que luego vamos a dar la vuelta a la galleta  para decorar el otro lado y no queremos que se nos estropee.

6. Como queremos un topper perfecto, no podemos olvidarnos de decorar los bordes de la galleta, pues una vez la pongamos de pie va a ser una parte muy visible.

Rainbow cake topper (3)

7.  Vamos decorando cada parte:

-si queremos que quede separación entre dos partes y que no se nos mezclen los colores (como aquí el pelo y la camiseta) dejaremos secar durante al menos 20-30 minutos

-si queremos que los colores se junten bien y no queden relieves entre ellos (como sucede con las rayas de la camiseta) debemos ir decorando todo seguido con la máxima velocidad de la que seamos capaces.

8. Para hacer relieves que se diferencien bien de la capa de abajo, yo recomiendo dejar secar durante dos horas al menos, o meter la galleta en el deshidratador o el horno -con puerta abierta y a mínima temperatura- para asegurarnos.

9. Al día siguiente podemos dar la vuelta a la galleta con tranquilidad y trabajar sobre la cara A. Yo jamás daría la vuelta a una galleta antes de 6 horas, pero si puedes esperar 12 o incluso 24 horas es muuucho mejor.

10. Cuando hagamos una muñequita con pelo, como en esta galleta, el pelo hay que hacerlo DESPUÉS de la cara. Esta afirmación parece una perogrullada, pero veo muchas galletas por ahí…

Rainbow cake topper (4)

11. Podemos hacer los detalles de la cara con icing, pero para las pupilas es muy fácil emplear un rotulador alimentario. Mucha suerte con la nariz, siempre es lo más difícil 😉 .

12. Por último, no debemos olvidar el blush. ¡Un poquito de colorete! Hay que ser muy sutil con estos detalles, y agitar o soplar un poquito sobre el pincel para asegurarse de que no hay demasiada cantidad de producto. Yo soy totalmente fan de mi paleta de Petal Crafts; no es barata pero sí maravillosa, no suelta pegotes y dura para siempre.

Rainbow cake topper (7)

Por último, volveremos a poner un palito en la galleta pegándolo con un poco de icing, como explico en este tutorial. Poner un palito nuevo cuesta poco y queda mucho más aseado que usar el churruscado de antes. Os recomiendo cortar los palitos de la longitud  deseada -teniendo en cuenta la altura de la tarta- antes de pegarlos a la galleta, para evitar dolorosos accidentes.

¡Y… lista!

rainbow cake topper (9)

Happy biiiiirthdaaay tooooo yooooouuuuuuu, queeee los cuuuuumplaaaaas feeeeeeeliiiiiiiiz…..

 

Mi niña arcoíris

Mi hija pequeña es tan maja que este año para su cumpleaños me pidió que todo fuese de colores como el arcoíris.

doctorcookies rainbow cookies (1)

Todo lo que diga de mi pequeña I. es poco, porque con ella se me cae la baba. Es buena, amorosa, simpatiquísima; es un rayito y más lista que el hambre. Por desgracia para mí, también es súper independiente y resolutiva, así que veo que me queda poco de mami mami. Por eso le hice tan a gusto sus galletas, porque me encanta dar mimos a mis niñas y sentir que crecen un poquito más despacio. ¡Que nació ayer y de repente ya tiene seis años!

doctorcookies rainbow cookies (3)

Para sorprenderla un poco, le hice un topper muy especial para poner en la tarta: una galleta de ella misma con su precioso pelito de oveja. Mala idea. No porque no le gustase, que le encantó. Sino porque no la sorprendí ni lo más mínimo: la vio mientras la horneaba y lo tuvo clarísimo. ¿He dicho ya que es un rayito? Mañana colgaré el tutorial del topper de galleta.

doctorcookies rainbow cookies (5)

Feliz cumpleaños, mi preciosa. Tú sí que eres un arcoíris.

doctorcookies rainbow cookies (8)

Mil disculpas

Acabo de descubrir con horror y pavor que el correo electrónico de este blog no funciona bien. Al encender mi móvil viejo he podido leer MUCHOS mensajes que no había recibido anteriormente.

A todas aquellas personas que me habéis escrito a través del mail y os habéis sentido ignoradas os pido que aceptéis mis disculpas. Os iré respondiendo en cuanto me sea posible.

Aprovecho para recordar a todos que vivo en Canadá y por el momento no hago encargos de galletas para enviar a España. Si queréis contactar conmigo para cualquier otra cuestión, podéis hacerlo a través de mi instagram o facebook.

Os reitero mis más sinceras disculpas. ¡Auch!

 

Sweet sixteen

Así como en los países latinos somos más dados a celebrar los quince años, en los anglosajones se lleva mucho celebrar los dieciséis con una Sweet Sixteen party. Generalmente se trata de una fiesta pequeña, en casa y con muchos dulces, pero hay quien se monta el bodorrio con vestido de princesa tipo quinceañera. Lo importante es que, como dice mi amiga Cris de elseñorotto, vivir es celebrar.

doctorcookies sweet sixteen (4)

Para este sweet sixteen, la mamá me encargó galletas y me pasó unas cuantas fotos de Pinterest como modelo. Se trataba de unas cookies de NatSweets con inscripciones como make a wish -piensa un deseo- o she leaves a little sparkle wherever she goes -ella deja un poco de brillo donde quiera que va-.

doctorcookies sweet sixteen (2)

Las galletas eran prácticamente las mismas que otras que ya había hecho anteriormente, inspiradas en NatSweets, lo cual no me emocionó demasiado. Primero porque no me gusta copiar ideas de otras galleteras, y segundo porque no me quiero repetir. Pero las cookies de NatSweets son tan bonitas -y a la mamá le hacían tanta ilusión- que accedí.

doctorcookies sweet sixteen (11)

Mi reto personal fue que en las 3 docenas de galletas hubiese exactamente 36 modelos diferentes: todas las galletas debían ser distintas. Manteniendo la esencia de las originales pero sin repetirme, utilizando tonos de rosa, gris y crema, oro y las famosas inscripciones she leaves a little sparkle wherever she goes o make a wish.

doctorcookies sweet sixteen (3)

Las hice rosa oscuro, rosa claro, gris oscuro, gris claro y crema. De cada color hice dos texturas diferentes: de delineado o 5 segundos y de relleno o 10 segundos. El icing de color crema lo hice con unas gotitas de mi colorante favorito.

doctorcookies sweet sixteen (13)

Primero rellené los fondos de las galletas, y luego añadí el oro con el aerógrafo o pintando y salpicando con un pincel.

doctorcookies sweet sixteen (9)

El icing de color crema lo había dejado muy espeso para poder hacer las letras, peeeeero no lo utilicé inmediatamente, sino 48 horas después. Así que ya había comenzado a disociarse y no mantenía su cohesividad, y esta es la razón de que mis letras hayan sido bastante fracaso. Por eso he hecho esta lista de las

Causas más comunes por las que unas letras de icing pueden convertirse en un desastre:

1º Azúcar de mala calidad o no suficientemente fino

2º Icing que lleva hecho demasiado tiempo y se disocia

3º Exceso de colorante en el icing

Icing mal mezclado o poco batido o

5º Que tu pulso sea un desastre y no te ayudes con nada

doctorcookies sweet sixteen (15)

A pesar de todo, quedé contenta con el resultado. Una buena combinación de formas y colores, junto con materia prima de primera nunca puede quedar mal, aunque tenga fallitos. A mis clientas les gustaron mucho, y eso es lo que más me importa.

doctorcookies sweet sixteen (12)

Ay, dieciséis, quién los pillara.

doctorcookies sweet sixteen (16)

doctorcookies sweet sixteen (1).JPG

doctorcookies sweet sixteen (17)

 

2019, año del cerdo

Cuando vives en un país tan internacional como Canadá y sobre todo en una ciudad como Toronto, acabas aprendiendo muchísimo sobre otras culturas. Para ser más precisos, primero se te caen los topicazos y luego aprendes.

doctorcookies chinese new year (2)

Un día invité a una amiga china a casa con sus hijas. Me había pasado tres horas buscando un té bueno para ofrecerle y me tocó ir a toda prisa al Ikea a por una tetera,  pero ella me sorprendió diciéndome que en China les encanta el café, y mejor si es expreso y del bueno. Me habló sobre su decisión de buscar una buena educación para sus hijas, de los derechos de la mujer, y de muchas cosas sobre la vida en Shangai de las que yo no tenía ni idea. Me doy cuenta de que soy una paleta y no sé nada sobre China, ni sobre muchísimas otras cosas.

doctorcookies chinese new year (11)

Pero como hay tantos chinos en mi barrio, me toca aprender, y qué mejor forma de empezar que con unas galletas dedicadas al año nuevo chino.

El año nuevo chino se rige por el calendario lunar, y comienza habitualmente por estas fechas. Curiosamente se llama Festival de la Primavera, porque aunque sea invierno, están esperando la primavera. Lo tradicional es pasar la fiesta en familia, poner linternas y luces en rojo y dorado. Todo se decora con flores y con árboles de mandarina.

doctorcookies chinese new year (1).JPG

Dice en internet que las monedas antiguas chinas son un símbolo de prosperidad, y según el número que se utilice y cómo se aten tienen un significado u otro. Por ejemplo: dos monedas chinas traen suerte a los negocios -son como nuestro San Pancracio -. Tres monedas se utilizan para traer suerte a la pareja y alejar la infidelidad de la casa, por lo que es recomendable ponerlas en la cama. Pero OJO, nunca hay que regalar cuatro, que es un símbolo de mal augurio. No sé si será verdad, le preguntaré a mi amiga. Yo le hice 10, espero haber acertado.

doctorcookies chinese new year (8)

Este 2019 hemos entrado en el Año del Cerdo. Dicen los expertos que es un año fantástico para el ahorro y todo lo económico. ¡Pues no estaría nada mal!

De este set me encanta la diferencia de texturas. Los cerditos tan jugositos, al contrario que las monedas que claramente saben a óxido. Todo depende de lo espeso que dejemos el icing, con poca agua se queda más gordito y brillante, y con más agua se va quedando más mate y poroso.

doctorcookies chinese new year (6).JPG

He colgado algunos minivídeos del making of en mi instagram: las monedas, los detalles finales de los farolillos o las flores -que se hacen igual que los cerditos-. Espero que os gusten.

¡Disfrutemos entonces el Año del Cerdo, os deseo salud y prosperidad! Que el próximo es el año de la rata, y no sé yo si me animaré a hacer galletas.

doctorcookies chinese new year (18)

 

 

 

Galletas de béisbol

Es imposible vivir en una ciudad americana como Toronto y no hacerte aficionado -e incluso fan– de  algún deporte.

En el fútbol o soccer, como lo llaman aquí, tenemos el Toronto FC, que aquí es bueno, aunque comparado con los de Europa es un equipo muy normalito. Tampoco el fútbol americano de los Toronto Argonauts está en su mejor momento. En basket la cosa se empieza a poner seria con los Toronto Raptors, que este año va segundo, jugando de maravilla y con el español Ibaka en el equipo.

doctorcookies blue jays baseball (9)

Hay muchísima afición al esquí, al patinaje sobre hielo, y me ha sorprendido el curling, uno de esos deportes que parecen absurdos pero puede llegar a crear verdadera adicción.

Sin duda el deporte rey en Canadá es el hockey sobre hielo, que es chulísimo, adrenalina pura. Los de Toronto son los Maple Leafs, un equipazo. Su equivalente en fútbol español sería el Atlético; no gana muchos títulos pero siempre está ahí y levanta pasiones. Cuando paseas por Toronto, hay tantos niños con camisetas de los Maple Leafs como en España niños con la de Messi. Son los verdaderos ídolos deportivos de la zona, y si no fuese por los 250 dólares que cuesta la entrada, iría a verlos todas las semanas.

doctorcookies blue jays baseball (12).JPG

Estoy deseando hacer galletas de todos estos equipos, pero de momento el único encargo que recibí fue el de los Blue Jays, los chicos del béisbol. No puedo decir que es mi equipo, porque mi corazón pertenece a los Miami Marlins. Pero me gusta mucho ir al béisbol, es un juego más que un deporte, y aunque lejos de las emociones en el campo del hockey o el basket, verlo en el campo es una experiencia para toda la familia.

doctorcookies blue jays baseball (11)

Las galletas de béisbol las tuve que improvisar un poco, porque mis magníficos cortadores ad hoc están en España. Pero soy una mujer de recursos, así que utilicé los siguientes cortadores:

Para la pelota un cortador de círculo.

doctorcookies blue jays baseball (2)

Para la camiseta corté el trajecito de bebé de Wilton.

doctorcookies blue jays baseball (1)

Para el bate, las barritas de Sugarbelle.

doctorcookies blue jays baseball (4)

Y para las gorras me tocó inventar con un círculo, una recta y un óvalo.

doctorcookiesgorrabeisbol.gif

Por eso son diferentes unas de otras.

doctorcookies blue jays baseball (3)

Del color blanco hice icing en textura de delineado para que el acabado quedase más limpio, y de los otros colores sólo de relleno. Los logos de los Blue Jays los hice con rotulador comestible de punta fina, que queda fenomenal y no me complica la vida.

doctorcookies blue jays baseball (15)

He desarrollado la teoría de que las galletas de deportes siempre quedan bien. La combinación de balones, las camisetas, el campo… siempre salen galletas coloridas y alegres. ¿A vosotros qué os parece?

doctorcookies blue jays baseball (8)

doctorcookies blue jays baseball (13).JPG

doctorcookies blue jays baseball (14)

Malamente

Me tiene alucinada una moda que veo proliferar últimamente a mi alrededor, la manía cada vez más frecuente de acusar a la gente de apropiación cultural. Cada día aparecen ofendidos y ofendiditos por los medios y las redes, quejándose furiosamente de que alguien les ha usurpado lo suyo. Pero no bienes materiales, sino conceptos asociados a la cultura de cada uno. Que por qué llevas kimono si no eres japonés, pero qué hace esa niña rica bailando capoeira, cómo se atreve éste a cantar un fado si nació en Estocolmo. Cuestiones absurdas en un mundo cada vez más global.

doctorcookies galletas rosalía (1)

La penúltima acusada de apropiación cultural que hemos tenido en España es una maravillosa cantante llamada Rosalía. Una chica joven, catalana y atrevida, que desde su amor y su conocimiento del flamenco ha hecho una mezcla explosiva con ritmos trap y ha sacado un discazo llamado El mal querer. Algunas personas han mostrado su enfado por el robo que ha hecho Rosalía. Cómo se atreve a meterse con el flamenco, si no es gitana. Si ni siquiera es andaluza, por favor. Por no ser, no es ni del sur.

Pues yo os lo voy a decir: porque le gusta y le da la gana. Y porque además lo hace fenomenal.

doctorcookies galletas rosalía (12)

Claro que no cumple los cánones puristas del flamenco. Ya lo sabe. Canta con una maravillosa voz cristalina que nada tiene que ver con el clásico rasgado de la tradición. Mezcla una base flamenca con música pop y electrónica.  Combina muchos elementos de la imaginería gitana, de la tradición más typical spanish -la flamenca y el torero, que no falten- y de la España profunda de hoy, la del extrarradio y el polígono.

doctorcookies galletas rosalía (11)

Pero lo hace de una forma tan genuina y tan moderna que se está merendando el mundo. Qué arreglos tan bien hechos, cómo enganchan los vídeos que le han producido los de Canadá, qué  imágenes tan potentes las de Filipcustic para el disco.

doctorcookies galletas rosalía (13)

A mí las acusaciones de apropiación cultural más bien me suenan a enviditis. Rosalía lo ha petado, en España y fuera de ella, con razón. Porque es una artistaza y porque ha hecho algo diferente que ha enganchado a millones de personas, con su Malamente o su Pienso en tu mirá, con un disco que narra una historia de empoderamiento femenino enriquecida con mil referencias culturales.

doctorcookies galletas rosalía (5)

A mi todo toda esta polémica me hace recordar con una sonrisa a mi hermano D, cuando a los siete años se enfadaba y nos decía: no cantes mis canciones  -los años le han hecho mucho más sensato, y ahora es un fantástico bloguero musical; no os perdáis Thesongswelove y su post  sobre Rosalía-.

Pues esto es lo que pienso yo de la apropiación cultural y el no cantes mis canciones.

A mí cántamelas todas, Rosalía. Que me gustan tanto que hasta te he hecho unas galletas.

doctorcookies galletas rosalía (2)

 

Nota: ¡Que no he hablado de las galletas! Pues otro día.