Mes: febrero 2019

Cómo hacer un cake topper de galleta

No sé cómo se llama un cake topper en español, es un concepto tan americano que no sé si tenemos una palabra. Pero os voy a contar paso a paso cómo hacer una galleta decorativa de doble cara para poner encima de la tarta, como esta que hice para mi hija. 1. Comenzaremos haciendo una plantilla en papel con la imagen que deseemos, bien dibujando o imprimiendo alguna que nos guste. Es importante saber el tamaño que va a tener la tarta para hacer la galleta proporcionada y estable. 2. Preparamos la masa con nuestra receta favorita, la estiramos y la dejamos enfriar bien. Este tipo de galleta a la que le vamos a insertar un palito conviene hacerla más bien gruesa para que no se rompa. Cuanto mas grande sea la galleta, más gruesa habrá de ser. Esta tenía unos 8-9 mm. 3. Ponemos el molde sobre la masa y con un chuchillo o cortador bien afilado, iremos cortando la masa con cuidado para que los bordes queden rectos y no biselados. Una vez …

Mi niña arcoíris

Mi hija pequeña es tan maja que este año para su cumpleaños me pidió que todo fuese de colores como el arcoíris. Todo lo que diga de mi pequeña I. es poco, porque con ella se me cae la baba. Es buena, amorosa, simpatiquísima; es un rayito y más lista que el hambre. Por desgracia para mí, también es súper independiente y resolutiva, así que veo que me queda poco de mami mami. Por eso le hice tan a gusto sus galletas, porque me encanta dar mimos a mis niñas y sentir que crecen un poquito más despacio. ¡Que nació ayer y de repente ya tiene seis años! Para sorprenderla un poco, le hice un topper muy especial para poner en la tarta: una galleta de ella misma con su precioso pelito de oveja. Mala idea. No porque no le gustase, que le encantó. Sino porque no la sorprendí ni lo más mínimo: la vio mientras la horneaba y lo tuvo clarísimo. ¿He dicho ya que es un rayito? Mañana colgaré el tutorial del topper …

Mil disculpas

Acabo de descubrir con horror y pavor que el correo electrónico de este blog no funciona bien. Al encender mi móvil viejo he podido leer MUCHOS mensajes que no había recibido anteriormente. A todas aquellas personas que me habéis escrito a través del mail y os habéis sentido ignoradas os pido que aceptéis mis disculpas. Os iré respondiendo en cuanto me sea posible. Aprovecho para recordar a todos que vivo en Canadá y por el momento no hago encargos de galletas para enviar a España. Si queréis contactar conmigo para cualquier otra cuestión, podéis hacerlo a través de mi instagram o facebook. Os reitero mis más sinceras disculpas. ¡Auch!  

Sweet sixteen

Así como en los países latinos somos más dados a celebrar los quince años, en los anglosajones se lleva mucho celebrar los dieciséis con una Sweet Sixteen party. Generalmente se trata de una fiesta pequeña, en casa y con muchos dulces, pero hay quien se monta el bodorrio con vestido de princesa tipo quinceañera. Lo importante es que, como dice mi amiga Cris de elseñorotto, vivir es celebrar. Para este sweet sixteen, la mamá me encargó galletas y me pasó unas cuantas fotos de Pinterest como modelo. Se trataba de unas cookies de NatSweets con inscripciones como make a wish -piensa un deseo- o she leaves a little sparkle wherever she goes -ella deja un poco de brillo donde quiera que va-. Las galletas eran prácticamente las mismas que otras que ya había hecho anteriormente, inspiradas en NatSweets, lo cual no me emocionó demasiado. Primero porque no me gusta copiar ideas de otras galleteras, y segundo porque no me quiero repetir. Pero las cookies de NatSweets son tan bonitas -y a la mamá le hacían tanta ilusión- que accedí. Mi …

2019, año del cerdo

Cuando vives en un país tan internacional como Canadá y sobre todo en una ciudad como Toronto, acabas aprendiendo muchísimo sobre otras culturas. Para ser más precisos, primero se te caen los topicazos y luego aprendes. Un día invité a una amiga china a casa con sus hijas. Me había pasado tres horas buscando un té bueno para ofrecerle y me tocó ir a toda prisa al Ikea a por una tetera,  pero ella me sorprendió diciéndome que en China les encanta el café, y mejor si es expreso y del bueno. Me habló sobre su decisión de buscar una buena educación para sus hijas, de los derechos de la mujer, y de muchas cosas sobre la vida en Shangai de las que yo no tenía ni idea. Me doy cuenta de que soy una paleta y no sé nada sobre China, ni sobre muchísimas otras cosas. Pero como hay tantos chinos en mi barrio, me toca aprender, y qué mejor forma de empezar que con unas galletas dedicadas al año nuevo chino. El año …