Mes: marzo 2017

Super Pop

Aprovechándome de vuestra buena voluntad, podría contar que nací en los 90 y quedarme tan fresca. Pero estaría mintiendo descaradamente; soy bastante más antigua y los ochenta los viví en todo su apogeo. Está bien, digamos que era muy muy joven, pero soy de las que llevó tupé, hombreras permanentes y pantalones con gomita por debajo del pie. No te sonrías, pájara, sé que no fui la única. Aunque siento mi espíritu joven, de vez en cuando la vida se encarga de recordarme que soy de un siglo pasado. Jugaba en la calle en columpios oxidados, ayudaba a mi madre a enviar los télex, mi televisión era en blanco y negro; por supuesto ese teléfono con cable en espiral lo compartía con los otros 8 miembros de mi familia. Y para escuchar música vivía pegada a la radio, esperando que pusieran nuestra canción favorita para grabarla en un cassette, rezando para que el locutor no nos la fastidiase demasiado. Así que mostrando un simple cassette podemos saber la edad de una persona, saber si se perdió la fantástica música de los ochenta o por el contrario, se …

Lots of socks!

Como cada 21 de marzo, mañana celebramos el Día Mundial del síndrome de Down, fecha que siempre tengo marcada en mi calendario. Como he descubierto recientemente que existe el día mundial de la felicidad, el día donut o incluso el de los calcetines perdidos, me comencé a preguntar de dónde salen y qué sentido tienen los días mundiales de. Y os voy a contar aquí el resultado de mis investigaciones. Conclusión 1: hay días mundiales elegidos por la vecina del quinto, y Días Mundiales instaurados por las Naciones Unidas. Este es el caso del síndrome de Down, la trisomía 21, que celebramos cada 21/3 desde que la ONU lo eligió. Conclusión 2: los días mundiales son útiles porque las páginas de internet dedicadas a ellos reciben cientos de miles de visitas, aumentando igualmente la difusión a nivel de redes sociales, y por lo tanto sirven para concienciar de una forma mucho más amplia. Y conclusión 3: una de las prioridades de las asociaciones del síndrome de Down es dar visibilidad a estas personas, para conseguir así …

Cómo hacer galletas con print animal

Las galletas con animal print son muy apreciadas porque quedan muy bonitas y pueden usarse para los más diversos proyectos. Yo ya las había hecho hace siglos, pero las repetí con mucho gusto para el cumpleaños de mi hija pequeña, ambientado en la película de dibujos animados de Tarzán. Le hice galletas de leopardo, tigre, cebra y jirafa. ¿Qué por qué Tarzán? ¡Preguntádselo a ella! Es la única niña que conozco tan loca por esa película. Para hacer estas galletas  de print animal hace falta preparar icing de consistencia 10 segundos -la mía para ser más exactos rondaba los 8 segundos- en los siguientes colores: -Leopardo: Amarillo, beige y negro -Tigre: Naranja y negro -Cebra: Blanco y negro -Jirafa: Amarillo y beige Para hacer estas galletas mi experiencia dice que es mejor trazar un borde a la galleta primero y dejarlo secar un poco, ya que al utilizar la técnica wet on wet ponemos icing bastante líquido sobre la galleta y es fácil que se nos desborde si no tenemos mucha mano. Primero rellenaremos el fondo con una boquilla del número #3 ó #4. Para las líneas del estampado usaremos una boquilla …

Galletas María

Los que tengáis una hermana menor sabréis que suelen ser muy pesadas. De pequeñas les encanta perseguirte a todas partes, meterse en todos tus asuntos y no te dejan ni respirar. Luego crecen y se hacen más listas que el hambre, se salen con la suya casi siempre y parece que los padres las consientan mil veces más de lo que hicieron contigo. Así son ellas. La mía, además de todas esas cosas, resulta que es una chica bastante maja. Por eso, cuando se pone pesadita con un tema le acabo haciendo caso, que tampoco me cuesta tanto. Y si ella me dice que quiere salir galletizada en mi Instagram y que ponga Maria in progress, pues nada, a esperar la inspiración oportuna. Ya una vez hice una María en unas galletas del día de la madre, y no hay que olvidar que galletas maría hay millones en el mundo, doradas y sin dorar. Pero si mi hermana quiere convertirse en galleta, quién soy yo para decirle que no. La inspiración llegó finalmente uniendo dos conceptos que parecían …