Mes: noviembre 2016

Valentina entre flores

Valentina es tan preciosa que cuesta creer a sus padres, que van por ahí diciendo que es un bichito. Es que tiene una carita de ángel que no hay quien resista, y cuando se junta con mi hija pequeña son capaces de sacarme lo que se propongan. Vaya, que Valentina dice flores y se las hago con todo el amor del mundo. Con sus mariposas y todo. Para hacer unas galletas como éstas necesitaremos: -Galletas muy ricas con esta receta –Icing de delineado y relleno en tonos blanco, verde y morado –Icing de delineado en color negro -Aerógrafo con pintura de color verde azulado -es opcional, pero le da un plus– –Sprinkles, por ejemplo en forma de perla -Unas mariposas impresas en papel comestible, como estas tan maravillosas de oblea que compré en Postreadicción Comenzaremos horneando nuestras galletas con forma de flores y hojas de diferentes tamaños, y les pondremos palito para luego poder presentarlas a modo de ramo. Por otro lado, prepararemos icing de colores que combinen bien entre ellos. Yo lo tuve fácil, porque me …

Trabajo en equipo

La comunidad galletera más importante de los USA, Cookie Connection, va proponiendo retos cada cierto tiempo en los que no suelo esforzarme en participar, básicamente porque estoy muy ocupada pero también porque siento que mi estilo galletero no acaba de encajar. Sólo había intentado participar una vez y eliminaron mi foto con razones poco convincentes, así que lo dejé correr. El caso es que hicieron un nuevo reto llamado You complete me, en el que había que hacer un set de galletas a medias con otra galletera de cualquier otro lugar del mundo, y juntar luego el trabajo digitalmente. Estaba yo a mis cosas cuando recibí un mensaje de NaGeRa, una estupenda galletera vasca que quería participar; tenía una idea muy mona y un chorro de ganas. Como la conocía de oídas -por una galleta maravillosa basada en un cuadro de Diego Rivera– inmediatamente le dije que sí y nos pusimos manos a la obra. La idea de NaGeRa era galletear a medias unos dibujos de hadas de Elina Ellis. Mi compañera se puso en contacto con la ilustradora para solicitar su permiso -ay …

Come what may

Dentro de mí hay una romántica empedernida, lo asumo. Aunque durante mis años de edad del pavo me encantaba mostrar lo dura que soy, ahora ya puedo reconocer que no. Me gusta que triunfe el amor hasta en las películas pastelosas, y si puede ser con happy end mejor que mejor. Me entristece que se separen las parejas, y no puedo evitar emocionarme cuando veo esos viejitos que después de una vida juntos acaban muriendo con cinco minutos de diferencia. Algunos amargos lo llamarán dependencia; para mí eso sin duda es amor. Por eso, todas las galletas que me piden por amor ya cuentan con un plus cuando me pongo a hacerlas. Porque me alegra estar presente, aunque sea a través de unas cookies, en los momentos felices de las personas a las que quiero. La vida es dura y a veces la apisonadora pasa inexorable por encima de parejas maravillosas. Así que los 10 años de casados de R. y C. me han dado doble alegría; la de que hayan llegado hasta aquí con ganas de más, …

Cómo hacer galletas con efecto piedra

El Día de Muertos o festividad de Todos los Santos es un momento óptimo para lucirnos con unas galletas con aspecto de piedra. Aunque a priori parezca complicado, conseguir este efecto es de lo más sencillo que hay si contamos con la herramienta adecuada: una esponja. Para hacer estas galletas necesitaremos: -Galletas horneadas con la forma deseada -una lápida y su base- –Icing 10 segundos en dos tonos diferentes de gris –Icing 10 segundos en color verde musgo -Un poco de fondant o pasta de goma y algún instrumento para modelarlo -Una esponja  -una esponja nueva, normal y corriente, de las baratas- Comenzaremos cubriendo las galletas con una capa fina de icing gris, mejor si empleamos al menos dos tonos para que el resultado quede más realista. Podemos emplear un icing en consistencia dura, o bien un icing 10 segundos que dejaremos secar durante unos pocos minutos antes de darle el efecto. Cuando tengamos el icing un poco seco -que si lo tocamos ya no se rellenan los huecos- será el momento perfecto para dar unos toques …