Mes: abril 2015

Galletas de primavera fáciles y resultonas

Hablaba un día con mi hermano D, ilustrador de profesión y más majo que las pesetas, y me dijo que con el tiempo había aprendido algo muy útil en su gremio: a hacer dibujos adecuados al precio que van a pagar por ellos. Dibujos de 10 euros, de 100 euros o de 500: dime cuánto vas a pagar por el trabajo y ya me encargo yo del resto. Por desgracia para mí, su talento ilustrador no se repartió de forma equitativa en la familia -de tener esa mano ya sería galletera oficial de la Casa Blanca- pero sí que he ido aprendiendo a desarrollar ideas que en un tiempo muy razonable dan unos resultados de lo más aparente, como estas galletitas que presento hoy. Se pueden hacer en unas pocas horas, son sencillísimas y a pesar de ello despiertan bastante admiración porque quedan realmente muy bonitas, ¿a que sí?. Podría catalogarlas como galletas bienqueda. En primer lugar, haremos la galleta con una forma que no nos dé mucho trabajo y la cubriremos con icing. Para trabajar más rápido, en lugar …

Galletas doradas de Pascua

Recuerdo como muy divertidos los días que pasé probándome vestidos de novia junto a mi hermana M. y mi madre. Las tiendas de novia son generalmente algo pomposas, te rodean de espejos a lo Dama de Shangai y en algunas incluso te suben a un pedestal mientras una pobre señora se agazapa ahí abajo para llenar de alfileres un dobladillo eterno. Toda una experiencia. Uno de los vestidos que me probé me fascinó absolutamente, pero la imponente tela de flores de encaje dorado me pareció un poco demasiado, como si fuera para una princesa o una boda más importante que la mía; al final me compré uno que me encantaba pero más sencillo. Cobarde de mí. Como ese vestidazo se me quedó en la retina y aún faltan más de dos años para que me lo compre -la fiesta de los 10 promete- he decidido que mientras tanto habrá de ser una galleta la elegante, dorada, imponente y digna de una boda principesca. Las cookies de Pascua o Easter son un básico de cualquier aficionado a las galletas, y como otros años ya las hice de Easter …

Glaseado o royal icing

El glaseado o glasa que cubre las galletas se conoce en la nomenclatura anglosajona como royal icing. Dado que mi formación galletera es muy spanglish, me referiré a la glasa como icing, que me gusta más. El icing es, básicamente, una mezcla de azúcar glas con agua y merengue. El uso de clara de huevo para obtener el merengue haría más complicado el manejo de la galleta por los riesgos que todos conocemos, así que desde el principio yo he usado siempre merengue en polvo, que no se estropea ni nos obliga a mantener la cadena de frío. Ingredientes: 3/4 vaso (180ml) de agua tibia 75 gramos (5 tablespoons) de merengue en polvo 1 kilo (2.2lb) de azúcar glas 100% pura caña de azúcar Con estas cantidades de icing se pueden decorar 60 galletas o más, aunque dependerá de la variedad de colores y número de consistencias que necesitemos para nuestro proyecto. Cuando falta icing a mitad de la decoración da taaaanta rabia que mi conclusión es que más vale hacer de más. Siempre se puede aprovechar para otras cookies. Instrucciones: Poner en un bol 1/2 vaso de …

Galletas de azúcar y mantequilla

Ingredientes: 225 g (1 cup) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 110 g (1 cup) de azúcar glas 1 huevo grande a temperatura ambiente 7,5 ml (1  1/2 teaspoons) de extracto puro de vainilla La ralladura de un cítrico (mi favorito es la lima) Opcionalmente, 2,5 ml (1/2 teaspoon) de extracto de otro sabor: limón, almendra… 275 g (2 1/2 cups) de harina sin blanquear 1 pellizco de sal Con estas cantidades salen unas 24 galletas medianas, de unos 8-10 cm de longitud máxima o diámetro. Instrucciones: En un bol grande pondremos la mantequilla y el azúcar. Con una batidora eléctrica a velocidad media / baja mezclaremos la mantequilla y el azúcar durante sólo unos pocos segundos. Hay que tener cuidado porque mezclar durante demasiado tiempo provocará la incorporación de aire a la masa, y la galleta no mantendrá su forma cuando la horneemos. En un bol pequeño poner la ralladura de cítrico con los extractos de vainilla y otros sabores si se desea, y dejar reposar unos minutos. Añadir la mezcla a la mantequilla y el azúcar junto con un huevo y volver a …

¡Hola!

Me llamo Clara y soy adicta a las cookies. Soy un verdadero desastre en la cocina. Me aburro mortalmente haciendo cualquier cosa. Cualquier cosa menos cookies. Hace un par de años una amiga me arrastró a un curso de 2 horas de duración -y 65 dólares del ala- en el que enseñaban a decorar galletas; fui por no hacerle un feo. La profesora era una mujer bastante insoportable, de ésas que hablan de sí mismas en tercera persona. No me importó, en realidad nada importaba ya: la semilla de la sugar cookie estaba ahí. Salí de aquella clase con un churro de galletas en un plato (son mías, no lo oculto)  pero la chispa encendida. Enseguida empecé a investigar, a bucear, era el hobby perfecto: concentración total para una actividad completamente banal. Con un lado científico, ensayo y error. Con ese toque creativo increíblemente ajustado a mi espíritu, más artesano que artista. Con el éxito asegurado gracias a mis dos preciosas hijas, que critican y devoran a partes iguales. Inmejorable, en definitiva, para una perfeccionista desatada como yo. Desde …